U.S. markets close in 16 minutes
  • S&P 500

    3,663.18
    -30.05 (-0.81%)
     
  • Dow Jones

    29,312.56
    -277.85 (-0.94%)
     
  • Nasdaq

    10,825.57
    -42.36 (-0.39%)
     
  • Russell 2000

    1,663.12
    -16.47 (-0.98%)
     
  • Petróleo

    76.88
    -1.86 (-2.36%)
     
  • Oro

    1,633.40
    -22.20 (-1.34%)
     
  • Plata

    18.42
    -0.49 (-2.59%)
     
  • dólar/euro

    0.9619
    -0.0069 (-0.71%)
     
  • Bono a 10 años

    3.8780
    +0.1810 (+4.90%)
     
  • dólar/libra

    1.0692
    -0.0164 (-1.52%)
     
  • yen/dólar

    144.6160
    +1.2960 (+0.90%)
     
  • BTC-USD

    19,191.85
    +249.89 (+1.32%)
     
  • CMC Crypto 200

    440.80
    +7.70 (+1.78%)
     
  • FTSE 100

    7,020.95
    +2.35 (+0.03%)
     
  • Nikkei 225

    26,431.55
    -722.28 (-2.66%)
     

Rating: la TV abierta se desangra, ¿podrá Gran Hermano y El hotel de los famosos II salvarla?

·6  min de lectura
Natalia Oreiro, Santiago del Moro, Pampita, tres caras de la TV actual y la que está por desembarcar
Natalia Oreiro, Santiago del Moro, Pampita, tres caras de la TV actual y la que está por desembarcar

“La tele de aire, como la conocimos, ya murió. Está el cadáver, pero todavía no lo huelen quienes trabajan adentro. Lo único que queda de primerísimo nivel es la ficción”, afirmó Gastón Portal en una entrevista en 2014 que le valió críticas, insultos y despertó todo tipo de debates en diferentes medios. La televisión abierta que durante muchos años fue una integrante más de la familia y que, sobre todo por las noches, era la cita obligada de los argentinos, hoy está en jaque. Hay una realidad ineludible, el encendido baja año a año y mientras la pantalla chica se desangra, los productores parecieran que no encuentran el norte de lo que el público quiere ver.

¿Tenía razón Portal? En 2014 el encendido total, correspondiente a los cinco canales de aire, fue de 27,5 puntos, mientras que cinco años atrás marcaba 32,3. Pero si miramos aún más lejos, en 2004 la diferencia es mayor, ya que estaba en 39,1 puntos. Este año, por tomar como ejemplo los números de agosto, con siete canales de televisión abierta, el encendido total fue de 19,9 puntos, el más bajo de los últimos cuatro meses de 2022. Y anoche, sin ir más lejos, ni ¿Quién es la Máscara?, con 9,3 puntos ni Canta conmigo ahora, que alcanzó los 9 puntos, entraron entre los tres programas más vistos del día, sumado a que el encendido de los siete canales abiertos en el prime time fue solo de 25,7 puntos, cifra que hace diez años podía marcar uno solo ciclo de esa franja como Graduados o “Bailando por un sueño”. Ahora si miramos el share, la cantidad de hogares que están viendo un canal o un programa específico, entre los dos ciclos obtuvieron 85%, esto quiere decir que 8 de cada 10 televisores encendidos veían Telefe o eltrece. Por otro lado, los canales de noticias, que por las noches algunos miden más que varios programas de TV abierta, se quedan con parte de la audiencia que, por ejemplo el martes por la noche, fue de 11,2 puntos.

Muchos son los argumentos que dan quienes realizan un seguimiento cotidiano del comportamiento de las audiencias : el cable, con el poder que tomaron en los últimos años las señales de noticias, las plataformas, los teléfonos inteligentes e incluso YouTube, se convirtieron en los principales enemigos de una TV abierta que añora el pico de rating de 51 puntos que tuvo la edición de Gran Hermano 2007 en la que Marianela Mirra se consagró como ganadora absoluta, o los 45 puntos de la final del “Bailando por un sueño” en la que Hernán Piquín y Noelia Pompa se alzaron con el trofeo en el año 2011. Si bien hubo una luz de esperanza en 2020, durante la pandemia, en donde los números subieron considerablemente los primeros meses, la noticia fue que los 19,3 puntos del encendido acumulado por los 6 canales de aire representó un 1,5 puntos menos que en 2019, y es el más bajo desde 2004.

Lo cierto es que a pesar de la pronunciada baja, el rating sigue siendo parte del folclore de los argentinos, y al mejor estilo Boca-River, se debaten en las radios, portales, Twitter y en los mismos programas de TV, quién ganó, quién perdió y si tal estreno fue un éxito o un fracaso. Kantar Ibope, la única empresa medidora homologada en la Argentina posee en los principales centros urbanos del país más de 4500 “people meters”, que arrojan qué canal se está mirando en tiempo real en el televisor de cada casa. Pero los tiempos cambiaron y son pocas las personas que se sientan a una determinada hora a mirar algo específico. Los Smart TV, las plataformas como Flow, Movistar Play, Telecentro Play permiten que cada quién elija qué ver y cuándo, pausar un programa, adelantarlo e incluso repasar episodios anteriores. Por eso es necesario que trasciendan las cifras, no solo de lo que se ve por el televisor sino también por otros dispositivos como los teléfonos, tablets y PC, y de esa forma podremos registrar todos los consumos.

Frente a todos estos datos, ¿no llegó el momento de pensar en una nueva manera de medir? La palabrita rating tan usada en la TV, ¿no queda incompleta frente al cambio de hábitos de los televidentes? En los EE.UU. el número total de audiencia de un programa lo conforman: el promedio diario, el visionado posterior y las impresiones que dicho ciclo provoca en redes sociales. Hace pocos meses en declaraciones a LA NACION Ariel Hajmi, CEO de Kantar Ibope Media, confirmó que la empresa está incorporando la medición de estos parámetros.

Se sabe que el casamiento de Twitter con la TV abierta llegó para quedarse y se sobreentiende que lo que aparece en redes está íntimamente relacionado con los consumos televisivos. Uno de los programas históricos como el de Mirtha Legrand, en su temporada 54, incorporó el hashtag “Mesaza”, abrió una cuenta propia en la red del pajarito bajo el mismo nombre y, más allá de sus 8,1 puntos de promedio que la ubicaron en segundo lugar en la franja, los 9500 tuits hablando de lo que sucedía en el estreno obtuvieron 22 millones de impresiones, consagrándose así como uno de los ciclos con más interacciones en redes, superando por lejos a su competencia PH, que el sábado pasado fue lo más visto del día con un promedio de 8,6. La Voz Argentina, hasta ahora el programa en vivo más visto de 2022, con un promedio total de 14,5 puntos generó, en la polémica final que consagró a Yhosva Montoya ganador, casi 97 mil tuits con 84 millones de alcance en materia de impresiones.

La llegada de dos realities puede torcer el rumbo de esta historia, Gran Hermano vuelve a la pantalla de Telefe, luego de su paso por América con sus dos temporadas en 2015 y 2016, en las que triunfaron Francisco Delgado y Luifa Galesio. En octubre, en una señal mucho más caliente, será Santiago Del Moro el encargado de llevar adelante el programa. Por otro lado, vuelve a eltrece la segunda temporada de El hotel de los famosos, de la mano de Pampita Ardohain y el Chino Leunis . Su primera etapa despertó tempestades en redes y obtuvo un promedio general de 10,5 en sus 99 emisiones. Todo por una televisión que hará lo posible para no quedar en el olvido y evitar la famosa frase que te deja fuera de juego, “Estás nominado”.