U.S. markets open in 2 hours 30 minutes
  • F S&P 500

    4,620.50
    +54.25 (+1.19%)
     
  • F Dow Jones

    34,745.00
    +288.00 (+0.84%)
     
  • F Nasdaq

    16,380.00
    +229.50 (+1.42%)
     
  • RTY=F

    2,242.90
    +45.60 (+2.08%)
     
  • Petróleo

    69.17
    +2.99 (+4.52%)
     
  • Oro

    1,788.10
    +11.60 (+0.65%)
     
  • Plata

    22.92
    +0.11 (+0.48%)
     
  • EUR/USD

    1.1325
    -0.0014 (-0.12%)
     
  • Bono a 10 años

    1.4430
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    23.89
    +0.93 (+4.05%)
     
  • GBP/USD

    1.3324
    +0.0022 (+0.17%)
     
  • USD/JPY

    113.3740
    +0.1940 (+0.17%)
     
  • BTC-USD

    57,100.04
    -553.95 (-0.96%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,464.96
    +22.18 (+1.54%)
     
  • FTSE 100

    7,150.66
    +91.21 (+1.29%)
     
  • Nikkei 225

    27,935.62
    +113.86 (+0.41%)
     

¿Qué es OnlyFans? La plataforma que cambió para siempre la industria del porno

·6  min de lectura
Bella Thorne posa en el estreno de "Midnight Sun" en Los Angeles, California, en 2018. REUTERS/Mario Anzuoni
Bella Thorne posa en el estreno de "Midnight Sun" en Los Angeles, California, en 2018. REUTERS/Mario Anzuoni

La noticia de que la actriz Bella Thorne se hizo de la suma de un millón de dólares en apenas un día en la plataforma OnlyFans dejó boquiabiertas a miles de personas. Sin embargo, los gestores de este portal de contenido por suscripción que tan de moda se ha puesto sabían del potencial de su nueva propuesta.

Conocida por sus actuaciones en series de televisión desde niña, pero también por su belleza y por su entrada en el mundo del porno como directora de la cinta “Her & Him”, cuatro días después Thorne ya había llegado a los dos millones de dólares.

Pero, ¿qué es exactamente OnlyFans? Creada en Londres en 2016 esta plataforma basa su razón de ser en la publicación de contenidos variados, desde conciertos de músicos en ascenso y tutoriales ideados por chefs, hasta todo tipo de material pornográfico, tanto profesional como amateur.

Es un negocio redondo en estos tiempos de confinamiento y de escasa vida social: el productor del contenido (artista, entrenador o simplemente alguien que muestra las intimidades de su cuerpo) abre un espacio para fotos y videos, al cual irán a suscribirse sus fanáticos mediante un abono que se encuentra entre los 5 y los 20 dólares mensuales, según la celebridad. Al final del mes, el creador del contenido recibe el 80% del importe, mientras que los responsables de OnlyFans retienen el 20% restante.

Un cambio de juego importante

Lo cierto es que OnlyFans ha modificado al parecer para siempre, tanto la industria de la producción y difusión de videos, como la del sexo online.

De acuerdo con un reporte de The New York Times, fue Tim Stokely, ex propietario de la página web GlamGirls, quien tuvo la idea de construir una plataforma similar a Twitter o a Instagram, incluso con mucha más permisividad (en Instagram los contenidos sexuales son censurados), pero haciendo que los usuarios paguen una suscripción mensual.

De paso, luego de la comisión con la que se queda la empresa matriz Fenix ​​International Limited, los influencers, actores, actrices y productores de contenido en general se verían motivados a perfeccionar sus servicios y a generar videos cada vez más atractivos para subir a sus cuentas de OnlyFans, que casi siempre están conectadas con las que ya tienen en Facebook, Twitter e Instagram.

En esta nueva red de comercio de imágenes a distancia, a medida que más internautas se conectan y pagan, más obtiene quien ha generado el contenido.

Unos abonan y satisfacen sus necesidades visuales y carnales, y otros monetizan, incluso hasta niveles estratosféricos como acaba de ocurrir con Bella Thorne.

Otros ejemplos exitosos en OnlyFans

En menor medida, esto es lo que ha ocurrido con Dannii Harwood, una modelo que a veces se disfraza de enfermera o de dominatrix, y que en otras ocasiones termina desnudándose ante la cámara, pero que no se considera una prostituta ni una actriz porno. Ella tan solo actúa para miles de internautas, desde su cuenta en OnlyFans.

Harwood proviene de una familia de escasos ingresos y ha batallado mucho para labrarse su propio camino. Muy joven ya posaba en topless para The Daily Sport, Playboy y otras revistas. Luego, en 2011, trabajó para la web GlamGirls, donde conoció a Tim Stokely.

Lo demás es historia. Harwood tiene el honor de ser una de las diez modelos fundadoras de OnlyFans en 2016. Al principio, no pensó que saldría mucho de aquel negocio; de hecho, sus ganancias durante el primer mes fueron de 257 dólares.

Luego la página agregó características que permiten a los modelos crear contenido personalizado. Fue ahí que Harwood se puso inventiva, introduciendo días temáticos como Mistress Mondays y Dare Dannii Tuesday, y accediendo a interactuar con los usuarios por chat o por teléfono y escuchando sus más recónditos deseos sexuales.

“Porno gratis hay, pero los chicos no quieren pagar por eso —sostiene—. Ellos quieren tener la oportunidad de conocer a alguien que han visto en una revista o en las redes sociales. Yo soy como su novia online”.

De lo demás, esta mujer no se puede quejar. A finales de 2018 sus ingresos mensuales iban de los 29.000 a los 52.000 dólares.

Consejos de fitness... y algo más

También está Jem Wolfie, una modelo curvilínea australiana de 29 años, de “proporciones kardashianescas”, como la describe The New York Times, que supuestamente da consejos en materia de fitness, pero que no en vano ostenta la cifra de 10.000 seguidores pagando cada mes sus buenos 10 dólares. ¿Sacamos la cuenta de sus ingresos mensuales?

“Básicamente, OnlyFans es un baile go-go online”, señala Matthew Camp, un modelo de 34 años que hace mucho dinero en el submundo de los videos gays.

Sin embargo, en cuestiones de monetización, OnlyFans le ha dado a los actores y actrices porno, así como a todo aquel que guste de exhibir su cuerpo, la opción de ser su propio jefe y de no depender de realizadores y productores en una industria dominada por Pornhub, que cada vez se abarata y se precariza más. Aquí por fin han sido dueños y responsables de sí mismos.

Ahora bien, los responsables de OnlyFans insisten en que desean sacar al sitio del nicho de la pornografía y convertirlo en una plataforma para todo tipo de influencers y para variadas audiencias.

También quieren que su acceso sea posible desde una app, si bien saben que, por su material “abiertamente sexual o pornográfico”, su plataforma contraviene las restricciones de Apple.

Según ha trascendido, en mayo de 2020 esta plataforma tenía más de 24 millones de usuarios registrados y afirmaba haberles pagado 725 millones de dólares a sus 450,000 creadores de contenido.

Ahí mismo Tim Stokely aseguraba que “el sitio está recibiendo alrededor de 200,000 nuevos usuarios cada 24 horas, mientras que entre 7,000 y 8,000 nuevos creadores se unen cada día”.

También te puede interesar:

VIDEO | El porno lleva bien la cuarentena

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.