U.S. Markets open in 5 hrs 19 mins

Prevén que la mayor cosecha demande 139.000 empleos extra y represente 1,2% del PBI

LA NACION

La mayor cosecha que tendrá la Argentina tras la sequía del año pasado terminará demandando unos 139.000 puestos adicionales directos e indirectos relacionados con la provisión de servicios en el campo.

Ese dato se desprende de un informe de la Escuela de Economía y Negocios de la Universidad Nacional de San Martín.

Con las cosechas de soja y maíz en marcha, según el Gobierno se recolectarán casi 140 millones de toneladas, un 24% más de producción respecto de 2018. Vale recordar que el año pasado se habían perdido unos 30 millones de toneladas de soja y maíz a causa de la sequía.

De acuerdo a la Universidad Nacional de San Martín, la mayor producción representará alrededor del 1,2% del PBI este año, sin contar la performance de otros sectores. Es decir, ese es el aporte al campo para la mejora de la economía.

¿Qué significará para el país una mayor cosecha? Al respecto, la institución analizó el impacto en términos de servicios e inclusive en la recaudación fiscal nacional y en los ámbitos provinciales.

"Movilizar toda esta cosecha adicional hasta las zonas portuarias o industriales implica la necesidad de utilizar el equivalente a un millón de camiones más que en la campaña anterior", señala el reporte.

En esa línea, considerando una distancia media de 200 kilómetros a los puertos para el traslado de la producción, para el sector de los transportistas la producción extra significará aumentar su recaudación en $28.000 millones.

"El consumo de gasoil crecería en 80,4 millones de litros con respecto a la campaña anterior, que representa el 0,6% del total de las importaciones totales de este combustible. El total del combustible requerido para esta producción adicional, siembra, cosecha y transporte, alcanza los 200 millones de litros", apuntó el reporte.

Sobre el impacto en términos de empleo, directo e indirecto calculado para servicios (siembra, cosecha, transporte y comercio), en la casa de estudios proyectan 139.000 extra versus el ciclo agrícola pasado.

"Cabe esperar que el incremento en la producción de estos cultivos genere una mayor demanda de mano de obra. En consecuencia, se crearían 139 mil puestos de trabajo adicionales (o sus horas equivalentes) en los períodos de siembra y cosecha, considerando tanto los empleos que se producen en forma directa como indirecta", precisó el informe, realizado por Adrián Gutiérrez Cabello y Agustina Ciancio.

"Teniendo en cuenta esta suba en el empleo, el volumen de salarios pagados en la economía crecería en 8800 millones de pesos, de acuerdo al nivel salarial vigente", añadieron los expertos.

En septiembre del año pasado, el Gobierno implementó retenciones de $4 y 3 pesos por dólar exportado para todos los productos tanto del agro como de otros sectores de la economía. Lo hizo con la previsión de recaudar $280.000 millones extra.

"De acuerdo a los niveles de precio y tipo de cambio de marzo de 2019, los ingresos por derechos de exportación en el corriente año crecerían en 20.140 millones de pesos por las exportaciones adicionales generadas por el aumento en la producción. Esta cifra, equivalente a 480 millones de dólares, representa alrededor del 0,1% del PBI de 2018", precisaron los autores del informe.

El trabajo también evalúa qué ocurrirá con el Impuesto al Valor Agregado, el Impuesto a las Ganancias, a los Créditos y Débitos Bancarios y a los Combustibles. Para este caso, la recaudación treparía unos $40.000 millones. En tanto, con Ingresos Brutos las provincias tendrían un mayor ingreso vía este tributo por $5100 millones.

De acuerdo a la Universidad Nacional de San Martín, sumando retenciones, los otros tributos nacionales mencionados y provinciales la mayor cosecha implicará una recaudación extra por impuestos de 72.100 millones de pesos.