U.S. markets close in 6 hours 4 minutes
  • S&P 500

    4,097.42
    +17.31 (+0.42%)
     
  • Dow Jones

    34,546.60
    -43.17 (-0.12%)
     
  • Nasdaq

    11,533.62
    +65.62 (+0.57%)
     
  • Russell 2000

    1,892.70
    +6.12 (+0.32%)
     
  • Petróleo

    82.75
    +2.20 (+2.73%)
     
  • Oro

    1,813.20
    +53.30 (+3.03%)
     
  • Plata

    22.79
    +1.01 (+4.63%)
     
  • dólar/euro

    1.0529
    +0.0121 (+1.16%)
     
  • Bono a 10 años

    3.6180
    -0.0850 (-2.30%)
     
  • dólar/libra

    1.2291
    +0.0229 (+1.90%)
     
  • yen/dólar

    135.8540
    -2.2260 (-1.61%)
     
  • BTC-USD

    17,098.54
    +249.67 (+1.48%)
     
  • CMC Crypto 200

    404.66
    -1.49 (-0.37%)
     
  • FTSE 100

    7,562.61
    -10.44 (-0.14%)
     
  • Nikkei 225

    28,226.08
    +257.09 (+0.92%)
     

Los responsables del BCE apoyan subir tipos con fuerza, pero difieren sobre el balance

FOTO DE ARCHIVO. El logo del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort, Alemania

Por Francesco Canepa y Balazs Koranyi

VILNA/FRÁNCFORT, 29 sep (Reuters) - Los responsables de la política monetaria del Banco Central Europeo volvieron a apoyar otra gran subida de los tipos de interés, en un momento en el que la inflación está a punto de alcanzar nuevos máximos, pero discreparon sobre si ha llegado el momento de pensar en retirar dinero de la economía.

El BCE ha subido los tipos en un total de 125 puntos básicos en sus dos últimas reuniones y ha prometido nuevas subidas a medida que la inflación se acerque al 10% y las expectativas a largo plazo superen su objetivo del 2%.

Los datos de la inflación regional en Alemania del jueves apuntaron a un nuevo aumento de los precios, apuntando a que se alcanzará una inflación de dos dígitos en el conjunto de la mayor economía del bloque monetario, hasta su nivel más alto en casi medio siglo.

"Mi opción sería 75 (puntos básicos)", dijo a Bloomberg TV Gediminas Simkus, responsable de la política monetaria del BCE, al margen de una conferencia en Vilna "Entiendo que puede haber un par de opciones sobre la mesa, pero 50 es el mínimo".

El gobernador del banco central lituano también dijo que el BCE debería iniciar conversaciones "lo antes posible" sobre la reducción de su balance, una opinión de la que hizo eco su homólogo estonio Madis Müller en el mismo evento.

Esto probablemente se llevaría a cabo no sustituyendo algunos de los billones de euros en bonos que el BCE compró durante la pasada década -cuando trataba de elevar un crecimiento de precios demasiado bajo- a medida que fueran venciendo.

Pero el portugués Mario Centeno y el español Pablo Hernández de Cos se opusieron a esta idea, por temor a que desestabilice el mercado de bonos.

"El endurecimiento cuantitativo podría causar turbulencias en determinados segmentos del mercado", dijo de Cos en un discurso en Bilbao. "Esto podría poner en peligro la senda de normalización monetaria en un momento en el que todos nuestros esfuerzos deberían centrarse en ese objetivo".

Aunque pocos responsables monetarios se atrevieron a estimar dónde podrían terminar las subidas de los tipos de interés, De Cos dijo que los modelos sugieren una tasa terminal significativamente más baja de lo que los mercados esperan ahora.

"De acuerdo con la información disponible actualmente, el valor mediano del tipo terminal en los distintos modelos se sitúa en el 2,25%- 2,50%", dijo De Cos.

Actualmente, los mercados esperan que los tipos alcancen el 2% a finales de año y que luego suban a alrededor del 3% en la próxima primavera.

De Cos también dijo que si el BCE empezara a reducir su balance antes de lo que los mercados esperan ahora, eso reduciría el tipo terminal, lo que sugiere un equilibrio entre las subidas de tipos y las operaciones de balance.

Las conversaciones sobre la subida de tipos se están intensificando incluso cuando aumentan los temores de recesión. El indicador de la confianza económica de la Comisión Europea publicado el jueves cayó más de lo que se temía, reforzando las expectativas de que el bloque podría entrar en recesión en el cuarto trimestre.

Aunque falta casi un mes para la próxima reunión del banco central de la eurozona, Peter Kazimir y Robert Holzmann, también miembros del conejo de gobierno del BCE, se han pronunciado a favor de una subida de tipos de 75 puntos básicos.

El finlandés Olli Rehn consideró los 75 puntos básicos como una de las opciones aceptables, y el estonio Madis Müller dijo que era necesario un paso significativo en el "mismo ámbito" que los dos movimientos anteriores.

El BCE ha dicho que seguirá subiendo su tipo de depósito del 0,75% al menos hasta que alcance el nivel neutro o natural, un tipo indefinido que ya no estimula el crecimiento pero no lo restringe.

Aunque el nivel neutro se suele denominar como una horquilla y no como un nivel exacto, la mayoría de los economistas y responsables de política monetaria parecen situarlo en la horquilla del 1,5% al 2%.

(Información adicional de Jesús Aguado y Emma Pinedo González; edición de Christian Schmollinger, Mark Potter, Catherine Evans, William Maclean; traducido por José Muñoz en la redacción de Gdańsk)