U.S. markets closed
  • S&P 500

    3,911.74
    +116.01 (+3.06%)
     
  • Dow Jones

    31,500.68
    +823.32 (+2.68%)
     
  • Nasdaq

    11,607.62
    +375.43 (+3.34%)
     
  • Russell 2000

    1,765.74
    +54.06 (+3.16%)
     
  • Petróleo

    107.06
    +2.79 (+2.68%)
     
  • Oro

    1,828.10
    -1.70 (-0.09%)
     
  • Plata

    21.13
    +0.09 (+0.42%)
     
  • dólar/euro

    1.0559
    +0.0034 (+0.33%)
     
  • Bono a 10 años

    3.1250
    +0.0570 (+1.86%)
     
  • dólar/libra

    1.2270
    +0.0009 (+0.07%)
     
  • yen/dólar

    135.2100
    +0.2770 (+0.21%)
     
  • BTC-USD

    21,363.91
    +121.74 (+0.57%)
     
  • CMC Crypto 200

    462.12
    +8.22 (+1.81%)
     
  • FTSE 100

    7,208.81
    +188.36 (+2.68%)
     
  • Nikkei 225

    26,491.97
    +320.72 (+1.23%)
     

Caster Semenya hasta se ofreció a enseñar sus genitales a oficiales para probar que era mujer

·3  min de lectura
La atleta sudafricana Caster Semenya, siempre en el ojo de la tormenta
La atleta sudafricana Caster Semenya, siempre en el ojo de la tormenta

La atleta sudafricana y doble campeona olímpica Caster Semenya, que durante años debió soportar ironías, frases ácidas y críticas por su aspecto varonil (su organismo generaba tres veces más de testosterona que lo normal), confesó que alguna vez propuso enseñarle su vagina a los oficiales de la pista de carreras cuando tenía 18 años para demostrar su sexo.

Semenya, que ahora tiene 31 años, irrumpió en la escena del atletismo internacional en 2009 al ganar el título mundial de los 800 metros femeninos por un margen asombroso, horas después de que el organismo rector del deporte comunicara que debía someterse a pruebas de verificación de género.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver este contenido si te aparece no disponible debido a tus preferencias de privacidad

"Pensaron que tenía un pene, probablemente", dijo Semenya en una entrevista realizada con HBO Real Sports. "Les dije: 'Está bien. Soy mujer, no me importa. Si quieren ver que soy una mujer, les mostraré mi vagina. ¿De acuerdo?'", relató la deportista nacida en Ga-Masehlong, Sudáfrica.

En su momento, las pruebas de género realizadas a Semenya demostraron que la corredora no tenía útero ni ovarios, pero sí testículos internos, los órganos sexuales masculinos que producen testosterona, y que sus niveles de esta hormona eran tres veces superiores a los de una “mujer normal”, recuerda la agencia Reuters.

Caster Semenya, atleta de pista sudafricana, no pudo competir en los Juegos Olímpicos de 2020 tras negarse a tomar fármacos supresores de testosterona.
Caster Semenya, atleta de pista sudafricana, no pudo competir en los Juegos Olímpicos de 2020 tras negarse a tomar fármacos supresores de testosterona. (Geoffroy Van Der Hasselt/Agence France-Presse/)

Semenya padece una enfermedad conocida como hiperandrogenismo, que se caracteriza por niveles más altos de lo habitual de testosterona, una hormona que aumenta la masa y la fuerza muscular y la capacidad del cuerpo para utilizar el oxígeno. Semenya tomó medicación después de que en 2011 la Asociación Mundial de Atletismo -entonces Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo- dictaminara por primera vez que todas las atletas con ese trastorno debían reducir médicamente sus niveles de testosterona.

"Me enfermó, me hizo subir de peso, tenía ataques de pánico, no sabía si iba a tener un ataque al corazón", relató Semenya en HBO Real Sports. Y añadió, angustiada: "Es como apuñalarse con un cuchillo todos los días. Sin embargo, no tenía otra opción (...) Pensé: 'Tengo 18 años, quiero correr, quiero llegar a los Juegos Olímpicos, es la única opción para mí'".

Caster Semenya
La pesadilla que vivió la atleta Caster Semenya para competir: de “mostrar la vagina” a temer un “ataque al corazón”.

En 2020, Semenya perdió un recurso ante el Tribunal Federal Suizo para anular una sentencia del Tribunal de Arbitraje de 2019 que establecía que las atletas con altos niveles naturales de testosterona debían tomar medicamentos para reducirlos. Acudió al tribunal después de que el TAS dictaminara que las regulaciones eran necesarias para los atletas con DSD en carreras que van desde los 400 metros a la milla para garantizar una competencia justa.

Caster Semenya vivió un infierno durante el período en el que intentó seguir compitiendo y hoy tiene la fuerza para contar, apenas, algunos de los severos momentos por los que atravesó.

VIDEO: Kerr explota tras el tiroteo: "¿Cuándo vamos a hacer algo?"

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.