U.S. markets open in 27 minutes

Prototipos olvidados: Lamborghini Marzal (1967)

es.info@motor1.com (Javier Álvarez)
Lamborghini Marzal (1967)

Un auténtico concept car, que ni siquiera se engendró pensando en su producción.

En la segunda mitad de la década de los años 60, cuando Lamborghini contaba en su catálogo únicamente con el Miura y el 400 GT, la marca de Ferruccio presentó en el salón del automóvil de Ginebra de 1967 un prototipo de lo más interesante, que adelantaba un posible modelo de cuatro plazas. Se denominó Lamborghini Marzal.

Aquel concept car que, según el propio Ferruccio Lamborghini, nunca se concibió como un modelo de producción, sino como todo un ejercicio de diseño (y de marketing, de paso), sirvió como base para muchas de las ideas que después inspiraron el Lamborghini Espada, desvelado un año después, en 1968.

De este coche, caracterizado por sus puertas de cristal, con diseño de tipo alas de gaviota, solo existió un ejemplar, que todavía se conserva en la actualidad. Un coupé de cuatro plazas que medía 4,45 metros de largo (no demasiado, para los estándares actuales), 1,7 metros de ancho y 1,1 metros de alto. La batalla, o distancia entre ejes, era de 2,6 metros.

El diseño de este prototipo lo firmó Marcello Gandini, que por entonces trabajaba para el carrocero italiano Bertone. En la época, fue un estilo totalmente revolucionario y futurista. En total, la superficie acristalada del modelo ocupaba nada menos que 4,5 m2.

Lamborghini Marzal (1967)
Lamborghini Marzal (1967)
Lamborghini Marzal (1967)

A nivel técnico, el Lamborghini Marzal se basó en el chasis del Lamborghini Miura, aunque con una batalla ampliada en 12 centímetros, que permitió añadir una segunda fila de asientos. No obstante, el motor era un modesto seis cilindros en línea de gasolina, de solo 2,0 litros de cilindrada y apenas 175 CV de potencia, en posición trasera. Vamos, como medio V12 del Miura (350 CV).

Aunque el coche no era especialmente pesado, con 1.220 kilogramos, su capacidad de aceleración no resultaba demasiado buena, debido a su modesta potencia. El 0 a 100 km/h lo despachaba en 9,4 segundos, y eso que la motricidad tendría que ser buena, debido al peso del motor en la parte posterior del vehículo.

Lamborghini Marzal (1967)
Lamborghini Marzal (1967)
Lamborghini Marzal (1967)

En todo caso, y a pesar de su propulsor, Ferruccio consiguió su objetivo de hacer que su marca ganara notoriedad. De hecho, el Lamborghini Marzal lo utilizó aquel mismo año el Príncipe Rainiero III, apenas dos meses después de su debut, en el desfile previo al Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1. 

Lamborghini Miura

Lamborghini Miura Lamborghini Espada

Lamborghini Espada (1968)

Nuestros últimos prototipos olvidados

Al año siguiente, en 1968, Ferruccio y Gandini lanzaron un Lamborghini de cuatro plazas (aunque ya existía previamente el 400 GT, que era un 2+2), el citado Lamborghini Espada, que heredó algunos rasgos generales de diseño, así como algunas soluciones que ya se habían visto en el prototipo.

Eso sí, se desecharon las puertas de cristal y se equipó un motor a la altura: un 4.0 V12 de 350 CV, en posición delantera. En total, se vendieron 1.217 unidades del Espada.