U.S. markets open in 51 minutes

El rescate económico de EEUUU no será suficiente, estas serán las consecuencias

Antonio Sandoval
El rescate económico de EU no será suficiente, y estas serán las consecuencias

El presidente de la Reserva Federal (Fed) Jerome Powell, advirtió este miércoles que los estímulos fiscales autorizados y destinados por el Congreso de Estados Unidos para el rescate de la economía serán insuficientes y habrá que destinar más dinero.

Es decir, los 3 billones de dólares que se han autorizado, equivalentes al 14 por ciento del PIB de Estados Unidos, serán insuficientes para reactivar a la economía y al mismo tiempo no impulsarán de manera decidida la recuperación, por lo que ésta podría ser más lenta de lo previsto.

Estas palabras tienen serias implicaciones para el presente y el futuro de la economía mundial. Los indicadores bursátiles lo acusaron de inmediato con sendos descensos en la sesión del miércoles, poco significativos para la magnitud de lo que hemos vivido en las semanas recientes, pero que muestran el ánimo de los inversionistas frente a lo que se viene.

Leer: Trump va camino de crear una depresión pandémica

La palabra incertidumbre podría ser la constante durante un largo tiempo. En este contexto ayer el índice Industrial Dow Jones reportó una caída de 2.17 por ciento para colocarse en 23 mil 247 puntos, ya muy cerca de los niveles desde donde inició un “rebote” que no alcanza para terminar con la tendencia bajista que se ha instalado en los mercados desde hace dos meses.

El hecho de que el motor mundial vaya a necesitar más recursos para poner a flote a su economía, deja muchas consecuencias para el planeta entero, estas son algunas:

1) Si Estados Unidos necesitará más dinero fiscal para reactivar a la economía, es un hecho que prácticamente todos los países necesitarán lo mismo, sobre todo las naciones industrializadas. Las economías en desarrollo están condenadas a depender de la forma en que “jale” la reactivación en los países desarrollados.

2) La necesidad de recursos públicos para reactivar la economía incrementará el endeudamiento de los gobiernos y los estados. Viene de frente un periodo de endeudamiento inevitable en casi todos los países porque no hay otra manera de obtener los recursos necesarios. Sólo por mencionar un ejemplo, España contaba al cierre de 2019 con un nivel de deuda de 92 por ciento como porcentaje del PIB, cifra que ya era elevada. Sin embargo, se calcula que al cierre de este año el mismo indicador subirá cuando menos a 115 por ciento, como consecuencia de la catástrofe sanitaria que arrasó a las economías de todo el planeta.

Leer: EEUU se dedica a ahorrar y por qué es lo peor que puede pasar en estos momentos

3) La distracción de recursos en los países desarrollados para impulsar el crecimiento económico reducirá los flujos disponibles para inversión tanto de cartera como de forma directa. Las naciones en desarrollo son las que lo padecerán, la disponibilidad de recursos provocará que muchos países registren reducciones importantes en sus inversiones provenientes del exterior; una forma de atraerlos será con mayor tasa de interés, con todos los costos e implicaciones que tiene este factor para la economía interna.

4) Jerome Powell no tuvo empacho en declarar que la crisis actual se trata del mayor reto en 90 años, desde la Gran Depresión, por lo tanto no hay razones para que las tasas de interés suban en el corto plazo, por el contrario, seguirán muy bajas en los países industrializados, pero no serán suficientes para reactivar el crecimiento por sí mismas, La crisis no tuvo origen en el sector financiero, tampoco tuvo nada que ver el sistema bancario ni siquiera estuvo ligada a errores de política económica en países influyentes, como sucedió en otras ocasiones.

Leer: Las empresas están dando grandes pistas sobre la “nueva normalidad” cuando termine el confinamiento por coronavirus

De hecho, se trata de la primera gran crisis económica en la historia de la humanidad causada por una pandemia, por lo tanto, los riesgos de que se reactiven los contagios podrían cerrar nuevamente una buena parte de economías regionales, nacionales o en el mundo, en consecuencia, nuevamente se requerirían recursos adicionales. La gran noticia tendrá que ser con el paso de los años la creación de una vacuna contra la enfermedad, que simbólicamente inmunizará también a las economías.

5) Los países que no destinen recursos fiscales o den muy pocos para reactivar su economía y quieran encontrar fórmulas mágicas o novedosas para salir de la crisis, la pasarán mal y quedarán en la retaguardia de una recuperación que será lenta y dolorosa. Este miércoles algunos análisis empezaban a señalar que antes de un año, Estados Unidos no estará en plena recuperación, lo que significa que el resto del mundo tardará más. México tiene el mayor reto de su historia económica.