U.S. markets closed
  • S&P 500

    3,825.33
    +39.95 (+1.06%)
     
  • Dow Jones

    31,097.26
    +321.83 (+1.05%)
     
  • Nasdaq

    11,127.84
    +99.11 (+0.90%)
     
  • Russell 2000

    1,727.76
    +19.77 (+1.16%)
     
  • Petróleo

    108.46
    +2.70 (+2.55%)
     
  • Oro

    1,812.90
    +5.60 (+0.31%)
     
  • Plata

    19.85
    -0.50 (-2.44%)
     
  • dólar/euro

    1.0426
    -0.0057 (-0.54%)
     
  • Bono a 10 años

    2.8890
    -0.0830 (-2.79%)
     
  • dólar/libra

    1.2103
    -0.0072 (-0.59%)
     
  • yen/dólar

    135.1750
    -0.5530 (-0.41%)
     
  • BTC-USD

    19,255.87
    -168.18 (-0.87%)
     
  • CMC Crypto 200

    420.84
    +0.70 (+0.17%)
     
  • FTSE 100

    7,168.65
    -0.63 (-0.01%)
     
  • Nikkei 225

    25,935.62
    -457.42 (-1.73%)
     

Netflix no arrasa con su gran apuesta en España y solo encuentro una explicación

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·7  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Hace tiempo que Netflix comenzó a apostar por los realities. Después de apoderarse del universo de las series empezó a dar pasos de gigante en este sector televisivo con formatos de éxito como The Circle, Jugando con fuego o Love is blind, expandiendo por otros territorios con adaptaciones propias y nuevas ideas. Y entonces decidieron probar en España, donde el género reality arrasa en la televisión en abierto, mientras Amazon Prime hizo sus deberes con concursos y talents shows. Todas las ideas eran buenas, desplegando un cuidado extremo en la realización, casting y producción, desde Insiders a Amor con fianza en Netflix y Celebrity Bake Off y LOL: si te ríes pierdes en Amazon.

Pero la cosa no termina de cuajar. No como lo hacen formatos similares en la televisión en abierto. En la actualidad, la segunda temporada de Insiders lo está dejando claro sin arrasar en redes sociales, hacerse viral o siquiera aparecer en lo más visto o popular de Netflix en su primera semana, a pesar de tratarse de un reality magnífico, oscuro e inteligente. Y, sinceramente, solo encuentro una explicación.

Imagen de Insiders (cortesía de Netflix)
Imagen de Insiders (cortesía de Netflix)

La primera temporada de Insiders se estrenó en octubre de 2021, captando la atención de algunos usuarios de Netflix, apareciendo en el ranking de lo más popular de la plataforma en alguna ocasión pero sin mantenerse en el tiempo ni convertirse en un fenómeno viral. Y, para empezar, aquello ya me resultó llamativo. Por un lado porque se le había hecho mucha promoción y, segundo, porque estábamos ante un reality que recuperaba la idea de un formato estrella como Gran Hermano al colocar a varios concursantes en una misma casa. Además, la idea era magnífica al tratarse de un experimento que ironiza precisamente sobre la banalidad del género reality, sacando las caras más manipuladoras, egoístas y estrategas de sus participantes al hacerles creer que están en la casa para pasar un proceso de casting sin saber que las cámaras ya los están grabando. Para, de repente, confesarles la verdad y hacernos testigos de la transformación del ser humano televisivo. De ese que actúa diferente cuando lo están grabando, cuando hay un premio de 100.000 euros de por medio y sabe que el mundo lo está observando.

En un principio muchos creímos que el culpable podía ser el formato del estreno. El que Netflix siguiera su estrategia habitual de estrenar todos los episodios de golpe, incluida la final, restaba durabilidad a la idea. Es decir, la gente no podía comentar cada episodio con la pausa que generan los realities de la televisión en abierto como Supervivientes o La isla de las tentaciones, ni tampoco nos permitía compartir opiniones al unísono porque cada uno vio la final a su tiempo y antojo.

Con la segunda temporada aplicaron lo aprendido y solo estrenaron los tres primeros episodios, mientras el resto llegará a la plataforma de manera semanal cada jueves. Pero aun así no parece que la cosa termine de enganchar. No como merece la idea que, en esta ocasión, está llevando la manipulación aun más lejos con juegos extremos (aunque alguno de mal gusto), con infiltrados entre ellos y retorcidos juegos mentales que tienen a los concursantes divididos y confundidos en apenas unos días dentro.

Por un lado, desde el estreno el 19 de mayo, se habla poco de Insiders en Twitter. Esa plataforma que se incendia cada jueves con la emisión de Supervivientes o estallaba con cada entrega de La isla de las tentaciones (sobre todo durante las primeras temporadas), no está comentando con la misma pasión el reality de Netflix. Sí hay comentarios pero la interacción no es la misma, ni por asomo, mientras las búsquedas en Google tampoco nos muestran buenos datos. Si hacemos una búsqueda del último año podemos comprobar rápidamente el pico de búsquedas que generó el estreno de la primera temporada en octubre de 2021, bajando enseguida, y el pico mínimo de la última semana con el estreno de la segunda tanda de capítulos.

Tendencias de 'Insiders' en Google en el último año, mostrando los picos de mayores búsquedas en octubre de 2021 con el estreno de la primera temporada vs. el estreno de la segunda en mayo de 2022.
Tendencias de 'Insiders' en Google en el último año, mostrando los picos de mayores búsquedas en octubre de 2021 con el estreno de la primera temporada vs. el estreno de la segunda en mayo de 2022.

Es más, tampoco se ha colado en el ranking de lo más popular de Netflix España, ni tampoco aparece entre lo más visionado según las horas consumidas. Sino que lo más visto en España en los últimos días fue El abogado del Lincoln, Bienvenidos al Edén y hasta Entrevías, que después de arrasar en la parrilla de Telecinco aterrizó en Netflix el viernes 20 de mayo y es la tercera serie más vista de la semana. Y eso que se estrenó un día después de Insiders y muchos espectadores ya la vieron en abierto.

Esto me llevó a recordar el paso tibio que vivió Amor con fianza, el reality similar a La isla de las tentaciones que Netflix España estrenó en noviembre. Sí generó comentarios y encontró a su público, pero su paso por la conversación viral fue bastante fugaz. Mientras a Amazon Prime Video parece sucederle algo similar. Celebrity Bake Off se estrenó en diciembre, siendo un formato e idea digno de hacerle competencia a MasterChef. El casting, la idea y el desarrollo de la producción fue para quitarse el sombrero, pero la conversación también se sintió fría y distante en redes sociales. Sin embargo, como Amazon Prime Video no comparte datos de audiencia, no puedo sentenciar su éxito o lo opuesto a ciencia cierta.

No obstante, ¿cómo es posible que el reality arrase en abierto a través de Telecinco pero el público español no le de la misma oportunidad en el streaming? Si Netflix ha cambiado la estrategia de estrenar Insiders de manera semanal, y si estamos ante una de las mejores ideas del género en mucho tiempo ¿por qué no está arrasando, siguiendo la estela de La isla de las tentaciones, Gran Hermano o Supervivientes?

Primero pensé que podía deberse a que no son formatos todavía afianzados. Pero tampoco lo era La isla de las tentaciones en su estreno y enseguida encontró a su público. Y entonces llegué a la conclusión de que quizás todavía queda mucho camino por recorrer para que el reality funcione en el streaming español.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Tengo la teoría de que el televidente español asocia el reality con Telecinco. Después de todo ninguna otra cadena actualmente desarrolla el formato y los éxitos modernos han sido de la cadena de Fuencarral. Quizás el público que consume el género está tan afianzado a relacionarlo con la televisión en abierto que ni siquiera le da una oportunidad en las plataformas. Incluso, tal vez, exista un sector del público que asocie Netflix solo con cine y series y deje a un lado este tipo de propuestas.

Pero también cabe la posibilidad de que Netflix nunca termine de dar el bombazo en España con los realities. Porque si observamos el furor que se vive en Twitter con cada noche que coincide una gala de Supervivientes, Secret Story o La isla de las tentaciones, incluso de Masterchef, encontramos que al público le encanta volcar sus opiniones, criticas y comentarios en el momento de ver situaciones en directo. Somos muchos los que hemos convertido en costumbre entrar en la plataforma del pajarito durante las pausas publicitarias para ver qué dice la gente, reírnos con los memes y hacer del comentario un añadido más a la experiencia de seguir el programa. Todos los programas mencionados lideran en tendencias cada noche que hay gala.

Y quizás ahí esté el problema de Insiders y el resto de apuestas del streaming. Que, al final, el público asocia el reality y la experiencia de seguir uno de sus programas con el directo y la experiencia compartida en redes en el mismo presente, y no hay manera que Netflix ni ninguna plataforma pueda competir con semejante costumbre y tradición.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.