U.S. markets closed
  • F S&P 500

    3,411.50
    -21.00 (-0.61%)
     
  • F Dow Jones

    27,970.00
    -164.00 (-0.58%)
     
  • F Nasdaq

    11,626.00
    -65.25 (-0.56%)
     
  • RTY=F

    1,594.20
    -8.90 (-0.56%)
     
  • Petróleo

    39.79
    -0.24 (-0.60%)
     
  • Oro

    1,923.60
    -5.90 (-0.31%)
     
  • Plata

    25.05
    -0.20 (-0.78%)
     
  • dólar/euro

    1.1853
    -0.0014 (-0.12%)
     
  • Bono a 10 años

    0.8160
    +0.0190 (+2.38%)
     
  • Volatilidad

    28.65
    -0.70 (-2.39%)
     
  • dólar/libra

    1.3134
    -0.0010 (-0.07%)
     
  • yen/dólar

    104.6530
    +0.0930 (+0.09%)
     
  • BTC-USD

    12,874.00
    +1,817.00 (+16.43%)
     
  • CMC Crypto 200

    257.67
    +12.78 (+5.22%)
     
  • FTSE 100

    5,776.50
    -112.72 (-1.91%)
     
  • Nikkei 225

    23,494.28
    -145.18 (-0.61%)
     

¿Por qué crece la inversión internacional en startups educativas en España?

Jaime Quirós
·4  min de lectura

Los colegios y las universidades ultiman a contrarreloj los protocolos de actuación para la vuelta a las aulas en septiembre. Si algo ha demostrado la pandemia, es que la educación va a remolque de la revolución tecnológica, una situación que debe de cambiar con urgencia si este sector pretende adaptarse a la situación actual. En un año escolar en el que predominará la modalidad mixta, combinando las actividades presenciales con las de tipo online, los centros educativos deben adecuar sus contenidos a las nuevas formas de impartir las lecciones, y habituarse a la tecnología, sin posibilidad de demora.

Surgen muchas cuestiones de esta vuelta inminente a las aulas. ¿Qué sucederá si hay algún contagio? ¿Se cancelarán clases y se cerrarán los centros? Damos prácticamente por concluidas estas vacaciones atípicamente prolongadas. Es hora de volver a las aulas, ¿pero de forma presencial? La incertidumbre debe terminar y poner soluciones que pasen por la digitalización.

También de interés:

El viraje hacia las ‘edtechs’ ha sido notable este año, y el COVID-19, lejos de suponer un frenazo en la inversión, las ha disparado. Getty Creative.
El viraje hacia las ‘edtechs’ ha sido notable este año, y el COVID-19, lejos de suponer un frenazo en la inversión, las ha disparado. Getty Creative.

Mientras sea posible, la educación debe continuar siendo presencial. Está demostrado que tiene múltiples beneficios, sobre todo en las edades más tempranas. Pero lo cierto es que las formas de aprender están cambiando y prueba de ello es que la inversión en startups educativas crece en todo el mundo, las ‘edtechs’ se han vuelto imprescindibles.

España se consolida fuertemente en es este sector. Este verano se han registrado múltiples operaciones en el por parte de fondos internacionales en empresas de educación españolas gracias al las puertas que abre nuestro idioma, el cuarto con más hablantes, y cuarto también en influencia del mundo.

De entre estas transacciones de fondos internacionales hacia empresas españolas ha sido reseñable en recientemente, por ejemplo, la compra de la escuela CES, Escuela Superior de Imagen y Sonido, a manos del grupo francés AD Education, participado por Cathay, un fondo de capital riesgo con sede en Shanghái y París, y que ya había comprado la CEV, otra escuela española, hacía exactamente un año.

A finales de julio, el fondo de inversión KKR entraba en el accionariado de la consolidada MasterD, una compañía española de formación profesional que gracias a esta operación vio cómo su valor alcanzaba los 150 millones de euros.

Odilo, plataforma también española, conocida por hacer una suerte de 'Netflix de contenidos' para empresas y centros, con más de 146 millones de usuarios en 27 países, vio cómo su internacionalización despegaba en cuanto estalló la crisis del coronavirus y ha cerrado su financiación este verano por 8,6 millones de euros.

Darío Villena, uno de los socios de Swanlaab Venture Factory, que hace solo unos meses lideraba la ronda de Odilo, tras conocerse la compra de la escuela CES a manos de AD Education aseguraba en su cuenta de twitter que “España es líder mundial en edtechs”. El idioma nos abre las puertas hacia un amplio mercado que aún está por explorar en Latinoamérica.

En 2018 y 2019, las grandes inversiones se centraron en el ámbito de la educación privada más tradicional. El viraje hacia las ‘edtechs’ ha sido notable este año, y el COVID-19, lejos de suponer un frenazo en la inversión, las ha disparado. Y no solo en España, a nivel global la inversión también crece. Entre enero y julio de este año, la inversión en ‘edtechs’ ha alcanzado el pico de 4.100 millones de dólares, lo que supone el doble de la inversión del 2019, durante ese mismo periodo.

Lo que destacan algunos expertos y conocedores del sector es que la inversión en centros tradicionales deja paso al interés que muestran ahora los fondos por la educación en remoto y las soluciones innovadoras que desarrollen las ‘edtechs’ sobre la que se apoyará esta nueva educación digital.

La educación no se puede mantener por más tiempo en pausa, pero la vuelta a las clases debe ser segura tanto para los profesores, como para los estudiantes y sus familias. Como ha ocurrido en otros ámbitos, la pandemia ha agilizado la digitalización de forma casi exponencial, y esta inversión repercutirá en la vida de los alumnos en un futuro cercano. Lo que está claro es que los alumnos no pueden formarse con los mismos métodos de hace 50 años, su forma de aprender es completamente diferente y los medios también lo son.

Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias