U.S. markets open in 2 hours 43 minutes
  • F S&P 500

    4,136.00
    +3.25 (+0.08%)
     
  • F Dow Jones

    33,563.00
    -7.00 (-0.02%)
     
  • F Nasdaq

    13,999.00
    +23.25 (+0.17%)
     
  • RTY=F

    2,228.10
    +3.20 (+0.14%)
     
  • Petróleo

    61.16
    +0.98 (+1.63%)
     
  • Oro

    1,743.90
    -3.70 (-0.21%)
     
  • Plata

    25.41
    -0.02 (-0.08%)
     
  • dólar/euro

    1.1962
    +0.0007 (+0.06%)
     
  • Bono a 10 años

    1.6230
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    16.71
    -0.20 (-1.18%)
     
  • dólar/libra

    1.3758
    +0.0006 (+0.05%)
     
  • yen/dólar

    108.9440
    -0.1040 (-0.10%)
     
  • BTC-USD

    64,212.16
    +1,453.48 (+2.32%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,384.38
    +90.39 (+6.99%)
     
  • FTSE 100

    6,901.76
    +11.27 (+0.16%)
     
  • Nikkei 225

    29,620.99
    -130.61 (-0.44%)
     

La heredera de una cadena de supermercados en el ojo del huracán por financiar el acto previo al asalto al Capitolio

Mariángela Velásquez
·7  min de lectura
Los archivos digitales de las grandes agencias no tienen imágenes recientes de Julia Jenkins Fancelly (Imagen StockSnap/Pixabay
Los archivos digitales de las grandes agencias no tienen imágenes recientes de Julie Jenkins Fancelly (Imagen StockSnap/Pixabay

La primera pista de que Julie Jenkins Fancelli es rica de cuna es la ausencia de sus datos personales en el mundo virtual.

Los millonarios aprenden desde pequeños a guardar con celo los aspectos íntimos de su vida. Para ellos la confidencialidad vale oro.

Por eso es poco lo que se sabe sobre la vida de la heredera de la multimillonaria cadena de supermercados Publix que financió la congregación de partidarios de Donald Trump y terminó en un asalto al Capitolio el pasado 6 de enero.

Fancelli, de 71 años, es una de los siete hijos de Ann MacGregor, George Jenkins, quien abrió su primera tienda de alimentos en la localidad de Winter Heaven, Florida, en 1930.

Nació, creció y aún posee una casa de 2,7 millones de dólares en Lakeland, una tranquila población del centro de Florida que ha soportado los vaivenes de la economía gracias al cultivo de cítricos y la explotación minera del fosfato.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La niñez y adolescencia de Julie transcurrió en la sociedad conservadora de Florida Central de la década de los cincuenta y sesenta. Al terminar la Segunda Guerra Mundial, pequeñas ciudades como Lakeland se nutrieron con la llegada de militares que fueron reubicados para construir bases militares en la región debido a su buen clima.

George Jenkins aprovechó ese dinamismo para expandir su cadena distribución de alimentos, mientras Julie fue enviada a estudiar al Seminario Mount Vernon, una exclusiva academia de señoritas en Washington D.C.

Luego la chica continuó sus estudios en la Universidad de La Florida y viajó a Italia para cursar un año como estudiante de intercambio, donde conoció a Mauro Adolfo Dino Fancelli. Julie regresó a Estados Unidos para terminar su carrera y poco después se casó con Mauro en la Iglesia Metodista First United de su pueblo natal, el 30 de diciembre de 1972.

Dos años después de su matrimonio se disolvía los 27 años de unión entre sus padres, quienes formalizaron su divorcio en 1974.

La pareja Fancelli-Jenkins estableció su residencia en Florencia. Mauro trabajó por un tiempo a la venta víveres, pero se interesó en la bolsa de valores y luego se dedicó al desarrollo de bienes y raíces.

Su hijo Gregory Fancelli nació y estudió en Italia, aunque recuerda haber viajado todos los veranos de su infancia a visitar a su familia materna, por lo que domina a la perfección el inglés y el italiano, relató en una entrevista en el podcast Low Down with Bump. Heredó de su padre la pasión por la construcción y ahora dedica la conservación de edificios históricos en Florencia y Lakeland, donde murió su legendario abuelo George a los 88 años y donde se encuentra el centro de operaciones de su imperio empresarial.

El rastro del dinero

Los empleados de Publix, que cuentan con unas 1.200 tiendas en Florida, Alabama, Carolina del Norte Virgina, poseen el 80 por ciento de las acciones de la compañía, mientras la familia Jenkins mantiene el 20 por ciento restante.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Ese capital les permite mantener un patrimonio de 8.800 millones de dólares y mantener a los Jenkins como las 39 en la lista de las familias más ricas de Estados Unidos, según la revista Forbes. Las ganancias de Publix en 2019 rondaron los 38.000 millones de dólares.

Pese a los intentos de Julie por mantener sus actividades fuera del radar de la prensa, su simpatía por el Partido Republicano ha quedado al descubierto cada vez que envía un cheque para financiar las iniciativas conservadora.

Decenas de donativos de 10.000 dólares a los comités republicanos de Kentucky, Nevada, Nuevo México y Florida han quedado registrados por la FEC, según The Ledger.

El avispero lo alborotó el Wall Street Journal cuando desveló que Julie Jenkins había aportado 300.000 del medio millón de dólares reunido para el “Save America March”, en el que Trump convocó a sus seguidores a Washington para insistir en que los resultados de las elecciones de noviembre de 2020 habían sido fraudulentos.

El programa de la PBS, Frontline, aseguró que el donativo de Julie fue acordado por el comentarista de radio Alex Jones.

Julie no negó su aporte monetario pero expresó en un breve comunicado al diario el 31 de enero: "Estoy orgullosa de ser conservadora y tengo preocupaciones reales vinculadas con la integridad de las elecciones. Sin embargo, nunca apoyaría ningún tipo de violencia, particularmente los trágicos y horribles eventos ocurridos el 6 de enero".

Publix se desmarcó de inmediato de las acciones de la heredera y aseveró que Julie Fancelli no tenía vinculación alguna con sus operaciones comerciales.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

"La Sra. Fancelli no es empleada de Publix Super Markets, y no está involucrada en nuestras operaciones comerciales ni representa a la empresa de ninguna manera. No podemos comentar sobre sus acciones", indicó María Brous, directora de comunicaciones de la empresa a EFE.

Pero declaraciones fiscales obtenidas por ProPublica indicaron que Julie sí tiene lazos con la cadena que fundó su padres aunque no como empleada sino como presidente de una fundación financiada por Publix.

Los registros del IRS de 2019 señalan que la fundación obtuvo más de 1,5 millones de dólares en contribuciones y ganancias de capital y tiene activos valorados en 28 millones de dólares, que benefician a una serie de organizaciones del Centro de la Florida.

Entre 2019 y 2020, Julie Fancelli donó más de 2,6 millones de dólares a distintas causas republicanas, especialmente para la campaña de reelección a la presidencia de Trump.

Otros fantasmas del pasado

La lista de señalamientos contra Publix y la familia Jenkins es larga. Los primeros en acusar a la empresa de discriminación es la comunidad LGBT.

Otra de las herederas, Carol Jenkins Barnett, donó en 2016 800.000 dólares para Drug Free Florida, un comité de acción política para evitar el uso medicinal de la marihuana en Florida.

La compañía también gastó un millón de dólares intentando persuadir a los legisladores para evitar que los gobiernos locales vetaran los contenedores de polietileno, que contaminan el ambiente y los océanos, según The Miami News Times.

En 2018, el estudiante sobreviviente del tiroteo de Parkland, David Hogg, protestaron por las donaciones de la tienda al candidato a la gobernación Adan Putnam, quien es un férreo defensor de la Asociación Nacional del Rfile (NRA).

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Publix hasta ese momento fue uno de los mayores financistas, al contribuir con 118.000 dólares con las campañas electorales de Putnam desde 1999 hasta 2012, según el Center for Responsive Politics.

Y en la actualidad, la cadena también ha sido puesta bajo la lupa por haber sido seleccionada por el gobernador Ron DeSantis como uno de los centros de vacunación contra la COVID-19. Críticos aseguran que tan sólo en diciembre de 2020, Publix donó 100.000 dólares en los Comités de Acción Política (PAC), que es un tipo de equipo creado exclusivamente para recaudar fondos en campañas electorales.

Las registros fiscales y las políticas de transparencia sobre el financiamiento de los partidos políticos pusieron fin a la vida secreta de la señora Julie Jenkins Fancelli.

Historias que también te podrían interesar:

No eran "antifa" disfrazados: los atacantes del Capitolio eran enardecidos trumpistas de extrema derecha

A la buena de Dios: el año en que la mitad de EEUU quedó huérfana en la derrota

Donald Trump regresa a las redes sociales con una publicación en Gab