U.S. Markets open in 5 hrs 47 mins

Peleas y esperas de 12 horas por conseguir una hamburguesa

Ivette Leyva
·4  min de lectura
Clientes esperan en fila para entrar al restaurante In-N-Out Burger en Colorado Springs, Colorado, el viernes 20 de octubre (Christian Murdock/The Gazette via AP)
Clientes esperan en fila para entrar al restaurante In-N-Out Burger en Colorado Springs, Colorado, el viernes 20 de octubre (Christian Murdock/The Gazette via AP)

La apertura de dos sucursales de la cadena de hamburguesas In-N-Out en Colorado, Estados Unidos, provocó un caos en el tráfico y disputa de los hambrientos comensales agotados por la espera de hasta 12 horas.

In-N-Out es una cadena de restaurantes de comida rápida originaria de California y que solo tiene ubicaciones en otros cinco estados: Nevada, Arizona, Utah, Texas y Oregon. Fue fundada hace 70 años y es una hamburguesería de culto en Estados Unidos, como ha quedado demostrado en Colorado. Por eso, las aperturas de locales en nuevos estados suelen convertirse en todo un acontecimiento.

Además, los estudios de satisfacción del cliente respaldan la “locura” que desatan las hamburguesa de In-N-Out. Se trata de la cadena mejor valorada del país, según una encuesta de Market Force Information, una compañía dedicada a gestionar la experiencia del cliente.

Una locura desde la apertura por conseguir una hamburguesa

Los restaurantes en Aurora y Colorado Springs abrieron el viernes con servicio de autoservicio y comida para llevar, ya que debido al coronavirus está cerrada el área de mesas en el interior de los establecimientos.

Los In-N-Out están abiertos de 10 a.m. a 1 a.m., y hasta la 1:30 a.m. los viernes y sábados. La ubicación de Aurora solo ofrecerá servicio de drive-thru después de las 10 p.m. siguiendo las ordenanzas locales por la pandemia, según medios de prensa locales.

Alrededor de las 2 p.m. hora local del viernes, la policía de Aurora tuiteó que la espera había aumentado a 12 horas.

"Lo más probable es que cierren antes de que usted llegue a la ventanilla", advirtió el departamento. Es una verdadera ironía con el nombre del restaurante, que quiere decir más o menos “entrando y saliendo con rapidez”.

Nada de esto sirvió para disuadir a los hambrientos y ansiosos comensales. La fila de espera fue inmensa.

“Es difícil de estimar. Lo que sabemos es que la línea rodeó el centro comercial dos veces, y había algunas copias de seguridad en las carreteras cercanas”, dijo el Departamento de Policía de Aurora en otro tuit. "En este momento, estimamos que la línea tiene una longitud de 1,5 a 2 millas".

En otro tuit el viernes por la tarde, las autoridades advirtieron que aquellos que en ese momento fueran a salir a una de las ubicaciones de In-N-Out no llegarían a tiempo antes del cierre.

El gerente del restaurante In-N-Out Burger, Saul Arreola, le da la mano al primer cliente del restaurante de Colorado Springs, Ken Vizzini, mientras toma su pedido en el servicio de autoservicio el viernes 20 de noviembre de 2020, en Colorado Springs, Colorado. Vizzini durmió en su auto para ser el primero en la fila.(Christian Murdock/The Gazette via AP)
El gerente del restaurante In-N-Out Burger, Saul Arreola, le da la mano al primer cliente del restaurante de Colorado Springs, Ken Vizzini, mientras toma su pedido en el servicio de autoservicio el viernes 20 de noviembre de 2020, en Colorado Springs, Colorado. Vizzini durmió en su auto para ser el primero en la fila.(Christian Murdock/The Gazette via AP)

“La hamburguesa IN-n-Out tiene ahora en UNA ESPERA DE DOCE HORAS. Repito DOCE HORAS”, tuiteó el departamento.

“El tráfico todavía se ve afectado significativamente en el área que rodea el centro comercial. Lo más probable es que se cierren antes de que llegue a la ventanilla. Mientras tanto, muchos otros restaurantes locales no tienen una línea de espera", aconsejó. El departamento incluso trató de alentar a la gente a ir a otros restaurantes del área. Fue en vano.

Desde luego, el caos tuvo otras consecuencias. Un video tomado en la escena muestra a un grupo de personas dándose golpes, incluido un hombre que parece llevar solo ropa interior, hasta que otros clientes los separaron.

Justo después de las 4:30 p.m la policía de Aurora dijo que el último automóvil que sería atendido ese día ya había sido identificado. Los pasajeros tendrían que esperar hasta las 2 am por sus hamburguesas y papas fritas.

Gracias al éxito (y al caos) en Colorado, la cadena planea abrir otros establecimientos allí, según reportó Business Insider.

También te puede interesar:

VIDEO | McDonald's lanzará hamburguesas 'McPlant' el próximo año