U.S. markets closed
  • F S&P 500

    4,282.75
    -3.75 (-0.09%)
     
  • F Dow Jones

    33,965.00
    -16.00 (-0.05%)
     
  • F Nasdaq

    13,511.50
    -11.75 (-0.09%)
     
  • RTY=F

    1,997.20
    -4.50 (-0.22%)
     
  • Petróleo

    90.19
    -0.31 (-0.34%)
     
  • Oro

    1,769.00
    -2.20 (-0.12%)
     
  • Plata

    19.31
    -0.15 (-0.79%)
     
  • dólar/euro

    1.0088
    -0.0004 (-0.04%)
     
  • Bono a 10 años

    2.8800
    -0.0130 (-0.45%)
     
  • Volatilidad

    19.56
    -0.34 (-1.71%)
     
  • dólar/libra

    1.1924
    -0.0009 (-0.07%)
     
  • yen/dólar

    136.1200
    +0.2580 (+0.19%)
     
  • BTC-USD

    22,790.83
    -671.76 (-2.86%)
     
  • CMC Crypto 200

    542.20
    -15.53 (-2.78%)
     
  • FTSE 100

    7,541.85
    +26.10 (+0.35%)
     
  • Nikkei 225

    28,967.94
    +25.80 (+0.09%)
     

Polémicas en el VAR: los cuatro errores más groseros en un fin de semana repleto de polémicas en el fútbol argentino

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·7  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
El agarrón de Nicolás Ferreyra a Adam Bareiro dentro del área, no sancionado por el árbitro Jorge Baliño, durante el partido que disputaron Barracas Central y San Lorenzo
El agarrón de Nicolás Ferreyra a Adam Bareiro dentro del área, no sancionado por el árbitro Jorge Baliño, durante el partido que disputaron Barracas Central y San Lorenzo

La jornada del domingo de la Liga Profesional quedó muy marcada por la presencia del VAR. En varios casos, envueltos en muchísima polémica. Claro está que algunos se sintieron perjudicados y otros se beneficiaron, pero una de las claves corre por la interpretación de quienes imparten justicia. Porque los que manejan la tecnología son también árbitros. El partido entre Barracas Central y San Lorenzo dejó muchas dudas. En Junín, en el empate entre Sarmiento y Racing, también. Además, un curioso enojo de Lucas Pratto con el arbitraje del partido entre Vélez y Atlético Tucumán.

“Sigo sin entender por qué el VAR no llamó al árbitro para que vea la jugada del penal a Bareiro. Que alguien me ayude a pensar porque es raro, me llamó la atención. Hay que preguntarle al que estaba a cargo del VAR y que explique por qué no cobraron ese penal. No es culpa de Barracas ni de San Lorenzo, es culpa de los que estaban a cargo del VAR”. Ruben Insúa declaró esto post derrota del Cuervo ante el Guapo, es que el Ciclón se vio perjudicado en el partido disputado en la cancha de All Boys con dos jugadas puntuales.

Jorge Baliño, el arbitro envuelto en la polémica en el duelo entre Barracas y San Lorenzo
Jorge Baliño, el arbitro envuelto en la polémica en el duelo entre Barracas y San Lorenzo - Créditos: @Captura de pantalla

La primera de ellas se dio en la primera parte. Una clara sujeción de Nicolás Ferreyra, defensor del local, a Adam Bareiro, atacante de San Lorenzo, dentro del área. Era penal. Tras un centro desde la derecha que iba al primer palo, el central lo giró de la cintura al delantero. Una jugada muy protestada por todo el Cuervo y lo más llamativo de todo es que para observar la jugada no se recurrió al VAR. Una vez finalizado el partido, Augusto Batalla, arquero del equipo de Boedo contó qué le dijo el árbitro del partido Jorge Baliño sobre esa situación de juego: dijo que no fue suficiente para que cayera el jugador. Si es sujeción es penal, porque además estaba a punto de definir. Es claro, pero bueno, a remangarse y seguir laburando. Estoy caliente, muy caliente”, expresó. Fue un claro penal no sancionado para San Lorenzo.

La otra jugada en la que se vio perjudicado el Ciclón fue en la segunda etapa. El equipo de Insúa caía por 2 a 1 y Jeremías James convertía la igualdad transitoria y de zurda, tras una jugada de pelota parada, pero, la presencia del VAR determinó que el zaguero estaba en posición adelantada. El entrenador del Ciclón también se quejó porque no fue cobrado el gol que hubiera sido el 2-2, a pocos minutos del final: “James estaba habilitado en el gol. No sé a qué jugador le cobraron fuera de juego”. James estaba habilitado, aunque la línea trazada por el VAR señaló posición adelantada.

Vale destacar que, durante el partido hubo dos goles que fueron justamente anulados. Iván Leguizamón, para San Lorenzo, y Neri Bandiera, para Barracas, anotaron sus tantos en clara posición adelantada por lo que el fallo estuvo bien determinado tanto por los árbitros como por los encargados del VAR.

Los penales en Junín

En Junín también se hizo presente la polémica, en el duelo en el que Sarmiento y Racing igualaron 1 a 1. En concreto: un manotazo en la cara de Enzo Copetti sobre el final del primero tiempo que era penal, aunque el árbitro Pablo Echeverría decidió no cobrarlo. Luego, la pena máxima pitada por el juez en favor del local, por la mano de un futbolista visitante, que demoró casi cinco minutos de revisión, fueron las dos jugadas discutidas. La mano de Insua estaba pegada al cuerpo, no pretendió ocupar más espacio, casi que la pelota le pegó ahí.

Quintero extiende su brazo y le da un golpe en la cara a Copetti, tras la revisión por parte del VAR, Echavarría decidió no cobrar penal
Quintero extiende su brazo y le da un golpe en la cara a Copetti, tras la revisión por parte del VAR, Echavarría decidió no cobrar penal - Créditos: @Captura TV

La primera fue sobre el cierre de la primera parte. Un córner a favor de Racing fue a la zona del punto del penal. Un rechazo quedó dentro del área y en una disputa por la pelota Franco Quintero sacó de cabeza, pero en el intento por cabecear extendió su brazo izquierdo y le dio un golpe en el rostro a Enzo Copetti. El atacante de Racing se tomó el rostro y cayó en el área. El árbitro del partido, Pablo Echavarría inmediatamente comenzó a tener comunicación con sus compañeros Nazareno Arasa y Diego Verlotta, ambos jueces a cargo del VAR. El juez principal, finalmente se apoyó directamente en sus colegas y sin la necesidad de ir a revisar la jugada decidió no cobrar penal y finalizar la primera parte, ante el enojo de los futbolistas del equipo visitante y también de Fernando Gago.

La otra situación se dio en el inicio del segundo tiempo. Lisandro López le ganó con el cuerpo a Facundo Mura. El ex Racing metió un centro al área y la pelota dio en la mano izquierda de Emiliano Insúa. Echavarría, sin dudar, pitó el penal para Sarmiento. Pero la confirmación del fallo no fue inmediata por parte de Echavarría. Luego de un diálogo con sus compañeros del VAR decidió dirigirse al monitor a ver la jugada. Pasaron casi cinco minutos para que, finalmente, se confirme que había existido la mano de Insúa, aunque no estaba tan separada del cuerpo. Puro criterio arbitral.

Gago, en medio de los reclamos, hasta cuestionó dentro del campo de juego la forma de comunicar de la terna arbitral: “Están muy soberbios, no se les puede hablar. Yo les estoy hablando bien”. No fue el único protagonista que remarcó esta situación de los jueces del fútbol argentino.

Los árbitros están en el centro de la escena por lo que brindó el VAR en los partidos entre Barracas - San Lorenzo y Sarmiento - Racing, quien dejó una crítica a los encargados de impartir justicia fue Lucas Pratto. El atacante de Vélez se mostró muy enojado con la actitud de los jueces, a quienes trató de “soberbios” en el duelo en el que Vélez cayó por 1 a 0 ante Atlético Tucumán, este sábado.

Con la voz agitada porque el partido había terminado pocos minutos antes, Pratto (34 años), en declaraciones a la TNT Sports, le apuntó a los árbitros: “Es una lástima porque Vélez siempre juega condicionado. En la cancha de Defensa y Justicia, en la de Boca, la de River, la de Vélez... Parece que los árbitros están contentos de hacerle un mal a Vélez. Será un tema de los dirigentes, pero pasa que siempre nos callamos, y creo que es momento de empezar a dejarlos expuestos. Son todos unos soberbios, en el trato con los más chicos, con los jugadores. Hay árbitros que hablan mucho de los jugadores, pero dirigen uno o dos partidos importantes y se creen los protagonistas. Y los protagonistas somos los jugadores, aunque a ellos les duela. Tienen que dejar de lado la soberbia y pitar como corresponde. No podemos dejar que el fútbol se ponga cada vez más feo por esta causa”.

Consultado sobre si desde su experiencia les pudo plantear el tema a los referís, Pratto respondió: “No les podés hablar, ya me pasó con cuatro o cinco árbitros. Uno se cansa, estamos grandes, nos faltan el respeto. Los grandes nos callamos la boca, pero llega un momento en el que hay que exponerlos porque estamos cansados de que nos pasen por encima”.

La bronca de Pratto estuvo más apuntada al trato, a la manera de relacionarse de los árbitros, que a la capacidad para sancionar. La actuación de Yael Falcón Pérez fue correcta en lo técnico, no dio margen para la polémica. Joaquín Pereyra, jugador de Atlético Tucumán, también corroboró las palabras de Pratto: “A veces las formas de los árbitros no son las mejores. No voy a decir lo que me dijo porque no está bien, pero hay que respetar porque uno después reacciona y le sacan amarilla. Nosotros en el vestuario hablamos de no hacerle difícil el partido al árbitro. Si cobró, ya está, pero queremos que nos respeten”.

El VAR trajo algunas demoras en la resolución de las jugadas durante los partidos, pero también polémicas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.