U.S. markets closed
  • S&P 500

    3,269.96
    -40.15 (-1.21%)
     
  • Dow Jones

    26,501.60
    -157.51 (-0.59%)
     
  • Nasdaq

    10,911.59
    -274.00 (-2.45%)
     
  • Russell 2000

    1,538.48
    -23.10 (-1.48%)
     
  • Petróleo

    35.72
    -0.45 (-1.24%)
     
  • Oro

    1,878.80
    +10.80 (+0.58%)
     
  • Plata

    23.72
    +0.35 (+1.52%)
     
  • dólar/euro

    1.1650
    -0.0029 (-0.24%)
     
  • Bono a 10 años

    0.8600
    +0.0250 (+2.99%)
     
  • dólar/libra

    1.2951
    +0.0028 (+0.22%)
     
  • yen/dólar

    104.6200
    +0.0100 (+0.01%)
     
  • BTC-USD

    13,596.29
    +60.90 (+0.45%)
     
  • CMC Crypto 200

    265.42
    +1.78 (+0.68%)
     
  • FTSE 100

    5,577.27
    -4.48 (-0.08%)
     
  • Nikkei 225

    22,977.13
    -354.81 (-1.52%)
     

Los cambios que tienes que hacer en tu currículum para conseguir un trabajo

·7  min de lectura
(Fuente: Getty, LinkedIn).
(Fuente: Getty, LinkedIn).

Millones de personas se han quedado sin trabajo o han visto reducido su horario laboral debido a la pandemia del coronavirus. Según los expertos, este podría ser el momento para aprovechar y darle nueva vida a tu viejo currículum.

Aunque en el mercado laboral hay más competencia que nunca, los últimos datos muestran un aumento de las ofertas de empleo que insinúan que el mercado laboral comienza a abrirse nuevamente.

Pero si estás a la caza de un nuevo trabajo, hay algunos elementos que debes pulir. Uno de ellos es renovar tu CV.

¿No sabes por dónde empezar? El experto en redacción de currículums, Matt Warzel, de Carolina del Norte, desvela sus consejos principales para mejorar el aspecto de tu CV:

1. El flujo de información debe tener sentido

“Ante todo, el currículum tiene que ser lógico. Si a la persona que lo lee se le arruga la frente al no comprender, has perdido la primera batalla”, explicó Warzel a Yahoo Finance.

Asegúrate de incluir palabras clave relevantes y respalda tus logros con datos y “contenido cuantificable” como los indicadores clave de rendimiento. Redáctalo de forma pragmática y, esto es importante, no divagues.

“Sé breve al tiempo que haces brillar tus éxitos y habilidades”.

2. Defiende tus habilidades transferibles

La investigación ha descubierto que los trabajadores de recursos humanos solo le dedican 7,4 segundos a tu CV, así que las primeras impresiones cuentan.

“La clave para destacar entre tus competidores es que te asegures de sostener un tono en la primera mitad del CV, donde expreses lo que quieres y lo que ofreces, con cualquier palabra clave que hable de tus habilidades para incorporarte a ese nuevo puesto sin problemas y cualquier habilidad transferible y logros que estén directamente relacionados con este nuevo puesto”, dijo Warzel.

Al describir la experiencia laboral y los puestos que has desempeñado, no describas solamente tus tareas. Más bien habla de tus logros, preferiblemente en cifras. Si superaste los objetivos de ventas en un 30 %, dilo; si mejoraste la eficiencia en un 75 %, dilo; si duplicaste el número de seguidores en las redes sociales en el transcurso de un año, anótalo.

“De esa forma te asegurarás de que las empresas sepan que te preocupa lo que les preocupa a ellos, es decir, ganar o ahorrar dinero”.

Si estás en plena transición hacia un nuevo sector o industria, identifica qué valor podrías tener para una posible compañía, encuentra pasiones compartidas e identifica habilidades transferibles y logros que puedas resaltar para el departamento de recursos humanos.

En el mercado laboral hay más competencia que nunca, así que prepárate para ser el candidato que destaque del resto. Foto: Getty Image.
En el mercado laboral hay más competencia que nunca, así que prepárate para ser el candidato que destaque del resto. Foto: Getty Image.

3. Refresca tu LinkedIn

Pero no solo actualices tu currículum, asegúrate también de que esto se refleja en tus perfiles de búsqueda de empleo y de LinkedIn. Usa la sección de “resumen” o “sobre mí” de tu CV y perfil de LinkedIn para amplificar tus capacidades y para explicar cómo puedes transferir sin dificultades tu experiencia previa al nuevo puesto.

Las secciones de “habilidades” y “resumen” de tu CV deberían ocupar entre cuatro y siete frases. Detalla logros relevantes y menciona también cualquier curso que hayas hecho y te haya dado conocimientos que puedas transferir al cargo al que te postulas.

“Por ejemplo, un profesor que intente transferir sus conocimientos al sector empresarial o de marketing debería poder hablar de formación, análisis de desempeño y manejo de documentación. Tal vez puedas incluir algunas frases que expliquen eso o tu capacidad para gestionar marcas y publicidad por algunas tareas que realizaste en la facultad”, dijo Warzel.

Si hay una regla que debes tener en cuenta, es esta: evita la paja.

“Los gerentes y trabajadores de recursos humanos son agudos y pueden ver muchas cosas a través de tanta paja. Si leo un CV, me preocupan las credenciales del candidato, sus calificaciones y su historia laboral”.

No te olvides de actualizar tu currículum en en tus perfiles de búsqueda de empleo y de LinkedIn. Foto: Getty Image.
No te olvides de actualizar tu currículum en en tus perfiles de búsqueda de empleo y de LinkedIn. Foto: Getty Image.

4. Tus calificaciones son importantes

El flujo de información lógico de tu CV debería defender tus calificaciones y demostrar que eres un candidato sólido para el trabajo, dijo Warzel.

“Piensa en un diseño que incluya un resumen, habilidades clave/palabras clave, contribuciones clave, educación/certificaciones y afiliaciones/voluntariados”, dijo.

Ser muy pragmático no está de más: “Demuéstrale a la persona encargada de contratarte que te importa el dinero de la empresa”.

No te olvides de tus habilidades transferibles y subraya las que son clave para que la persona que te vaya a contratar comprenda cuáles son las habilidades que te permitirán comenzar a trabajar en el nuevo puesto con un entrenamiento mínimo.

De acuerdo a Warzel, existen dos tipos de currículum: el formato normal, en el que el candidato enumera sus experiencias al principio, o un CV “para cambiar de profesión” en el que tiene prioridad los puntos relacionados con las habilidades, calificaciones, credenciales y capacidad de resolución del tipo problema-acción-resultado.

“Primero capta la atención a los elementos transferibles. Me mantengo en el formato tradicional cuando el cliente tiene una sólida historia laboral. Una historia laboral inestable requiere usar un formato de CV distinto para ayudar a compensar algunas de las debilidades”.

Tras investigar un poco (ver el siguiente punto), hay que estar atento a las posibilidades educativas, dijo Warzel.

“Busca programas académicos que puedan ayudarte a formarte y prepararte para tu nuevo puesto mientras estás en el limbo. Busca nuevas profesiones, entérate de cuáles son las calificaciones mínimas que puedas necesitar para acceder a ese nuevo puesto y busca instituciones en las que puedas adquirir estas credenciales por internet. Anótalas en tu CV”.

Ser miembro de un grupo o disponer de redes de contactos en el sector también te ayudará a establecer un vínculo con el sector e incluso encontrar un mentor o veterano del campo que te ayude y oriente.

Los trabajadores de recursos humanos solo le dedican 7,4 segundos a tu CV, así que cuanto más rápido puedas hacer que tu currículum capte su atención, mejor. Foto: Getty Image.
Los trabajadores de recursos humanos solo le dedican 7,4 segundos a tu CV, así que cuanto más rápido puedas hacer que tu currículum capte su atención, mejor. Foto: Getty Image.

5. Haz los deberes

Si persigues un cambio de profesión, asegúrate de que has investigado lo suficiente el campo y el puesto al que te postulas, dijo Warzel.

“Es necesario que tengas una idea de cómo funciona el sector y las empresas respectivas en el mundo, los servicios que ofrecen a otros y los tipos de puestos de trabajo a los que te podrías presentar como posible nueva profesión”, dijo.

A estos efectos, hay herramientas útiles como Google News, las alertas de Google, Glassdoor, Indeed y LinkedIn.

“Esta investigación se puede usar para detectar palabras clave de sectores y puestos (para averiguar cuáles son las competencias básicas y las secciones a resumir), las responsabilidades del puesto (para la sección de experiencia) y las contribuciones transferibles más importantes (para la sección de logros) e incluirlas en tu CV”, dijo.

6. Piensa como la persona que te va a contratar

Finalmente, piensa la situación desde la perspectiva de la persona de recursos humanos que te van a contratar. En algún momento del día, dejan sus tareas habituales y se dedican a revisar currículums para un puesto que hace perder dinero o no lo genera si está vacante.

“Cuando encuentran un candidato ideal, con frecuencia prefieren a alguien a quien puedan formar rápidamente. Así que confía en que seguramente sea así. Si no es así, sigue buscando oportunidades en ese nuevo espacio”, dijo.

Según Warzel, tus otras opciones son ofrecerte para trabajar gratis hasta aprender cómo funciona o unirte a una comunidad en línea para participar y aprender sobre ese sector.

“Demuestra que puedes hacer el trabajo y que puedes hacerlo bien. Ofrece valor y soluciones, no habilidades y conocimientos”, dijo.

“Todo el mundo puede andar en bicicleta, pero no todo el mundo puede andar en bicicleta durante 100 km para ganar dinero para una causa benéfica que está a punto de declararse en quiebra”.

Jessica Yun