U.S. markets close in 3 hours 26 minutes
  • S&P 500

    3,957.94
    +24.02 (+0.61%)
     
  • Dow Jones

    33,776.90
    +178.98 (+0.53%)
     
  • Nasdaq

    11,055.73
    +97.18 (+0.89%)
     
  • Russell 2000

    1,821.68
    +14.78 (+0.82%)
     
  • Petróleo

    72.43
    +0.42 (+0.58%)
     
  • Oro

    1,800.90
    +2.90 (+0.16%)
     
  • Plata

    23.27
    +0.35 (+1.54%)
     
  • dólar/euro

    1.0550
    +0.0035 (+0.34%)
     
  • Bono a 10 años

    3.4710
    +0.0630 (+1.85%)
     
  • dólar/libra

    1.2235
    +0.0030 (+0.25%)
     
  • yen/dólar

    136.4960
    -0.0280 (-0.02%)
     
  • BTC-USD

    16,947.43
    +129.12 (+0.77%)
     
  • CMC Crypto 200

    398.62
    +3.94 (+1.00%)
     
  • FTSE 100

    7,472.17
    -17.02 (-0.23%)
     
  • Nikkei 225

    27,574.43
    -111.97 (-0.40%)
     

Inglaterra y una gran reacción para llegar con mejores sensaciones al Mundial

El mal momento, el descenso en la Nations League y otros condimentos podían prever un peor panorama para la Selección inglesa. Sin embargo, la gran reacción del final en Wembley, pese al empate posterior de Alemania, le permitirá llegar con mejores sensaciones al Mundial de Qatar 2022.

Inglaterra parecía vencido, pero en diez minutos logró revertir el resultado ante una selección destacada como la alemana, y aunque igual terminó su participación en la Nations League sin haber podido conseguir ningún triunfo (tres empates y tres derrotas), la respuesta del final lo deja con ilusiones intactas de hacer un buen papel en Qatar.

Hasta ese momento, sin embargo, las cosas parecían que se desmoronaban para los Tres Leones. De hecho, el gol de Luke Shaw que inició la remontada significó el primer tanto de jugada por parte de los de Gareth Southgate después de 550 largos minutos.

No solo eso. Los ingleses apenas habían convertido una sola vez en los cinco partidos anteriores, por lo que solo en este juego marcaron más que en todo el torneo. Durante las seis fechas, su falta de gol quedó expuesta: remató 76 veces en general, 28 de ellas al arco, y provocó un total de 10 chances.

Los ingleses no tuvieron su mejor versión en Wembley, pero sí merecieron mejor suerte contra el arco de Marc ter Stegen. Los errores de Harry Maguire le facilitaron el camino a la Selección alemana para adelantarse por duplicado en el comienzo de la segunda mitad.

El defensor, apuntado por la prensa por su bajo nivel tanto en Manchester United como Inglaterra, provocó el penal con el que Ilkay Gündogan abrió el partido y luego, en el segundo festejo de Alemania, perdió la pelota en posición de ataque para generar la contra del rival.

Esta vez, a Maguire lo salvó la gran reacción de sus compañeros de ataque y la frialdad de Harry Kane, quien asumió la responsabilidad y convirtió de penal el 3-2 parcial en Londres. El delantero de Tottenham llegó a los 51 goles con la Selección inglesa y quedó a dos del récord de Wayne Rooney (53).

Los dirigidos por Gareth Southgate tendrán mucho por corregir con vistas al Mundial (alcanzaron su peor racha sin ganar desde 1993), pero la imagen que dejaron en el final al menos les permite levantar la cabeza y apuntar al debut con Irán del 21 de noviembre con un mucho mejor ánimo.

Foto: Robin Jones/Getty Images