U.S. markets close in 3 hours 9 minutes
  • S&P 500

    4,533.40
    -2.79 (-0.06%)
     
  • Dow Jones

    35,472.56
    -136.78 (-0.38%)
     
  • Nasdaq

    15,169.58
    +47.90 (+0.32%)
     
  • Russell 2000

    2,290.30
    +0.54 (+0.02%)
     
  • Petróleo

    81.60
    -1.82 (-2.18%)
     
  • Oro

    1,781.80
    -3.10 (-0.17%)
     
  • Plata

    24.17
    -0.27 (-1.12%)
     
  • dólar/euro

    1.1639
    -0.0014 (-0.12%)
     
  • Bono a 10 años

    1.6690
    +0.0330 (+2.02%)
     
  • dólar/libra

    1.3799
    -0.0027 (-0.19%)
     
  • yen/dólar

    113.7520
    -0.5770 (-0.50%)
     
  • BTC-USD

    63,001.52
    -3,481.74 (-5.24%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,491.10
    -43.55 (-2.84%)
     
  • FTSE 100

    7,190.30
    -32.80 (-0.45%)
     
  • Nikkei 225

    28,708.58
    -546.97 (-1.87%)
     

Las dos realidades en las que vivimos y no siempre nos damos cuenta

·6  min de lectura

Es domingo por la tarde y me encuentro sentado en un bar tomando un café. Mientras tanto observo a una persona en la mesa de enfrente con una porción de torta y una bebida. Mientras come y toma sin mirar el vaso o el tenedor con el que corta cada pedazo de su porción, observo con atención cómo chatea y mira redes sociales y pienso, ¿quién está comiendo? ¿Quién está disfrutando? Y me percato de que a mi manera, estoy haciendo lo mismo; estoy pensando sin conectar con lo que estoy haciendo ahora.

Quienes vieron Matrix recordarán la clásica escena cuando Morfeo le ofrece a Neo saber la verdad, salir de la matrix. Esto es algo similar. La diferencia radica en que a lo largo de nuestras vidas, nuestra mente va evolucionando y moldeando el cerebro para fortalecerse y poder tener el control de las decisiones para que todo sea más eficiente y eficaz, pero esto a su vez, nos quita el poder de decidir desde la consciencia. En este caso, la realidad basada en los pensamientos, es nuestra matrix.

En la columna de la semana pasada les había contado que los humanos vivimos la vida a través de nuestros 5 sentidos, también les conté que en mindfulness utilizamos la expresión del sexto sentido refiriéndonos a los pensamientos. Vuelvo a remarcar este concepto ya que es el que vamos a utilizar a continuación. Volvamos al bar. Tenemos 2 maneras de tomar el café, la primera con consciencia, estando presentes en la percepción de los sentidos (sentir la taza en las manos, la temperatura, el peso, percibir el movimiento de los brazos acercando la taza al cuerpo, oler el aroma del café y en la boca degustar el sabor y sentir la temperatura) o la segunda, pensando en otra cosa.

El ejemplo de café ayuda a comprender mejor los conceptos que tratamos
El ejemplo de café ayuda a comprender mejor los conceptos que tratamos

El ejemplo de café ayuda a comprender mejor los conceptos que tratamos

Nuestra mente no puede estar 100% en varios lugares al mismo tiempo y menos en el presente, pasado y futuro. Entonces si estoy mirando una red social y con opiniones mentales sobre lo que veo o con deseos de estar en un lugar determinado (por ejemplo si alguien se sacó una foto en una playa), no puedo estar conectado con lo que hago en el momento presente. Dejo entonces de habitar mi cuerpo y por ende el aquí y ahora. Entonces vuelvo a la pregunta inicial: ¿Quién está comiendo? ¿Quién está disfrutando?

En realidad al no estar conectados con nuestro cuerpo, no hay consciencia de lo ingerido. ¿Alguna vez les sucedió no darse cuenta de que el plato de comida o el vaso estaban de pronto vacíos? A esto lo llamamos "automatismo mental" y no es más que lo aprendido vuelto un hábito, con lo cual ya no necesitamos prestarle atención para realizarlo y la mente se hace cargo (como por ejemplo cuando vamos manejando al trabajo o caminando al supermercado; no hay que pensar los movimientos de los pies en el embrague, acelerador y freno. Tampoco hay que prestarle atención a cada paso que damos). La mente lo automatiza para hacerlo más fácil, simple y efectivo.

Dicho todo esto podemos inferir que tenemos la oportunidad de vivir en dos realidades. Por un lado la mental, que es la realidad que genera nuestra mente: interpretaciones, juicios y creencias (básicamente vivimos en nuestros pensamientos), ya sean heredadas o nuestras, por ejemplo supersticiones, equipos de fútbol, política, religión, etc. Y por otro lado tenemos la realidad que percibe el cuerpo, por ejemplo un masaje, una comida, una canción, etc.

El punto de todo esto es que tenemos que buscar un equilibrio entre estas dos realidades, un balance para poder tener nuestras opiniones, entendiendo que así como existen las propias existen otras, que también son válidas para el dueño de esa opinión aunque no estemos de acuerdo.

Y cuando no necesitemos el uso de la mente, como cuando tenemos que trabajar, podamos volver a habitar nuestro cuerpo como por ejemplo cuando salimos a caminar para despejar la mente (pero muchas veces en lugar de eso, seguimos pensando).

¿Quiere decir esto que nuestras creencias u opiniones no son realidad?

¡Claro que sí! Pero conviene comenzar a darnos cuenta de que existen tantas percepciones de la realidad como humanos hay en el mundo. Ya que esta realidad es solo nuestra y al poder comprender que si yo tengo mi realidad y otro tiene su realidad (como dije antes, sin importar si estoy de acuerdo o no) comenzamos a transitar la aceptación y desde esta aceptación podemos elegir en vez de reaccionar frente a aquello que no tolero, ya que la falta de tolerancia implica una no aceptación; una resistencia a aquello que no es como quiero que sea (expectativa versus realidad).

Cuando fluimos con la vida (con lo bueno y lo malo) sin resistirnos, comenzamos a colaborar con lo inevitable.

Elección versus reacción.

No podemos estar libres de reacciones si vivimos solamente en nuestras opiniones. Esto quiere decir que si solamente defiendo e intentó convencer a todos de que esta verdad en la que creo es "La Verdad" comienza mi propia lucha contra el mundo para acercar esta "Verdad" a la realidad que me rodea. Esta lucha mental interminable utiliza como energía pensamientos que se transforman en emociones difíciles en nuestro cuerpo, el cual altera aún más a los siguientes pensamientos alejándome más y más de este equilibrio que todos buscamos llamados paz y felicidad.

Cuando entendemos y damos paso a la posibilidad de que, al igual que nuestras creencias, existen otras tantas, esta lucha se transforma en aceptación con la consecuente elección de nuestra manera de comportarnos frente a la realidad, que en este caso no es del todo similar a la nuestra, pero nos manteneos atentos y alertas a nuestros pensamientos y emociones. Así, independientemente de lo que ocurra, nuestra realidad sería similar al estar bajo el mar cuando las olas pasan por arriba, nos vamos a mover apaciblemente, pero no nos va a revolcar si nos quedamos en la superficie.

Toda esta comprensión comienza mirando con curiosidad la posibilidad de la existencia de diferentes realidades. Pero para poder ponernos estos "anteojos" que observan el momento exacto en el cual estoy en desacuerdo con la otra persona y no llegar a reaccionar, necesitamos de la práctica continua que comienza observando cómo está el cuerpo en momentos de tranquilidad y qué le sucede cuando empieza a sentir bronca, indignación, enojo o la emoción que surja por no estar de acuerdo e intentar imponer nuestras ideas.

Los invito a reflexionar sobre cada charla en la que no están de acuerdo. ¿Cómo se comporta el cuerpo? ¿Qué sensaciones aparecen? ¿Cuáles son las emociones que predominan? Y por último, ¿se encuentran reaccionando?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.