U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,173.85
    +61.35 (+1.49%)
     
  • Dow Jones

    34,382.13
    +360.68 (+1.06%)
     
  • Nasdaq

    13,429.98
    +304.99 (+2.32%)
     
  • Russell 2000

    2,224.63
    +53.68 (+2.47%)
     
  • Petróleo

    65.51
    +1.69 (+2.65%)
     
  • Oro

    1,844.00
    +20.00 (+1.10%)
     
  • Plata

    27.50
    +0.46 (+1.69%)
     
  • dólar/euro

    1.2146
    +0.0062 (+0.51%)
     
  • Bono a 10 años

    1.6350
    -0.0330 (-1.98%)
     
  • dólar/libra

    1.4102
    +0.0050 (+0.36%)
     
  • yen/dólar

    109.3470
    -0.0870 (-0.08%)
     
  • BTC-USD

    46,843.43
    -3,093.88 (-6.20%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,398.33
    +39.77 (+2.93%)
     
  • FTSE 100

    7,043.61
    +80.28 (+1.15%)
     
  • Nikkei 225

    28,084.47
    +636.46 (+2.32%)
     

Reponen las cuarentenas, lo mismo que fracasó en 2020

Willy Kohan
·3  min de lectura
Editorial de Willy Kohan
Editorial de Willy Kohan

A continuación, los principales conceptos de Willy Kohan en “Somos Nosotros”

Como era previsible, se profundizan las cuarentenas que se anunciaron a cuentagotas hace una semana, y se siguen comunicando en forma gradual y por cierto bastante improvisada.

En lo inmediato, el Gobierno intenta aumentar fuertemente las restricciones a la circulación, a la actividad comercial, gastronómica y recreativa. Reclaman a gobernadores e intendentes que apliquen severos controles, ante el temor de un incumplimiento generalizado.

Profundiza el Gobierno la nueva modalidad de cuarentenas contra la nocturnidad y todas las actividades que no sean salir a trabajar.

“No nos consultaron”. Malestar y sorpresa en la Ciudad por los anuncios de Fernández

Ya es un hecho que la Argentina quedó entre los países que no accedieron a vacunas suficientes. Fracasó el plan de vacunación para detener la velocidad de los contagios y los decesos. Casi 370 muertes en las últimas 24 horas. Provincias y municipios informaron que se les agotan las dosis este fin de semana.

El riesgo de colapso en el sistema sanitario es un dato objetivo. Se fundió al sector privado el año pasado que hoy está saturado; en tanto, los cientos de camas y respiradores supuestamente adquiridos, que intendentes y gobernadores promocionan todos los días por los medios, no queda muy claro dónde están.

Santa Fe no adhiere a la suspensión de clases y las demás provincias deciden hoy qué hacer

Sin vacunas, y con los contagios e internaciones multiplicándose, el Gobierno repone la misma estrategia con la que fracasó en 2020. Las cuarentenas extremas y generalizadas, ahora en especial contra la clase media que consume, que terminan liquidando lo poco que queda en pie para la mayoría que sobrevive a la enfermedad, sin que se logre evitar las muertes como finalmente ocurrió el año pasado y probablemente también este año.

La misma estrategia que fracasó en 2020, con el mismo elenco de funcionarios. Y sin corregir el fanatismo ideológico de no acudir de inmediato a conseguir las vacunas probadas de los laboratorios de EE.UU.

Se impone la línea dura del equipo sanitario de Axel Kicillof que responde a Máximo y Cristina Kirchner. Reclaman una cuarentena extrema ante la tragedia humanitaria que temen en el conurbano bonaerense y los conurbanos de las grandes ciudades del interior.

El problema es la falta de autoridad política para implementar otra vez medidas extremas. Los políticos miran las encuestas y no quieren asumir el costo político de cerrar todo.

Las noticias no pueden ser peores para la economía. La profundización de las cuarentenas y los cierres a cantidad de actividades que se verán afectadas ahoga la mínima reactivación que se venía observando aunque fuera por rebote estadístico en muchos sectores.

A las dificultades que ya existen con la inflación y la falta de voluntad política para cerrar un acuerdo con el FMI se suma para Martín Guzmán la presión por un fuerte aumento del gasto vía IFE y otros subsidios para compensar la nueva ola de cuarentenas que se vienen.

Editorial de Willy Kohan
Editorial de Willy Kohan


Editorial de Willy Kohan

Mantener el dólar quieto y la tablita cambiaria ya de por sí es complejo en un año electoral, sin reservas, con la inflación viajando al 4% mensual y con un déficit otra vez comprometido por el aumento de subsidios que impuso la política para mantener sin aumentos el transporte y las tarifas de luz y gas.

Si a eso se agrega un gasto Covid extra que no estaba en el Presupuesto, y menos recaudación por los cierres que se anuncian, la emisión para cubrir el desequilibrio volverá a poner presión sobre los precios y el tipo de cambio.

También la tablita cambiaria corre riesgo si se profundizan las cuarentenas y los cierres a la economía.

Se entiende en este escenario que el Gobierno intente postergar las elecciones. Parte de la oposición lo acepta. No está tan claro ya a quién beneficiaría votar más tarde.

La última vez que el kirchnerismo modificó las fechas de las elecciones fue en 2009. Calcularon mal los efectos de la crisis de Lehman. Se votó en julio, en el pico de la crisis. En octubre, la fecha original, la economía ya recuperaba. Néstor Kirchner perdió aquella elección contra Francisco de Narváez.