Rato, del prestigio del FMI al desastre de Bankia

El pulgar levantado, los ojos risueños y una satisfecha sonrisa, mostraban a un eufórico Rodrigo Rato el 20 de julio de 2011 en la Bolsa de Madrid, donde empezaba a cotizar Bankia, nacido de la fusión de varias cajas de ahorros y convertido inmediatamente en un gigante del sistema financiero español.

"Para él ese fue un día muy emotivo, porque viene de una familia de banqueros", subraya Carmen Gurruchaga, periodista y autora de un libro-entrevista a este exministro de Economía, héroe del Partido Popular por su gestión como ministro de Economía de 1996 a 2004 y exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), que a sus 63 años compareció este jueves ante un juez que investiga el naufragio del cuarto banco español.

Su etapa triunfal a la cabeza de Bankia ha sido de corta duración. A principios de 2010 llegaba a la presidencia de Caja Madrid, la mayor de las siete cajas que se fusionaron al final de ese año en Bankia, donde Rato presentó su dimisión el pasado 7 de mayo.

Dos días después, el Gobierno anunciaba la nacionalización de Bankia, antes de darle una ayuda pública de 19.000 millones de euros dentro del histórico rescate bancario de 24.000 millones, con fondos ya inyectados para compensar el agujero financiero provocado por su exposición al arruinado sector inmobiliario.

Con el naufragio, este bisnieto de un ministro y descendiente de una adinerada familia de empresarios asturianos, nacido el 18 de marzo de 1949 en Madrid, se convertía en objetivo del enfado ciudadano: una figura emblemática de los problemas del sistema financiero español, provocados en parte por la entrada de dirigentes políticos en la gestión de las cajas.

Calificado a menudo como "brillante", "gran orador", pero también de "soberbio" o "insolente", Rodrigo Rato había tenido hasta entonces un recorrido sin tacha, dedicado sobre todo a la política.

Titulado en Derecho antes de estudiar en 1974 un máster en gestión de empresas en la Universidad de Berkeley (EEUU), pese a no tener una carrera universitaria de Economía, logró convertirse en "excelente ministro" del ramo, según una opinión compartida por la derecha española y las esferas financieras.

Ocupó el cargo de ministro bajo los dos mandatos del expresidente José María Aznar (1996-2004), quien recientemente afirmó que lo consideró en principio como su "sucesor natural" para ponerse a la cabeza del PP y de la candidatura a las elecciones generales de 2004.

Sin embargo, la oposición de Rodrigo Rato a la guerra de Irak, defendida por Aznar, y su divorcio, le alejaron del puesto de 'delfín', según varios editorialistas, y el exjefe del Gobierno prefirió finalmente a Mariano Rajoy, actualmente a la cabeza del Ejecutivo.

Este 'contratiempo' no marcó, pese a todo, el fin de una carrera en ascenso: mientras Rajoy perdía las elecciones generales de 2004, Rodrigo Rato era nombrado jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), convirtiéndose así en el primer español que dirigía este organismo. Pero su mandato fue acortado: argumentando "razones familiares", Rato dimitía y abandonaba su cargo a finales de 2007.

Su vuelta al ruedo español, poco antes de las elecciones de 2008, alimentó los rumores, pues muchos pensaban que el 'niño mimado' de la derecha liberal iba a derribar la candidatura de Rajoy. Sin embargo, Rato explicó que había abandonado cualquier aspiración política para dedicarse exclusivamente al mundo empresarial. Tras pasar un tiempo como consejero de bancos, finalmente llegó a la presidencia de Caja Madrid, la caja de ahorros más antigua de España, antes de presenciar las fusiones que terminaron desembocando en desastre.

Ante el Parlamento, en julio pasado, Rodrigo Rato se defendió diciendo que había actuado "correctamente" porque "todo el proceso de fusión" para crear Bankia se había desarrollado bajo el control del Banco de España y "especialistas de prestigio", como el gabinete de auditorías Deloitte. Del estatus de "brillante ministro", Rodrigo Rato pasó a ser uno de los cinco "peores presidentes ejecutivos de 2012" elegidos por el semanario Bloomberg Businessweek.

Su paso este jueves ante el juez, que investiga también a otros 32 responsables de Bankia, acusados de "estafa", "apropiación indebida", "delitos contables", "falsedad documental" y "administración desleal", hace que "la imagen que tenía de un buen gestor, de hombre competente", según Carmen Gurruchaga, se haya "destruido". Para la periodista, Rato podrá, si es absuelto, volver a ocupar un puesto importante en el mundo de los negocios: "Para nada va a ser el final de su carrera profesional", vaticina.

Cargando...

 

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribe el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debe activar los cookies de su explorador para ver sus citas más recientes.
 
Inicia sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.