U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,070.56
    +10.13 (+0.25%)
     
  • Dow Jones

    33,978.08
    +28.68 (+0.08%)
     
  • Nasdaq

    11,621.71
    +109.31 (+0.95%)
     
  • Russell 2000

    1,911.46
    +8.40 (+0.44%)
     
  • Petróleo

    79.38
    -1.63 (-2.01%)
     
  • Oro

    1,943.90
    -2.80 (-0.14%)
     
  • Plata

    23.73
    -0.30 (-1.23%)
     
  • dólar/euro

    1.0871
    -0.0021 (-0.20%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5180
    +0.0250 (+0.72%)
     
  • dólar/libra

    1.2399
    -0.0008 (-0.06%)
     
  • yen/dólar

    129.8000
    -0.3530 (-0.27%)
     
  • BTC-USD

    23,886.24
    +842.57 (+3.66%)
     
  • CMC Crypto 200

    526.66
    +9.65 (+1.87%)
     
  • FTSE 100

    7,765.15
    +4.04 (+0.05%)
     
  • Nikkei 225

    27,382.56
    +19.76 (+0.07%)
     

Con el fin de la "plata dulce", crece otra forma de financiar un proyecto: cuáles son las ventajas del Bootstrapping

Lejos quedó la era en que el capital de los fondos fluía como agua de manantial y derramaba sobre proyectos que ofrecían una idea atractiva y una promesa de crecimiento sin probar su rentabilidad.

La sequía se hizo sentir en el primer semestre: el total de inversiones en la región fue de u$s5.000 millones, cifra que marca una caída del casi el 25% respecto de la primera mitad de 2021. Este cambio de paradigma impulsado por la inflación global, suba de tasas de la Reserva Federal y los efectos de la invasión de Rusia a Ucrania, complicó aún más a las startups a la hora de conseguir fondeo.

Así, un modelo que solía verse con cierto desdén, comenzó a tomar nuevos bríos: el Bootstrapping, o la posibilidad de desarrollar un negocio con recursos propios.

Bootstrapping: cuáles son sus ventajas

Esteban Cervi, emprendedor digital, psicólogo y fundador de Neolo y Pulsión Digital, señala a iProUP que el Bootstrapping es muy relevante. Sobre todo en Latinoamérica, donde casi la totalidad de los proyectos son autofinanciados, ya que la banca de inversión para emprendedores es casi inexistente.

"Los créditos personales tienen tasas nefastas y muy perjudiciales para los emprendimientos que recién arrancan. Terminan matando el negocio porque son imposibles de sostener", asegura.

Para Cervi, una de las principales ventajas es que las empresas que arrancan bootstrappeando son mucho más concientes de la caja, entonces cuidan más lo que gastan. Estas firmas están mentalmente preparadas para ser eficientes y eficaces con la gestión de sus recursos.

Cervi y Lucas Lopatin, fundador de Indie Build y UV, impulsan Bootstrappeados.com, una comunidad con 834 miembros activos con negocios financiados con fondos propios.

"Antes, sobre una firma que hacía Bootstrapping se decía: 'Pobre, no pudo levantar capital'. Prefiero quedarme con el 100% de mi compañía y crecer, porque le encontré la vuelta a mí modelo de negocio, que brillar solo porque tengo unos cuantos millones inyectados", señala a iProUP Vanessa Taiah, socia fundadora de MindHub.

Y añade: "Nosotros crecemos un 300% anual y generamos impacto en la gente, pero no hacemos grandes fiestas de fin de año porque somos una startup que hace Bootstrapping". En diálogo con iProUP, Pablo Baldomá Jones, cofundador y Chief Business Officer de Celerative, enumera otras ventajas fundamentales de este esquema:

  • "Libertad y flexibilidad: no levantar capital inicial o en rondas subsiguientes libera a los fundadores, quienes no deben explicar cambios, o validaciones a los fondos, sino al mercado y sus clientes"

  • "Foco en el producto y servicio: la compañía puede recibir ingresos de clientes o inversores, sin puede distraerse sobre lo que los usuarios finales necesitan"

  • "Flujo de caja mata valuación: ahora que se cuestiona el modelo de crecer a toda costa (blitzcaling), tener un flujo de caja rápido es de gran ventaja para potenciales adquisiciones o inversiones"

  • "Validación y rapidez: el modelo fomenta la iteración de productos, procesos y servicios en ciclos más cortos, básicamente por necesidad"

  • "Evitar la sobrecontratación: cuando las compañías reciben capital se les pide esencialmente growth (crecimiento) y para eso muchas compañías salen a contratar rápidamente"

"Si bien es una práctica que usan los emprendedores ni bien comienzan a desarrollar su negocio, hay muchas compañías que deciden continuar con el Bootstrapping", revela a iProUP María Julia Bearzi, directora ejecutiva de Endeavor.

Etermax, la firma argentina detrás de Preguntados, es una de las empresas locales que creció en base a financiamiento propio
Etermax, la firma argentina detrás de Preguntados, es una de las empresas locales que creció en base a financiamiento propio

Etermax, la firma argentina detrás de Preguntados, es una de las empresas locales que creció en base a financiamiento propio

"Tal es el caso de Etermax (creador de Preguntados), que nunca levantó fondeo y tiene más de 10 años, o 123Seguros, Geopagos y Coderhouse, que crecieron sin inversión externa hasta este año", ejemplifica.

Bootstrapping: cuáles son sus desventajas

Para Cervi, una de las principales contras es que, al no haber socios inversores, la velocidad de crecimiento, desarrollo, adquisición de clientes y estrategia de salida al mercado puede ser más lenta.

Baldomá Jones, por su parte, agrega otras variables que pueden jugar en contra:

  • "Finanzas: a veces cuando el negocio va mal, y al no tener respaldo de inversores, las empresas se ven obligadas a ajustar el equipo de trabajo o proveedores"

  • "Menos exposición: 'lo que vende' más es la historia de un founder que levantó millones y convirtió la empresa en unicornio. Hay muchas más firmas en la región que crearon valor con su capital intelectual como única inversión inicial y triunfaron sin replicar modelos"

Si bien el Bootstrapping suele estar vinculado a la falta de acceso al fondeo, Bearzi aclara que, en general, es una práctica más ligada con la estrategia de la empresa y las creencias de sus fundadores.

"Los emprendedores suelen optar por esta modalidad o darse el lujo de invertir en su propia empresa porque tienen ahorros, familiares y amigos que pueden apostar por el proyecto, su empresa es rentable desde el comienzo o pueden esperar a que lo sea, explica.

Bootstrapping: cómo se pone en marcha

Según Bearzi, "crecer sin inversión significa ajustarse a los recursos y la facturación real de la compañía". La ejecutiva añade que, al depender del flujo de caja, es necesario activar cuanto antes el proceso de ventas.

Ante la escasez de capital, hoy las startups están obligadas a crecer con recursos propios
Ante la escasez de capital, hoy las startups están obligadas a crecer con recursos propios

Ante la escasez de capital, hoy las startups están obligadas a crecer con recursos propios

"Es importante salir al mercado: no esperar a tener un producto perfecto pero sí que satisfaga una necesidad puntual de la sociedad y la resuelve con eficiencia. Después, se irá mejorando con el tiempo y el feedback de los clientes", enfatiza.

Taiah opina que antes prevalecía "un estereotipo de emprendedor que con un buen Power Point y agresividad para vender una idea podía levantar millones. Hoy, ya no es suficiente: se valoran otras cosas como la capacidad de operar y mantener tu empresa a flote".

En el 2018 y tras 20 años de carrera en Accenture, Alejandra Ripa, Vannesa Taiah y Patricia Martucci fundaron MinHub con el fin de crear una solución para resolver el déficit de talento informático a través de la creación de programas de capacitación.

"Fuimos destinando una pequeña inversión todos los meses. Luego del primer año pudimos poner en cero nuestro cash flow y empezamos a generar retorno. Como el 95% de nuestros alumnos pagan los programas una vez que consiguen trabajo, cada peso que entra se reinvierte", indica.

Celerative es otro caso exitoso: arrancó brindado servicios en 2015 y fue reinvirtiendo en producto y tecnología los ingresos orgánicos hasta 2018 para escalar. "A medida que fuimos llevando todo a la plataforma, iteramos la propuesta de valor y en 2019 relanzamos Celerative como una On-Stop Solution para contratar, gestionar y pagar talento remoto", explica Baldomá Jones.

La startup pasó de 0 a u$s700.000 de facturación mensual y está trabajando en una relanzamiento con rebranding a goAlto.

Cervi explica que cuando se trata de productos digitales, se pueden bajar mucho los gastos a la hora de emprender, porque existen no-code que permiten crear una app sin tener que escribir código ni saber programar.

Agrega que existen comunidades en Facebook o Telegram en las que se puede encontrar socios tecnológicos o comerciales, crear una sociedad y lanzarse a emprender. Recomienda mantener los costos bajos, armar un equipo, crear un buen producto con una propuesta de valor sólida y tener cómo llegar al público objetivo.

"Hay que lanzar rápido, no dar demasiadas vueltas. Cuando algo no funciona iterar rápidamente y volver a lanzar. El negocio funciona cobrando y el bootstrapper lo sabe perfecto", completa.

De esta forma, "no tengo que preocuparme en salir a buscar capital y medirme en función de si conseguí o no financiamiento. Simplemente me manejo con lo que puedo hacer", señala.

En los últimos 22 años, creó más de 35 proyectos, que comenzaron a mostrar resultados en seis meses promedio. "Casi siempre emprendo en serie, uno detrás de otro, pero hay algunas excepciones, como Neolo o Pulsión Digital, que todavía siguen creciendo", añade.

Otro caso es Solucionet, que ayuda a crear y acelerar negocios digitales. Andrés Huczneker, y Alan e Iván Meller la fundaron en 2017 tras una primera inversión friends&family.

"En pleno plan de expansión, nos agarró la pandemia. Lejos de achicarnos, redoblamos la apuesta y abrimos cinco países a la vez. Terminamos creciendo un 1.000% solo en 2020", cuenta a iProUP, Huczneker que además es CEO.

Solucionet tiene clientes de la talla de Mercado Libre, Ford, Fiat, Renault, FV, Stanley, Dewalt y BGH, entre otros. Opera en ocho países y espera llegar este año a EEUU.

Para alcanzar este crecimiento se basaron en Lean Manufacturing, una estandarización de procesos que les permitió lograr una metodología de mejora continua y colaboradores que  trabajan de forma autónoma.

Postergar un proyecto a la espera de ser tocado por la varita de mágica de un inversor, ya no es una excusa para no emprender. Sobran los casos de Bootstrapping que terminaron convirtiéndose en empresas de éxito. Solo queda animarse a dar el salto.