Anuncios
U.S. markets closed
  • F S&P 500

    5,076.75
    -30.75 (-0.60%)
     
  • F Dow Jones

    38,613.00
    -67.00 (-0.17%)
     
  • F Nasdaq

    17,468.50
    -196.00 (-1.11%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,011.20
    +4.40 (+0.22%)
     
  • Petróleo

    82.73
    -0.08 (-0.10%)
     
  • Oro

    2,331.90
    -6.50 (-0.28%)
     
  • Plata

    27.28
    -0.07 (-0.24%)
     
  • dólar/euro

    1.0709
    +0.0008 (+0.07%)
     
  • Bono a 10 años

    4.6520
    +0.0540 (+1.17%)
     
  • Volatilidad

    15.97
    +0.28 (+1.78%)
     
  • dólar/libra

    1.2465
    +0.0002 (+0.02%)
     
  • yen/dólar

    155.4100
    +0.1810 (+0.12%)
     
  • Bitcoin USD

    64,265.65
    -2,230.79 (-3.35%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,389.89
    -34.21 (-2.40%)
     
  • FTSE 100

    8,040.38
    -4.43 (-0.06%)
     
  • Nikkei 225

    37,785.07
    -675.01 (-1.76%)
     

RESEÑA | Corsage: La Emperatriz Rebelde | Una clase magistral de cómo hacer cine de época

RESEÑA | Corsage: La Emperatriz Rebelde | Una clase magistral de cómo hacer cine de época
RESEÑA | Corsage: La Emperatriz Rebelde | Una clase magistral de cómo hacer cine de época

El cine de la directora austriaca Marie Kreutzer se ha caracterizado desde su ópera prima por su manera particular de abordar el drama familiar y contar con personajes que sorprenden por su fortaleza. Su filmografía se ha presentado en importantes certámenes cinematográficos como el Festival Internacional de Cine de Berlín, el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, el Festival Internacional de Cine de Toronto y el Festival de Cine de Nueva York. Este 2022, Kreutzer estrenó su tercer largometraje en el Festival de Cannes, como parte de la sección Un Certain Regard, dicha cinta se titula Corsage: La Emperatriz Rebelde (82%), una coproducción Austria-Luxemburgo-Alemania-Francia.

También lee: Antonioni, Los Caifanes, Tár y más en la 72 Muestra de la Cineteca Nacional, aquí la programación

El guion de Corsage también fue escrito por Kreutzer, es un drama histórico que arranca en la Navidad de 1877, cuando la emperatriz Isabel de Austria (Sissi), celebra su cumpleaños número 40. La primera dama de Austria, mujer del emperador Francisco José I, no goza de libertad de expresión y se le obliga a mantenerse bella y joven para cumplir con su papel ante la sociedad. Para satisfacer dichas expectativas, adopta un estricto régimen de ayuno como desayunar solo dos rebanadas de naranja, ejercicios para disminuir de talla y una rutina diaria de medición de su cintura y peso. Isabel se siente cansada de tales convenciones, en el fondo de su corazón desea explorar más allá de sus deberes reales para disfrutar de la vida, por lo que poco a poco se rebela contra todo lo que se impone a su libertad.

PUBLICIDAD

Las primeras imágenes de cinta nos muestran claramente el conflicto de la cinta. El personaje de la emperatriz está construido para afrontar un conflicto interno de personaje, resulta interesante observar y analizar el desarrollo de su arco dramático. Desde el inicio es palpable la necesidad que tiene Isabel de conocer la verdadera libertad. Su personaje es sumamente tridimensional y tiene la fuerza para soportar el peso de la premisa durante todo el metraje. La mayor parte del drama se encuentra en la psicología de Isabel y en las acciones que la llevaban a desafiar a cualquiera que se interponga ante su objetivo. Alrededor de la protagonista también se presentan jugosos acontecimientos que mantienen la expectativa de hacia dónde correrá el rumbo de la historia. La directora y guionista sabe como plantar semillas de emoción en el espectador a través de su historia. Durante algunos monumentos se emplea de manera muy puntual la voz en off, con la cual escuchamos los pensamientos de la emperatriz, que al igual que en todos los diálogos de Corsage: La Emperatriz Rebelde (82%), hay una poesía muy fina y profunda.

Vicky Krieps, conocida por otras cintas como La isla de Bergman (73%) y Viejos (55%), hace un trabajo impresionante en esta producción. La película está contada desde su punto de vista, por lo que en cada escena se encuentra a cuadro confirmando el gran talento que tiene para transmitir emociones a la audiencia tan solo con sus ojos, labios y algunos gestos que le demanda su personaje. Construye de una manera muy fina a una mujer que vivió en el siglo XIX. La interprete es carismática cuando es necesario y al mismo tiempo es totalmente capaz de reafirmar la fuerza y la valentía del rol que interpreta. Los personajes secundarios también hacen un excelente trabajo en sus papeles, se adhieren a ese tono serio y de época de la película. Incluso los extras, además de estar perfectamente coreografiados en cada secuencia, se adentran en sus roles con una sorprendente naturalidad que me lleva a decir que está película se eleva en gran medida por el potencial de todos los actores que aparecen en ella.

No te pierdas: Películas que fueron abucheadas en el Festival de cine de Cannes

El apartado técnico es impecable. La fotografía es elegante, utiliza una paleta de color con tonos sobrios muy adecuada para el tono del filme. La propuesta visual apoya en todo momento la narración del relato, por ejemplo, durante los momentos en los que la protagonista goza de momentos de libertad, se recurre a grandes planos generales que llevan al público a compartir sentimientos de alivio con Isabel. Los movimientos de cámara son bastante fluidos y el uso de lentes angulares son perfectos para retratar la belleza de las locaciones y los fantásticos decorados de los sets. El diseño de producción también merece reconocimiento por recrear con mucha precisión elementos de época, estos nos adentran fácilmente al relato, el trabajo de este departamento se distingue tanto en las escenas que transcurren en exteriores como en las que suceden en interiores. Hay objetos de utilería que resultan totalmente encantadores y entrañables. El equipo de vestuario no se queda atrás y se aprecia un gran esfuerzo, sobre todo en una cinta donde el guion habla constantemente de las tallas de las mujeres. Todos los vestuarios lucen reales en los actores y no como disfraces, como a veces suele suceder en algunas películas de época.

Corsage: La Emperatriz Rebelde (82%), es una cinta con una amplia variedad de temas, que a pesar de que la historia se desarrolla en el siglo XIX y ha transcurrido un largo periodo de tiempo desde entonces hasta ahora, el público podrá observar que hay cosas que han cambiado muy poco para las mujeres en los tiempos actuales. La cinta tiene grandes valores de producción y la directora tomó con fuerza el timón de su barco para lograr una película efectiva a nivel narrativo y técnico. Es una propuesta totalmente recomendable y que vale mucho la pena ver. Por momentos la cinta me recordó a otros excepcionales títulos como María Antonieta (55%) o Spencer (85%), ya que comparte temáticas similares, sin embargo, Corsage es única en su tipo; es una clase maestra de actuación, de dirección, de fotografía, de guion y de cómo hacer que una película de época resulte interesante, emocionante y entretenida.

Continúa leyendo: RESEÑA | Spencer: La aflicción silenciosa

Corsage: La Emperatriz Rebelde (82%) ya está en cines.