U.S. Markets closed

Pemex, enfocada en producción e inversión tras reducir pérdidas en 2018

Fotografía de una plataforma petrolera de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) ubicada frente a las playas de Ciudad de Carmen (México). EFE/Archivo

México, 27 feb (EFE).- Pese a la nada desdeñable reducción de pérdidas del 47,1 % en 2018, Petróleos Mexicanos (Pemex) destacó este miércoles que su apuesta a futuro se centra en la inversión y la producción, a fin de cumplir el plan del presidente Andrés Manuel López Obrador para revivir a la empresa estatal.

"2019 marca un parteaguas en el resultado y prácticas de los últimos años. Por primera vez, la empresa ha podido incrementar en casi 40 % el presupuesto para inversiones para este año", dijo a inversionistas el director Corporativo de Finanzas, Alberto Velázquez.

En la presentación del informe financiero de 2018, el directivo destacó cambios en la manera "de integrar" el presupuesto, y detalló positivamente la inyección de capital impulsada por el nuevo presidente.

Pemex reportó un aumento en los ingresos de 20,2 % en 2018 hasta los 85.345 millones de dólares, gracias a la recuperación de los precios de los hidrocarburos y a la estabilidad del volumen vendido.

Asimismo, la estatal registró un beneficio bruto 118,4 % mayor al del año anterior y un aumento del rendimiento antes de impuestos y derechos (ebitda) de 480,4 % respecto a 2017, y se situó en 15.370 millones de dólares.

Pero buena parte de estos sobresalientes datos se debieron a un cambió en la metodología de cálculos y a una reversa en el deterioro de activos, que se hace acorde a normas internacionales.

Si el año pasado el deterioro de activos era de más de 150.000 millones de pesos (unos 7.820 millones de dólares), este año se aplicó una reversa del deterioro -una corrección positiva de su valor- por 47.000 millones de pesos (unos 2.450 millones de dólares).

Este factor influyó positivamente en muchos rubros financieros.

No obstante, la estatal continuó con pérdidas de 7.551 millones de dólares, aunque las redujo en un 47,1 % interanual.

"El monto de la carga fiscal junto con el costo financiero provocan que a pesar de que tengamos un ebitda positivo" continuemos con pérdidas, aunque estas se reducen "prácticamente a la mitad", indicó.

Asimismo, calificó de "histórica" la deuda acumulada por Pemex, que en 2018 ascendió a 105.792 millones de dólares, superior en un 2,2 % a la registrada a finales de 2017.

En consonancia con el discurso del presidente de México y líder de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), el directivo de Pemex aseguró que la nueva Administración está empeñada en aumentar a mediano plazo la producción.

En 2018 se quedó en 1,83 millones de barriles diarios, lejos de la proyección de 1,95 millones de barriles. Para 2019, el promedio caería todavía más hasta los 1,77 millones de barriles diarios.

No obstante, se busca recuperar la producción en años subsiguientes y, como prueba del cambio de dirección, en 2019 se desarrollarán 20 nuevos campos petrolíferos.

Un hecho en parte posible al agilizar trámites burocráticos y también por una reducción de los gastos operativos y por el apoyo del Gobierno federal.

A mediados de febrero, el líder izquierdista anunció una serie de medidas extraordinarias de apoyo a la estatal, que sumadas al ahorro esperado por el combate al robo de combustible, representan un beneficio previsto de 107.000 millones de pesos (unos 5.580 millones de dólares) este año.

Estas medidas no han sido del todo bien vistas por analistas e instituciones financieras.

Por ejemplo, el BBVA Bancomer, la mayor entidad financiera de México, consideró recientemente que las medidas eran insuficientes e instó a reforzar el consejo corporativo.

Este programa también implica para Pemex mejorar la comercialización del hidrocarburo y, con recursos federales, el inicio de la construcción de la refinería de Dos Bocas, en el sureño estado de Tabasco.

Con una declaración muy política, Velázquez concluyó alabando todas estas medidas que buscan dar un giro de 180 grados en el devenir de la empresa: "No estamos soslayando, estamos enfrentando estos problemas y estamos trabajando para solucionarlos. Esta es la gran diferencia. Pero Roma no se construyó en un día", apuntó.

Fotografía de una plataforma petrolera de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) ubicada frente a las playas de Ciudad de Carmen (México). EFE/Archivo