U.S. markets open in 22 minutes

Así se preparan los ricos de EE.UU. para el brote de coronavirus

Max Abelson
Personas caminan con cubrebocas en Time Square, NY, en donde se reportó un nuevo caso de coronavirus. (Foto: Eduardo Munoz / VIEWpress via Getty Images)

(Bloomberg) -- Como todos en Estados Unidos, los ricos se preparan para un brote mortal de coronavirus.

Ken Langone, el cofundador de Home Depot Inc., observó la conferencia de prensa del presidente Donald Trump y se preguntó si los medios estaban sobrevalorando el riesgo, pero también hizo dos llamadas telefónicas bien ubicadas desde su puesto de avanzada de invierno en North Palm Beach.

Una fue para un alto ejecutivo de NYU Langone Health, y la otra para un importante científico allí. Ambas fueron tranquilizadoras.

“Lo que me han dicho personas que son más inteligentes que yo en la enfermedad es: ‘en este momento es una gripe grave’”, dijo Langone, un hombre de 84 años que ama tanto el capitalismo que escribió un libro llamado “I Love Capitalism!” (¡Amo el capitalismo!). Planea regresar a Nueva York este mes para una cita. Si llega a sentirse enfermo, irá a NYU Langone y dijo que no esperaría ningún tratamiento especial.

Algunos multimillonarios, banqueros y otros miembros de la élite estadounidense están tranquilos, otros están ansiosos, y todos se lavan las manos. Pero los ricos pueden darse el lujo de prepararse para una pandemia con beneficios especiales, como viajes en avión privado fuera de la ciudad, llamadas con expertos líderes mundiales y acceso a una atención médica de lujo.

Sólo por preguntar sobre el Covid-19

Tim Kruse, un médico que hace visitas a domicilio en Aspen, Colorado, dijo que “los ricos no necesariamente tendrán acceso a cosas a las que la persona común no tendrá acceso”. Sin embargo, eso no les ha impedido preguntar si pueden obtener una vacuna para el coronavirus. “La respuesta es no. Solo quieren saber”.

Los casos confirmados de coronavirus en todo el mundo han superado los 88.000, y más de 2.900 personas han muerto. La Organización Mundial de la Salud elevó su evaluación de riesgo global para la enfermedad a “muy alta”. El miedo a las consecuencias económicas ha trastornado los mercados mundiales, hundiendo los rendimientos del Tesoro a mínimos históricos y dando al S&P 500 su peor semana desde la crisis financiera de 2008.

Un cofundador de un importante fondo de cobertura, que pidió no ser nombrado para discutir sus planes, dijo que correría en la otra dirección si sus compañeros comenzaran a huir hacia los búnkeres del fin del mundo. Podría volar a una casa que tiene en Italia, un país que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades aconsejan a los estadounidenses evitar. El pánico generalizado, agregó, solo haría que los boletos de avión fueran más baratos.

Las parejas ricas que no están acostumbradas a pasar tiempo juntas están en problemas, asegura Mitchell Moss, que estudia política urbana y planificación en la Universidad de Nueva York.

Esto va a destruir los matrimonios de los ricos”, dijo Moss. “Todos estos esposos que viajan ahora tendrán que pasar tiempo con la persona con la que están casados”.

Pesadilla de Davos

Trump pronosticó que el virus desaparecerá “como un milagro”, mientras que los demócratas describieron demandas de financiación que incluyen una garantía de una vacuna asequible.

Jewel Mullen, decano asociado de equidad en salud de la Universidad de Texas en la Escuela de Medicina Dell de Austin, dijo que millones de estadounidenses no pueden permitirse el lujo de abastecerse de suministros, faltar al trabajo o tener un médico estable para pedir consejo, incluso en un buen día.

“Los recursos como el dinero, el transporte y la información brindan a las personas ventaja sobre las medidas de protección y prevención, y pueden ayudar a crear escenarios más cómodos para que las personas enfrenten los desastres”, asegura Mullen, internista y epidemiólogo que fue comisionado del Departamento de Salud Pública de Connecticut. “Ahí es donde realmente se ven necesidades dispares”.

Jamie Dimon, el director ejecutivo de JPMorgan Chase & Co., dijo durante el Foro Económico Mundial en Suiza en enero que había soñado que él y otros multimillonarios habían contraído el virus.

“Tuve una pesadilla en que de alguna manera en Davos, todos los que fuimos allí lo contrajimos, y luego todos nos fuimos y lo esparcimos”, dijo Dimon durante el día anual para inversores del banco. “La única buena noticia de eso es que podría haber matado a la élite”. Su audiencia se rio entre dientes.

Noticias relacionadas

Aerolíneas chinas empiezan a despertar y ofrecen vuelos a US$13

Steve Wozniak podría haber llevado el coronavirus a EEUU

Gwyneth Paltrow bromea sobre 'Contagio' con una mascarilla de $100


Nota Original:Can We Get a Vaccine Early? How the Rich Prepare for Outbreak

--Con la colaboración de Amanda L. Gordon (News).

Para contactar al editor responsable de la traducción de esta nota: Carlos Manuel Rodríguez, carlosmr@bloomberg.net

Reportero en la nota original: Max Abelson en New York, mabelson@bloomberg.net

Editores responsables de la nota original: Michael Moore, mmoore55@bloomberg.net, David Scheer, Steve Dickson

For more articles like this, please visit us at bloomberg.com

Subscribe now to stay ahead with the most trusted business news source.

©2020 Bloomberg L.P.