Anuncios
U.S. markets open in 6 hours 8 minutes
  • F S&P 500

    5,682.25
    -0.75 (-0.01%)
     
  • F Dow Jones

    40,511.00
    -3.00 (-0.01%)
     
  • F Nasdaq

    20,578.50
    -5.25 (-0.03%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,211.30
    +3.70 (+0.17%)
     
  • Petróleo

    81.26
    -0.65 (-0.79%)
     
  • Oro

    2,438.40
    +9.50 (+0.39%)
     
  • Plata

    31.01
    +0.07 (+0.24%)
     
  • dólar/euro

    1.0899
    -0.0001 (-0.01%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2290
    +0.0400 (+0.95%)
     
  • Volatilidad

    13.12
    0.00 (0.00%)
     
  • dólar/libra

    1.2963
    -0.0002 (-0.02%)
     
  • yen/dólar

    158.4370
    +0.3380 (+0.21%)
     
  • Bitcoin USD

    63,125.21
    +213.26 (+0.34%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,315.95
    -25.01 (-1.87%)
     
  • FTSE 100

    8,144.92
    -38.04 (-0.46%)
     
  • Nikkei 225

    41,275.08
    +84.40 (+0.20%)
     

El plan de esta tabacalera para un futuro libre de humo

La industria tabacalera se encuentra en una reconversión de sus negocios. Así lo aseguran desde Massalin Particulares, la afiliada local de Philip Morris International (PMI), una de las líderes globales del sector, que apunta a una estrategia de "reducción de daño del tabaco" y apuesta al desarrollo de dispositivos electrónicos libres de humo, en los que lleva invertidos más de US$ 10.700 millones. "Mientras que los cigarrillos se mantienen como la parte más extensa del negocio de PMI en la mayoría de los países, eso está cambiando rápidamente", aseguran desde la compañía. Así, los productos libre de humo representaron casi el 35% de los ingresos de la firma en el primer trimestre de 2023 y la acercan a su objetivo de llegar al 50% para 2025. "Con los marcos regulatorios apropiados, el diálogo y el apoyo de la sociedad civil, las ventas de los cigarrillos pueden acabar dentro de 10 a 15 años en muchos países", vaticinan.

Hoy, hay 1.000 millones de fumadores de cigarrillos en el mundo, de los cuales mueren al año 8 millones. Y se calcula que 87 millones de personas utilizan algún tipo de dispositivo electrónico para reducir el daño que causa el tabaco. En este sentido fueron varios los testimonios de diferentes países en The E-Cigarette Summit, realizado en Washington DC, sobre el efecto que causan estos dispositivos. Así, si bien el consenso general es que por supuesto lo mejor para la salud es nunca fumar o, en el caso de hacerlo, dejarlo lo antes posible, pueden ser un camino. 

Por caso, Sonia Johnson, directora General de Tobacco Control Directorate Health Canada, aseguró: "Aunque los productos de vaping son relativamente nuevos y la investigación sobre sus efectos a largo plazo está en curso, los investigadores ya han establecido que cambiar completamente a la nicotina vaping es menos perjudicial que seguir fumando".

Massalin PMI
IQOS es un dispositivo desarrollado por PMI que calienta tabaco en lugar de quemarlo. Tiene más de 25 millones de usuarios.

Dentro de la categoría de "productos libres de humo" hay varios tipos, como los cigarrillos electrónicos, los dispositivos de tabaco calentado y los pouches (una especie de bolsas de tabaco y nicotina, muy consumidos en los países nórdicos). La explicación de PMI respecto a esta tecnología es que estas alternativas no queman el tabaco y, por lo tanto, no producen humo, sino que calientan una sustancia (tabaco o una solución líquida de nicotina) para crear un aerosol o vapor. Y este aerosol, a diferencia del humo, no incluye partículas sólidas y cuenta con menor cantidad y niveles promedio de sustancias químicas dañinas en comparación con el humo del cigarrillo. Esto no significa, igualmente, que estén libres de riesgo. De hecho, siguen liberando nicotina, aunque desde PMI aclaran que "aunque adictiva, no es la principal causa de las enfermedades relacionadas al tabaquismo".

PUBLICIDAD

Así, la estrategia de PMI apunta a darles mejores alternativas a los adultos que, de otro modo, seguirían fumando. Dentro de ellas, IQOS es la plataforma más desarrollada: es un dispositivo que calienta tabaco en lugar de quemarlo, lanzado por primera vez en 2014 en Japón e Italia. A fines de marzo de 2023, PMI estimaba unos 25,8 millones de usuarios de IQOS, de los cuales 72% dejaron de fumar cigarrillos para pasar a utilizar solamente el dispositivo. Tiene tres componentes principales: una unidad de tabaco, un soporte y un cargador. La unidad de tabaco es un producto diseñado específicamente para su uso en el soporte, no puede utilizarse de otra manera, y contiene un tabaco especialmente procesado, diseñado para calentarse sin quemarlo.

Qué pasa en Argentina

A fines de marzo, los productos libres de humo de PMI estaban disponibles en 78 mercados -y se espera que el IQOS, su producto insignia, esté en 100 mercados en 2025. De hecho, tanto los cigarrillos electrónicos como los sistemas para calentar tabaco han sido aceptados por reguladores de países como Japón, Italia, Suecia e Inglaterra, entre otros. Pero no corrieron con la misma suerte en la Argentina.

Así, el 27 de marzo pasado el Ministerio de Salud publicó en el Boletín Oficial la Resolución 565/2023 que prohíbe la comercialización de los productos de tabaco calentado, entre los que se incluye, por ejemplo, el IQOS de PMI. Según la compañía, la resolución recurre a "inexactitudes" respecto a referencias científicas utilizadas, ignorando que algunos productos de tabaco recalentado, como el IQOS, han sido autorizados en Estados Unidos. "La decisión es errónea. Coarta la posibilidad de 7 millones de fumadores argentinos de tener una alternativa para dejar el cigarrillo. Estamos dispuestos a brindar toda la información que necesiten para que esto pueda revertirse", dice Andrea Costantini, médica y directora de Relacionamiento Científico de PMI.

Massalin PMI
PMI asegura que el 35% de sus ingresos ya provienen de productos "libres de humo". El objetivo es llegar a 50% para 2025.

Según la compañía, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) autorizó dos veces la comercialización de IQOS. En abril de 2019, confirmó que es apropiado para la protección de la salud pública y lo autorizó para la venta. Luego, en julio de 2020, autorizó que se comercialice como un producto de riesgo modificado considerándolo adecuado para promover la salud pública. En Japón, uno de los mercados donde más se usa el tabaco calentado, un estudio de Frost & Sullivan demuestra que la disponibilidad de estos productos no ha tenido un impacto significativo en el uso de tabaco por parte de personas que nunca han fumado.

En el mismo sentido se expresaron Asovape, una asociación que nuclea a quienes practican vapeo en el país, y el cirujano Diego Verrastro, de la RelDat (Red Latinoamericana por la reducción de daños asociados al tabaquismo), quien añade: "Prohibir es un error ya que aumenta la venta de cigarrillos convencionales. En varios países como Estados Unidos, Chile o Paraguay los dispositivos están en vías de regularse y en otros lugares ya se aceptaron. Está comprobado científicamente que estos aparatos son un 95% menos dañinos que el cigarrillo tradicional".

Como consecuencia, Massalin le puso freno a un proyecto de inversión de US$ 300 millones que tenía planificado en la Argentina para reconvertir su negocio, en el cual iba a readaptar su fábrica de Merlo para producir las unidades que alimentan el IQOS, además de exportar. El cambio de negocio no afectaría a los productores de tabaco, aseguran desde la compañía, porque es PMI quien, luego de comprar el tabaco, aplica la tecnología para que pueda utilizarse en los dispositivos de calentamiento. De hecho, destacan, la variedad de tabaco que se cultiva en el país es una de las que puede usarse para este tipo de productos -y Argentina, además de ser el 8° productor mundial de tabaco del mundo, es top 5 de mercados para PMI.