Anuncios
U.S. markets close in 6 hours 22 minutes
  • S&P 500

    5,496.82
    -58.92 (-1.06%)
     
  • Dow Jones

    40,214.31
    -143.78 (-0.36%)
     
  • Nasdaq

    17,676.74
    -320.61 (-1.78%)
     
  • Russell 2000

    2,243.27
    +22.62 (+1.02%)
     
  • Petróleo

    77.53
    +0.57 (+0.74%)
     
  • Oro

    2,417.30
    +10.00 (+0.42%)
     
  • Plata

    29.45
    +0.12 (+0.41%)
     
  • dólar/euro

    1.0861
    +0.0004 (+0.03%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2270
    -0.0120 (-0.28%)
     
  • dólar/libra

    1.2930
    +0.0021 (+0.16%)
     
  • yen/dólar

    153.6610
    -1.8880 (-1.21%)
     
  • Bitcoin USD

    66,715.87
    +101.09 (+0.15%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,371.59
    +5.70 (+0.42%)
     
  • FTSE 100

    8,151.01
    -16.36 (-0.20%)
     
  • Nikkei 225

    39,154.85
    -439.54 (-1.11%)
     

Pymes requieren mayor adopción de pagos digitales

Pymes requieren mayor adopción de pagos digitales

Año tras año disminuyen las transacciones en efectivo debido a las alternativas en pagos digitales, que ofrecen seguridad y practicidad, pues se colocan como las alternativas favoritas de los consumidores. Esto exige que las pequeñas y medianas empresas (pymes) se enfoquen en adoptar las soluciones que les permitan aceptar esta modalidad de pagos.

De acuerdo con el Informe Mundial de Pagos 2023 del Instituto de Investigación Capgemini, el volumen de transacciones sin efectivo alcanzará los 1.3 billones en 2023 a nivel mundial, así mismo, este análisis sugiere que a medida que los consumidores y las empresas adopten nuevos esquemas de pago digitales, este crecimiento se acelerará hasta alcanzar los 2.3 billones en 2027, lo que equivale a un ritmo del 15% anual y en América Latina crecería un 19.8 por ciento.

El estudio especificó que en 2027 los nuevos métodos de pago (pagos instantáneos, dinero electrónico, billeteras digitales, pagos entre cuentas y códigos QR) representarán aproximadamente el 30% del volumen total, mientras que los pagos tradicionales sin efectivo (cheques, pagos domiciliados, tarjetas y transferencias de crédito) se reducirán a casi el 70% del volumen total de transacciones.

“La tendencia es que este mercado siga creciendo y las estimaciones que tenemos es que para el 2026 el 60% de la población global utilizará digital wallets de manera regular, este efecto está haciendo que los bancos y los medios de pago se adapten y le den acceso a las grandes empresas de tecnología para utilizar sus canales y productos, entonces los negocios deben de estar preparados para aceptarlos”, indicó Geovanni Millan, líder del sector de banca para la región Norte de Latinoamérica de Capgemini.

E-commerce impulsa la adopción

El crecimiento del e-commerce es uno de los factores que han propiciado la necesidad de nuevos métodos de pago, pues se requieren mayor facilidad y agilidad en las transacciones. Las épocas de promoción y las facilidades de pago como los meses sin intereses son dos de las tendencias más fuertes que se registran en los consumidores, por ello es importante que las pymes cuenten con los canales y las herramientas necesarias para concretar esas ventas.

PUBLICIDAD

Un estudio de Tiendanube arrojó que durante el del Buen Fin 2023 se rompió el récord de ventas en e-commerce en comparación a la edición 2022, al tener un incremento del 54%, además de un aumento en la participación de tiendas con 35%, esto significó un crecimiento del 67% sobre la campaña de Hot Sale de este mismo año.

La tarjeta de crédito se destacó como el principal método de pago (33%), seguido de tarjeta de débito (29%), billetera digital (15%) y efectivo (8%). Mientras que en métodos de envío sobresale  el servicio de paquetería en 87% de las compras, y en recolección en tienda 13%; un factor que se importante es que el 52% de los paquetes se realizaron con envío gratis.

Estos datos coinciden con un análisis realizado por Conekta, el cual indicó que durante el primer día del Buen Fin las compras con tarjetas crecieron significativamente, con un aumento del 52% en comparación con el año pasado, comprando principalmente ropa y calzado. Además, creció el 28% el uso de las tarjetas de crédito y débito durante la temporada de ofertas y se registró un aumento del 3.7% en el uso de transferencias.