U.S. Markets close in 3 hrs 17 mins

‘Niña azul’ de Irán muere por ver fútbol, su gran pasión

Bloomberg News

(Bloomberg) -- A Sahar Khodayari le encantaba ver fútbol y terminó pagándolo con su vida.

En Irán, el ingreso a estadios deportivos es un delito que se castiga con cárcel para las mujeres. En lugar de enfrentar la perspectiva de meses en prisión por haberse atrevido a hacer valer un derecho tan pequeño, Khodayari se prendió fuego.

Ha habido un torrente de dolor e indignación en las redes sociales por la espeluznante muerte de esta mujer de unos 20 años que se conoce como la “niña azul”, una referencia a los colores de Esteghlal FC, el club al que iba a animar en la capital, Teherán.

Se ha compartido ampliamente en Instagram y Twitter una foto que supuestamente la muestra boca abajo en la cama de un hospital, sus heridas cubiertas con vendas de pies a cabeza como una momia. Los medios informaron que Khodayari, que no es su nombre real, aparentemente entró al partido cubierta, como lo sugiere una foto que circula en Twitter.

El incidente ha despertado nuevamente llamados en algunos sectores para poner fin a las políticas restrictivas del estado hacia las mujeres. Algunos de los jugadores de fútbol más famosos de Irán han pedido un boicot a los estadios, y la FIFA, la asociación mundial de fútbol, exigió protección para las mujeres que luchan por levantar la prohibición de ingreso al estadio.

“No era solo la ‘niña azul’. Sahar era la “niña de Irán”, donde los hombres deciden el destino de las mujeres y pueden privarlas de sus derechos humanos más básicos, y donde hay mujeres que son antimujeres y que les ayudan en esta flagrante crueldad”, tuiteó el martes la legisladora reformista Parvaneh Salahshouri. “Todos somos responsables del encarcelamiento y la autoinmolación de todas las Sahar de este país”.

Amor al fútbol

Ali Karimi, jugador de fútbol retirado, tiene 4,5 millones de seguidores en Instagram y compartió un meme ampliamente difundido de una silueta femenina, con los brazos en alto y un balón de fútbol donde quedaría su corazón. Farhad Majidi, famoso exjugador de Esteghlal (mediocampista), tuiteó una foto de un estadio vacío con la leyenda: “Sahar, querida, las gradas del estadio Azadi siempre anhelarán verte”.

Hasta ahora, el único funcionario del gobierno que ha comentado es la vicepresidenta de Asuntos para la Mujer y la Familia, Masoumeh Ebtekar, quien escribió el martes en Telegram que estaba segura de que el gobierno tomaría medidas no especificadas.

La FIFA desaprueba

La mayor parte de la indignación pública se ha dirigido a las autoridades iraníes por no enmendar una ley que podría perjudicar la posición de Irán dentro de la FIFA, la asociación global que organiza la Copa Mundial de fútbol. Cientos de usuarios de Twitter han instado a la FIFA a penalizar a Irán, y a su vez la asociación instó a las autoridades a “garantizar la libertad y seguridad de cualquier mujer que participe en esta lucha legítima para poner fin a la prohibición de su ingreso al estadio”.

La FIFA había fijado el 31 de agosto como fecha límite para que Irán permitiera el ingreso de mujeres a espacios deportivos, pero las autoridades iraníes solo han prometido que autorizarán que mujeres asistan a las eliminatorias de la Copa Mundial del 10 de octubre, informó la agencia de noticias semioficial Mehr.

Cuando el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, visitó Teherán por última vez en noviembre, asistió a un partido de la Liga de Campeones de la AFC, donde cientos de mujeres cuidadosamente seleccionadas pudieron ingresar y sentarse en una “sección familiar” especial.

Pero fue un gesto único, diseñado para aplacar al cuerpo más poderoso del fútbol, y las autoridades restablecieron la prohibición después de que él se fue. Tales gestos no son suficientes para aquellos iraníes que quieren que el clero conservador afloje su control sobre las costumbres sociales.

“¿En qué otro lugar del mundo es un crimen ver fútbol? ¿En dónde se castiga con la muerte?”, preguntó un iraní en Twitter.

Nota Original:Iran’s ‘Blue Girl’ Dies for Watching Soccer; Backlash Explodes

Para contactar a empleados de Bloomberg News sobre esta nota: Lin Noueihed en Cairo, lnoueihed@bloomberg.net

Editores responsables de la nota original: Lin Noueihed, lnoueihed@bloomberg.net, Amy Teibel

For more articles like this, please visit us at bloomberg.com

©2019 Bloomberg L.P.