U.S. markets closed
  • S&P 500

    3,585.62
    -54.85 (-1.51%)
     
  • Dow Jones

    28,725.51
    -500.10 (-1.71%)
     
  • Nasdaq

    10,575.62
    -161.89 (-1.51%)
     
  • Russell 2000

    1,664.72
    -10.21 (-0.61%)
     
  • Petróleo

    79.74
    -1.49 (-1.83%)
     
  • Oro

    1,668.30
    -0.30 (-0.02%)
     
  • Plata

    19.01
    +0.30 (+1.62%)
     
  • dólar/euro

    0.9801
    -0.0018 (-0.19%)
     
  • Bono a 10 años

    3.8040
    +0.0570 (+1.52%)
     
  • dólar/libra

    1.1166
    +0.0043 (+0.38%)
     
  • yen/dólar

    144.7200
    +0.2770 (+0.19%)
     
  • BTC-USD

    19,148.22
    -184.56 (-0.95%)
     
  • CMC Crypto 200

    443.49
    +0.06 (+0.01%)
     
  • FTSE 100

    6,893.81
    +12.22 (+0.18%)
     
  • Nikkei 225

    25,937.21
    -484.84 (-1.83%)
     

"Parece una película de terror": desde la planta láctea bloqueada por gremialistas reclaman que la Justicia actúe

·3  min de lectura

Integrantes de la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (ATILRA) siguen bloqueando la planta de Lácteos Vidal en reclamo de la recategorización de 14 empleados que, según sus dueños, cuentan hace dos años con la categoría correspondiente.

Alejandra Bada Blanco, dueña de la firma, denunció "aprietes" a sus empleados y le solicitó a la Justicia que actúe para detener las amenazas de los gremialistas a sus trabajadores, quienes concurren normalmente a la empresa para llevar adelante sus tareas. "Es como una película de terror", expresó este jueves en declaraciones radiales.

"Es como una película de terror. Quiero que nos dejen trabajar tranquilos, que piensen en los empleados y en sus familias que necesitan el pan cada día", dijo Bada Blanco sobre el conflicto que ya lleva más de una semana en la planta de la empresa de Moctezuma, en el centro-oeste de la provincia de Buenos Aires y se extendió a las instalaciones de la compañía ubicadas en Villa Devoto, en capital federal.

La dueña de la empresa láctea bloqueada denuncia aprietes

Lácteos Vidal es una planta de Moctezuma, un pueblo en el partido bonaerense de Carlos Casares, que actualmente está bloqueada por el sindicato Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (Atilra), quienes no dejan ingresar a los empleados y ponen en riesgo su continuidad.

Según la actual presidenta de la planta, la firma está "sufriendo un piquete por parte del gremio conducido por Gastón Moreno que por un objetivo personal está arruinando fuentes de trabajo".

Este miércoles, Bada Blanco viralizó un video donde se puede ver como un representante de Atilra, vestido con indumentaria del gremio, amenaza e intenta impedir que uno de los trabajadores ingrese a la fábrica en su horario de trabajo normal. "Ese video lo filmé yo, porque ayer cuando llegué acá a la madrugada veo como una patota comienza a correr por la calle y van a apretar a los muchachos", relató.

De esta manera, no solo 47 puestos laborales están en riesgo sino también la provición de materias primas y servicios que requiere la empresa láctea para su producción diaria. Son casi 600 litros de leche que se producen cada día y se debieron descartar unos 20 tambos de leche cruda, que fueron derivados para no tener que desecharlos.

La CGT colapsó el centro en reclamo de paritarias y un bono

Las masiva marcha de la CGT y movimientos sociales de este miércoles, fue una demostración de fuerza para el gobierno del presidente Alberto Fernández, al que le reclamaron palabras más palabras menos una recomposición salarial y, entre líneas, que el ajuste que empieza a ponerse en marcha no afecte el ya deteriorado poder adquisitivo de los trabajadores sindicalizados que coparon el centro porteño.

Los referentes de las centrales sindicales hicieron un esfuerzo discursivo y gestual para que la marcha del Obelisco al Congreso no fuera leída como una protesta "contra el Gobierno" sino contra "los formadores de precios" y los "especuladores", a quienes le atribuyeron una responsabilidad sobre la escalada inflacionaria que no le cargaron a la gestión de Fernández.

Este miércoles, mientras la CGT marchaba hacia el Congreso y movimientos de izquierda hacían lo propio hacia Plaza de Mayo, también se registraron algunas amenazas por parte de sindicalistas que impedían la libre circulación de los trabajadores hacia sus lugares de trabajo.