U.S. markets open in 8 minutes
  • F S&P 500

    4,645.50
    +49.75 (+1.08%)
     
  • F Dow Jones

    35,209.00
    +351.00 (+1.01%)
     
  • F Nasdaq

    16,239.25
    +188.25 (+1.17%)
     
  • RTY=F

    2,278.60
    +35.30 (+1.57%)
     
  • Petróleo

    72.77
    +4.62 (+6.78%)
     
  • Oro

    1,788.80
    +0.70 (+0.04%)
     
  • Plata

    23.11
    -0.02 (-0.11%)
     
  • dólar/euro

    1.1273
    -0.0047 (-0.42%)
     
  • Bono a 10 años

    1.5530
    +0.0710 (+4.79%)
     
  • Volatilidad

    24.28
    +5.70 (+30.68%)
     
  • dólar/libra

    1.3309
    -0.0029 (-0.22%)
     
  • yen/dólar

    113.8750
    +0.5650 (+0.50%)
     
  • BTC-USD

    57,226.32
    +2,899.67 (+5.34%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,434.89
    -20.52 (-1.41%)
     
  • FTSE 100

    7,158.76
    +114.73 (+1.63%)
     
  • Nikkei 225

    28,283.92
    -467.70 (-1.63%)
     

Preocupa la capacidad de pago de quienes recurren al 'compre ahora, pague después'

·7  min de lectura

Empresas de renombre como The Goldman Sachs Group Inc. y Mastercard Inc. se lanzan de cabeza a un producto de tecnología financiera que algunos críticos temen que plantee riesgos para los consumidores.

El servicio, conocido como "compre ahora, pague después", o BNPL por sus siglas en inglés, es una vuelta de tuerca a los anticuados planes de pago que ofrecían los minoristas. La diferencia es que los consumidores obtienen sus productos de inmediato, y muchos de los planes pueden provenir de sus compañías financieras, no de los vendedores.

Mastercard dijo el mes pasado que va a lanzar un servicio que ofrecerá a los clientes una forma flexible de pagar en línea o en la tienda mediante cuotas sin intereses. El programa BNPL "Mastercard Installments" se ofrecerá en Estados Unidos, Reino Unido y Australia.

PayPal Holdings Inc. adquirió el mes pasado la empresa japonesa Paidy Inc. por 2,700 millones de dólares para ampliar su oferta de BNPL. Goldman Sachs y Apple se asociaron para lanzar un servicio de BNPL llamado Apple Pay Later.

Este modelo de pago ha crecido en popularidad en Estados Unidos desde el inicio de la pandemia del COVID-19, permitiendo a los consumidores dividir sus compras en varios pagos más pequeños (generalmente cuatro) sin intereses, que se realizan quincenal o mensualmente hasta que el saldo se paga en su totalidad. La mayoría de ellas cobran recargos por impago.

Los expertos afirman que la rápida expansión seguramente llamará la atención de los reguladores.

"El espacio de los BNPL está creciendo rápidamente. Cuando se trata de créditos, los consumidores se inclinan por las opciones que facilitan la elección y simplifican los procesos, y BNPL hace ambas cosas", afirmó Jo Ann Barefoot, ex contralora adjunta y miembro del Comité Bancario del Senado, que ahora dirige la Alliance for Innovative Regulation en Washington. "Esos mismos rasgos, sin embargo, suscitan preocupación entre los defensores y los reguladores, por lo que la atención reguladora está creciendo de forma proporcional al crecimiento de estos productos".

Algunas de las reacciones reguladoras hasta ahora incluyen la Oficina de Protección Financiera del Consumidor (CFPB), que en junio advirtió a los consumidores de las ventajas y los peligros, y el anuncio de la Autoridad de Conducta Financiera de Reino Unido de que supervisará el sector de los BNPL.

Ted Rossman, analista financiero de Bankrate.com y CreditCards.com, afirma que los BNPL son populares porque las cuotas fijas "ofrecen una luz al final del túnel" que a los consumidores les sienta mejor y les permite ahorrar dinero en comparación con la compra con tarjeta de crédito, sobre todo si solo realizan los pagos mínimos de esta última a una tasa de interés promedio del 16 por ciento.

Otra ventaja, según la CFPB, es que la aprobación de un servicio de BNPL, que puede hacerse durante una compra en línea o a través de una aplicación móvil, tardará solo unos minutos y, por lo general, no implica una "investigación de crédito cuidadosa".

Los prestamistas suelen hacer consultas cuidadosas después de que un consumidor solicita un crédito y afectan a la puntuación de crédito de una persona porque pueden indicar que el consumidor está solicitando más crédito.

La mayoría de los proveedores de BNPL solo exigen a los solicitantes de identidad validada que declaren tener al menos 18 años, un número de teléfono móvil y poseer una tarjeta de débito o crédito para realizar pagos.

Los minoristas también están adoptando cada vez más este modelo, dijo Penny Lee, presidenta ejecutiva de la Financial Technology Association, un grupo del sector de la tecnología financiera con sede en Washington. Dijo que pueden ver la opción como una vía para un crecimiento de las ventas, más compras repetidas, mayores tasas de conversión de clientes, mayor compromiso con la marca y mayor satisfacción de los clientes.

"Los BNPL ofrece a los pequeños y medianos comerciantes una plataforma para competir con los grandes mercados en línea y construir una relación directa con el consumidor", dijo.

CNBC, citando datos de FIS Worldpay, ha situado al mercado de los BNPL en 60 mil millones de dólares a nivel mundial en 2019, o el 2.6 por ciento del comercio electrónico, excluyendo China. Los BNPL representan menos del dos por ciento de las ventas norteamericanas. FIS Worldpay estimó que esta opción de pago pudiera crecer hasta los 166 mil millones de dólares en 2023, según CNBC.

‘Deuda es deuda

Los expertos advierten a los consumidores que puede haber inconvenientes.

"Deuda es deuda, y un BNPL es una deuda muy fácil de contraer y fácil de olvidar cuando se administran finanzas personales", dijo Todd H. Baker, profesor de las facultades de Derecho y Empresariales de la Universidad de Columbia, en Nueva York. "Añade una importante complejidad a las estresadas vidas financieras de los consumidores, ya excesivamente apalancados, con obligaciones de deuda por hipotecas, tarjetas de crédito, préstamos para automóviles y préstamos personales a plazos".

"Las comisiones de pago tardío son otro peligro potencial", dijo Rossman, señalando una investigación que muestra que el 43 por ciento de los usuarios de estos servicios han pagado con retraso al menos una vez en los últimos dos años. Pequeñas cantidades como 10 dólares pueden no parecer mucho, "pero pueden sumar a escala", dijo.

Dijo que el incumplimiento de los pagos a plazos también puede perjudicar la puntuación de crédito de un consumidor, a veces incluso después de solo 30 días.

Barefoot advirtió que las relaciones entre los prestamistas de los BNPL y los minoristas pueden llevar a que se ofrezca al consumidor un préstamo fácil que en realidad se compara desfavorablemente con otras opciones, que la gente pudiera encontrar si se tomara el tiempo de buscar, "pero normalmente no lo hace".

"Preocupa que la decisión del prestatario sea rápida, sin "pausa para pensar"", dijo. "En el punto de venta, el deseo de gratificación instantánea puede dominar el proceso de toma de decisiones, porque el consumidor realmente, realmente quiere la cosa que está comprando".

Sezzle Inc, una empresa autodenominada fintech "con un propósito" que ofrece pequeños préstamos a plazos para compras en línea, resolvió el año pasado una acción de aplicación con el Departamento de Supervisión Empresarial de California. Los reguladores estatales concluyeron que Sezzle estaba haciendo préstamos ilegales según la ley de California. Exigieron que la empresa devolviera 282 mil dólares a los consumidores y pagara una multa de casi 30 mil dólares.

A.J. Dhaliwal, asesor especial del despacho de abogados Sheppard, Mullin, Richter & Hampton LLP, dijo que la cuestión de si los productos de BNPL podían considerarse préstamos no se planteó hasta que los reguladores de California consideraron que eran "préstamos", a pesar de que el entendimiento común de los estatutos y la jurisprudencia pertinentes probablemente no habría llegado a la misma conclusión legal.

Debido a la influencia de California en la supervisión financiera entre los estados, "existe el temor de que otros reguladores lleguen a una conclusión similar, lo que pudiera dar lugar a una disminución de la popularidad en el uso del BNPL", dijo Dhaliwal.

Dijo que hay una creciente preocupación entre los reguladores de que el servicio "representa un daño potencial significativo" en términos de la percepción de la falta de comprensión de los riesgos por parte de los consumidores, "lo que podría llevar a un sobreendeudamiento, y todo ello agravado por la velocidad y la comodidad de estas plataformas y la demanda de los consumidores".

De cara al futuro, los observadores del sector esperan ver una mayor regulación. Barefoot, Baker y Rossman ven probable que la CFPB tome la iniciativa a nivel federal.

Pero Dhaliwal dijo que espera que las empresas sigan siendo reguladas por "una miríada de reguladores federales y estatales que buscan aplicar sus leyes específicas de crédito al consumo".

Baker dijo que los proveedores "preferirían ser ignorados", basándose en la idea de que en realidad no están concediendo préstamos, pero ese es un "resultado poco probable, dado el tamaño de la industria de los BNPL y la importante actividad de cobros y comisiones tardías asociada al producto".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.