U.S. Markets closed

Pese a la devaluación, el consumo en los supermercados creció 0,7% en junio

Alfredo Sainz

Promociones más agresivas, "efecto Mundial" y un sábado más que en el mismo mes del año pasado explican el sorpresivo aumento, según la consultora Scentia

El impacto de la devaluación todavía no llegó a las góndolas de los supermercados . De acuerdo con un estudio privado, en junio último las ventas en el canal self service -que reúne a las cadenas de supermercados y los autoservicios independientes, incluyendo los chinos- registraron una sorpresiva suba del 0,7 por ciento en unidades frente al mismo mes de 2017.

Los datos corresponden al relevamiento que hace mensualmente la consultora Scentia, que da cuenta para la primera mitad del año de un incremento acumulado del 0,4 por ciento en las ventas.

La buena performance de junio se explica básicamente por la acción de los grandes supermercados, que en promedio registraron un alza del 2,3 por ciento en volumen frente a la caída del 1,1 por ciento que sufrieron los llamados autoservicios independientes.

A la hora de explicar los datos de junio -que desafían a la mayoría de las interpretaciones y proyecciones que daban cuenta de una baja para este mes-, en Scentia destacan una combinación de factores.

-El primero es que junio de 2018 tuvo un sábado más que el mismo mes del año pasado (el sábado es el día de mejores ventas en la mayoría de las cadenas).

-También podría haber jugado a favor un "efecto Mundial", que habría tenido un impacto positivo en las ventas de la categoría bebidas. De hecho, las bebidas con alcohol fueron las que registraron en junio último una mayor suba en las ventas, con un alza del 9,5 por ciento.

A estos factores se suman otros propios de la dinámica comercial de los supermercados. "En junio vimos una mayor agresividad en las promociones de las cadenas de supermercados, lo que se tradujo en una mayor cantidad de transacciones en las grandes superficies y un ticket promedio un 6 por ciento más alto en unidades", destacó Osvaldo del Río, director de Scentia.

Traslado a precios

Del Río también precisó que las grandes cadenas de supermercados se pueden haber visto beneficiadas por un menor traslado a precios de los aumentos que disparó la suba del dólar. "Hubo una mayor aceleración de los precios en el canal autoservicios, generando un gap a favor de las cadenas, que estaría comenzando a cambiar la percepción del shopper", explicaron en Scentia.

La leve recuperación de junio representa cierto alivio para el sector, que venía muy golpeado por las caídas de abril (-2,2 por ciento) y mayo (-1,7 por ciento), después de un inicio de año que había sido muy auspicioso (los primeros tres meses mostraron números positivos y en marzo el alza había llegado al 4,8 por ciento).

Scentia también mide la evolución de los precios en los supermercados. De acuerdo con su relevamiento, en junio se produjo el mayor salto del año, con un incremento promedio del 3,9 por ciento. De esta manera, la inflación en las góndolas acumulada en los primeros seis meses del año llegó al 13,7 por ciento.

Farináceos, con subas

Por rubro, alimentos secos fue, por lejos, la categoría más castigada con los aumentos, con una suba que en el semestre se ubicó en 22,7 por ciento. En este caso, los incrementos fueron impulsados por el desempeño de los farináceos. Bastante más atrás se ubicaron los alimentos perecederos -con un alza del 15,2 por ciento entre enero y junio- y las bebidas sin alcohol (13,8 por ciento). Por su parte, los menores aumentos del año se registraron en higiene y cosmética (8,3 por ciento) y en bebidas con alcohol (9,1 por ciento).

Sin crisis en las góndolas

0,4% - Acumulado: Fue el crecimiento interanual durante el primer semestre9,5% - Bebidas alcohólicas: Fue el rubro que más creció durante junio pasado6% - Más ventas: Es lo que subió el ticket promedio medido en unidades