U.S. markets closed
  • S&P 500

    3,934.38
    -29.13 (-0.73%)
     
  • Dow Jones

    33,476.46
    -305.02 (-0.90%)
     
  • Nasdaq

    11,004.62
    -77.39 (-0.70%)
     
  • Russell 2000

    1,796.66
    -21.63 (-1.19%)
     
  • Petróleo

    71.59
    +0.13 (+0.18%)
     
  • Oro

    1,809.40
    +7.90 (+0.44%)
     
  • Plata

    23.68
    +0.43 (+1.87%)
     
  • dólar/euro

    1.0545
    -0.0014 (-0.14%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5670
    +0.0760 (+2.18%)
     
  • dólar/libra

    1.2250
    +0.0012 (+0.10%)
     
  • yen/dólar

    136.5700
    -0.0600 (-0.04%)
     
  • BTC-USD

    17,149.87
    -91.35 (-0.53%)
     
  • CMC Crypto 200

    402.11
    -4.14 (-1.02%)
     
  • FTSE 100

    7,476.63
    +4.46 (+0.06%)
     
  • Nikkei 225

    27,901.01
    +326.58 (+1.18%)
     

Putin formaliza la anexión de cuatro territorios y decreta la apropiación de la planta nuclear de Zaporiyia

El presidente Vladimir Putin durante una ceremonia virtual en el Kremlin
El presidente Vladimir Putin durante una ceremonia virtual en el Kremlin - Créditos: @GAVRIIL GRIGOROV

KIEV.- El presidente Vladimir Putin incorporó formalmente a Rusia este miércoles cuatro provincias ucranianas parcialmente ocupadas, en la mayor anexión en Europa desde las realizadas por los nazis en la Segunda Guerra Mundial. A la vez decretó la rusificación de la central nuclear más grande del continente.

Incluyendo Crimea, que Rusia se anexó en 2014, Moscú reclama casi una cuarta parte de Ucrania, aunque aún no precisó dónde se situarán las fronteras, ya que sus propias tropas debieron retirarse de dos frentes y las líneas de batalla se mantienen fluidas e indefinidas.

La firma del líder ruso fue la etapa final del proceso legal para anexar Donetsk y Lugansk en el este de Ucrania y Zaporiyia y Kherson en el sur. Más tarde dijo que Rusia estabilizará la situación allí, un reconocimiento indirecto de los retos a los que se enfrentan sus tropas.

Un cartel de promoción para sumarse a las filas que pelean en Ucrania, en San Petersburgo
Un cartel de promoción para sumarse a las filas que pelean en Ucrania, en San Petersburgo - Créditos: @OLGA MALTSEVA

Kiev afirma que nunca aceptará una apropiación ilegal de tierras al estilo imperial y en las últimas semanas recuperó cientos de kilómetros cuadrados. El jefe de la oficina presidencial de Ucrania, Andriy Yermak, dijo en su cuenta de Telegram que lo que está haciendo Rusia le recuerda a un “manicomio colectivo”. “Las decisiones inútiles de un país terrorista no valen ni el papel en el que están firmadas”, afirmó.

En un momento en que hasta los presentadores de la televisión estatal rusa muestran señales de abatimiento ante las pérdidas en el campo de batalla, el vocero del Kremlin, Dimitry Peskov, desestimó la idea de que estén socavando la anexión de las provincias.

“Estarán con Rusia para siempre”, dijo un desafiante Peskov, reiterando un concepto que había lanzado Putin el viernes pasado durante una ceremonia retransmitida en pantalla gigante en la Plaza Roja.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, dijo que su Ejército recuperó decenas de ciudades en regiones del sur y el este que Rusia declaró anexadas. “Solo esta semana, desde el pseudo-referéndum ruso, se han liberado decenas de núcleos de población. Están todas en las regiones de Kherson, Kharkiv, Lugansk y Donetsk”, afirmó.

tropas ucranianas liberan la ciudad de Lyman
Tropas ucranianas tras la liberación de Lyman, como parte de la contraofensiva en el este de Ucrania - Créditos: @twitter

La Unión Europea acordó este miércoles un nuevo paquete de sanciones para castigar a Rusia por el plan de anexión. Las medidas incluyen más restricciones en el comercio con Rusia de productos siderúrgicos y tecnológicos, y un tope en el precio del petróleo para las entregas de crudo ruso por vía marítima a través de las aseguradoras europeas.

Puesto a anexar, Putin también firmó un decreto formalizando la apropiación de la central nuclear de Zaporiyia, en el sur de Ucrania, que las fuerzas de Moscú ocupan desde hace meses y en constante peligro por el fuego cruzado de los dos bandos en conflicto.

Poco después del anuncio, el director general del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), el argentino Rafael Grossi, viajó a Kiev para hablar de la instauración de una zona de protección en torno a la planta. “De camino a Kiev para unas reuniones importantes. La necesidad de una zona de protección en torno a la central es más urgente que nunca”, tuiteó.

La central, la mayor de Europa, está situada en la provincia de Zaporiyia, uno de los territorios anexados. La planta está cerca de la línea que separa los territorios controlados por Kiev y los ocupados por Moscú.

La central nuclear de Zaporiyia
La central nuclear de Zaporiyia

“El gobierno deberá velar por que las instalaciones nucleares de la central sean aceptadas como propiedad federal”, dice el decreto ruso, tratando de blanquear la obtención del botín de guerra que representa tanto la planta como los territorios invadidos.

Según la empresa ucraniana Energoatom, que venía operando la planta hasta ahora, la decisión rusa muestra “la agonía del mundo imaginario loco del país agresor”, en alusión a la contraofensiva de las tropas ucranianas.

Rusia y Ucrania se acusan mutuamente de bombardear el recinto desde hace varios meses. Los ataques hacen temer la posibilidad de una catástrofe nuclear similar a la que ocurrió en la planta de Chernobyl en 1986, en plena era soviética y también en territorio ucraniano.

Agencias AFP y Reuters