U.S. markets close in 2 hours 38 minutes
  • S&P 500

    3,799.17
    +30.92 (+0.82%)
     
  • Dow Jones

    30,972.14
    +157.88 (+0.51%)
     
  • Nasdaq

    13,174.39
    +175.89 (+1.35%)
     
  • Russell 2000

    2,149.00
    +25.80 (+1.22%)
     
  • Petróleo

    52.89
    +0.53 (+1.01%)
     
  • Oro

    1,841.00
    +11.10 (+0.61%)
     
  • Plata

    25.32
    +0.45 (+1.81%)
     
  • dólar/euro

    1.2126
    +0.0042 (+0.35%)
     
  • Bono a 10 años

    1.0950
    -0.0020 (-0.18%)
     
  • dólar/libra

    1.3625
    +0.0039 (+0.28%)
     
  • yen/dólar

    103.8750
    +0.1880 (+0.18%)
     
  • BTC-USD

    37,016.73
    +575.00 (+1.58%)
     
  • CMC Crypto 200

    732.70
    +17.51 (+2.45%)
     
  • FTSE 100

    6,712.95
    -7.70 (-0.11%)
     
  • Nikkei 225

    28,633.46
    +391.25 (+1.39%)
     

Restaurantes, ahogados por las comisiones, buscan alternativas a las apps de entrega de alimentos

Ivette Leyva
·4  min de lectura
Restaurantes buscan alternativas a las apps de entrega de alimentos. (AP Photo/Charles Rex Arbogast)
Restaurantes buscan alternativas a las apps de entrega de alimentos. (AP Photo/Charles Rex Arbogast)

La entrega directa de alimentos ha sido una cuerda de salvamento para los restaurantes, duramente golpeados por el Covid 19. Pero ahora muchos pequeños negocios intentan liberarse de las aplicaciones de entrega de comida como Uber Eats, Grubhub, Doordash y Seamless, entre otras.

"Lo peor que nos ha pasado son ellos", dijo a CNN Mathieu Palombino, propietario de la pequeña cadena de pizzas de la ciudad de Nueva York, refiriéndose concretamente a Seamless.

Si optas por retirar tu negocio de la app, "ya no existes online. No está allí". Debido a que muchas personas realizan pedidos a través de la aplicación, desactivarla significaría perder aproximadamente el 80% de su negocio de la noche a la mañana, dijo.

Sin embargo, durante la pandemia ha aumentado el uso de esas apps. Durante una conferencia telefónica con analistas en mayo, el director ejecutivo de Grubhub, Matt Maloney, mencionó que muchos restaurantes nuevos se han suscrito a sus servicios, mientras que un informe publicado por la firma de investigación de mercado Technomic y Uber Eats en julio reportó un aumento del 27% en los operadores de restaurantes que utilizan servicios de entrega de terceros desde mediados de marzo.

Las comisiones que llevan las apps de reparto de comida

De manera creciente, los dueños u operadores de restaurantes se quejan de que las apps de entrega de alimentos son excesivamente caras. Estas plataformas a menudo cobran a los restaurantes alrededor del 30% por pedido de cliente. Sin embargo, los márgenes de ganancia en la industria de los restaurantes a menudo son pequeños, y la situación ha empeorado con la pandemia, por lo que estas tarifas pueden poner a los negocios en números rojos.

Además, al usar esas plataformas entregan datos valiosos de los clientes, y el control de cómo los pedidos llegan a las puertas de sus clientes. Abundan las anécdotas de pizzas que han llegado frías debido a que el repartidor no tiene el sobre adecuado para ese tipo de entrega.

La entrega directa de alimentos ha sido una cuerda de salvamento para los restaurantes, duramente golpeados por el Covid 19, pero ahora muchos pequeños negocios intentan liberarse de las aplicaciones de entrega de comida como Uber Eats, Grubhub, Doordash y Seamless, entre otras. "Lo peor que nos ha pasado son ellos", dijo a CNN Mathieu Palombino, propietario de la pequeña cadena de pizzas de la ciudad de Nueva York, refiriéndose concretamente a Seamless. Si optas por retirar tu negocio de la app, "ya no existes online. No está allí". Debido a que muchas personas realizan pedidos a través de la aplicación, desactivarla significaría perder aproximadamente el 80% de su negocio de la noche a la mañana, dijo. Sin embargo, durante la pandemia ha aumentado el uso de esas apps. Durante una conferencia telefónica con analistas en mayo, el director ejecutivo de Grubhub, Matt Maloney, mencionó que muchos restaurantes nuevos se han suscrito a sus servicios, mientras que un informe publicado por la firma de investigación de mercado Technomic y Uber Eats en julio reportó un aumento del 27% en los operadores de restaurantes que utilizan servicios de entrega de terceros desde mediados de marzo. De manera creciente los dueños u operadores de restaurantes se quejan de que las apps de entrega de alimentos son excesivamente caras. Estas plataformas a menudo cobran a los restaurantes alrededor del 30% por pedido de cliente. Sin embargo, los márgenes de ganancia en la industria de los restaurantes a menudo son pequeños, y la situación ha empeorado con la pandemia, por lo que estas tarifas pueden poner a los negocios en números rojos. Además, al usar esas plataformas entregan datos valiosos de los clientes, y el control cómo los pedidos llegan a las puertas de sus clientes. Abundan las anécdotas de pizzas que han llegado frías debido a que el repartidor no tiene el sobre adecuado para ese tipo de entrega.  En un intento por proteger sobre todo a los pequeños negocios, las ciudades de todo el país han comenzado a limitar las tarifas que las aplicaciones de entrega pueden cobrar a los restaurantes. En Denver, la ciudad de Nueva York, Los Ángeles y otros lugares, se fijó un límite máximo del 15% en las tarifas de entrega de terceros. En Nueva York, las aplicaciones pueden cobrar un 5% adicional por otras tarifas, hasta un 20% en total. Durante la crisis, algunas plataformas de entrega de alimentos redujeron temporalmente los cargos para ayudar a aliviar la carga de los restaurantes. También tienen una variedad de opciones para que los operadores de restaurantes tengan más control de la entrega de alimentos. Un portavoz de Uber Eats señaló que, aunque el servicio cobra un 30% por pedido de entrega, en áreas donde la empresa puede hacerlo legalmente esa tarifa cae al 15% si los restaurantes usan sus propios conductores y se elimina para los pedidos de recogida. Pero para algunos restaurantes, las concesiones están lejos de ser suficientes. Y en algunas partes han surgido aplicaciones más pequeñas como alternativas. Chomp, una plataforma de entrega con sede en Iowa City que sirve a restaurantes en el mercado local y cobra alrededor del 20% por pedido, ha experimentado un gran crecimiento durante la pandemia, según su cofundador, Adam Weeks. Weeks dijo a CNN que los restaurantes pueden sentirse atraídos por su servicio no solo por la tarifa más baja, sino porque es un proveedor local. Eso significa que es más fácil para los restaurantes llegar a Chomp si algo sale mal, dijo Weeks, y la app trabaja con los restaurantes para reemplazar el pedido rápidamente, en lugar de simplemente ofrecer un reembolso, lo que puede dejar a los clientes hambrientos y frustrados.  Algunos restaurantes del chef Ouita Michel, con sede en Kentucky, están participando en el programa piloto de una nueva aplicación llamada Delivery Co-Op, que utiliza un modelo de cooperativa. Delivery Co-Op promete a los restaurantes más control sobre el proceso de entrega al cobrar una tarifa de membresía mensual, en lugar de una comisión por pedido. También cobra cuotas de membresía a los clientes y contrata conductores con esos fondos. Esos controladores están integrados en restaurantes individuales para que puedan familiarizarse más con sus menús y procesos. Hay alrededor de 25 restaurantes en la lista de espera del grupo. Sin embargo, esas alternativas enfrentan el problema del dominio del mercado repartidos por las apps de entrega de comida más conocidas. Melissa Wilson, directora de la firma de investigación de mercado Technomic, considera que al final los clientes tienen la palabra…y la iniciativa. "El servicio de recogida de comida en la acera ha cambiado las reglas del juego", dijo. "Definitivamente ahora hay más oportunidades para que los restaurantes convenzan a los consumidores de que consideren el autoservicio, el servicio de entrega del restaurante o en la acera, en lugar de recurrir a un proveedor externo", dijo.
Un repartidor de Doordash en bicicleta en Manhattan, Nueva York, el 13 de noviembre de 2020. REUTERS/Carlo Allegri

En un intento por proteger sobre todo a los pequeños negocios, las ciudades de todo el país han comenzado a limitar las tarifas que las aplicaciones de entrega pueden cobrar a los restaurantes. En Denver, la ciudad de Nueva York, Los Ángeles y otros lugares, se fijó un límite máximo del 15% en las tarifas de entrega de terceros. En Nueva York, las aplicaciones pueden cobrar un 5% adicional por otras tarifas, hasta un 20% en total.

Durante la crisis, algunas plataformas de entrega de alimentos redujeron temporalmente los cargos para ayudar a aliviar la carga de los restaurantes. También tienen una variedad de opciones para que los operadores de restaurantes tengan más control de la entrega de alimentos.

Un portavoz de Uber Eats señaló que, aunque el servicio cobra un 30% por pedido de entrega, en áreas donde la empresa puede hacerlo legalmente esa tarifa cae al 15% si los restaurantes usan sus propios conductores y se elimina para los pedidos de recogida.

Nuevas aplicaciones como alternativa a Uber Eats

Pero para algunos restaurantes, las concesiones están lejos de ser suficientes. Y en algunas partes han surgido aplicaciones más pequeñas como alternativas.

Chomp, una plataforma de entrega con sede en Iowa City que sirve a restaurantes en el mercado local y cobra alrededor del 20% por pedido, ha experimentado un gran crecimiento durante la pandemia, según su cofundador, Adam Weeks.

Weeks dijo a CNN que los restaurantes pueden sentirse atraídos por su servicio no solo por la tarifa más baja, sino porque es un proveedor local. Eso significa que es más fácil para los restaurantes llegar a Chomp si algo sale mal, dijo Weeks, y la app trabaja con los restaurantes para reemplazar el pedido rápidamente, en lugar de simplemente ofrecer un reembolso, lo que puede dejar a los clientes hambrientos y frustrados.

Algunos restaurantes del chef Ouita Michel, con sede en Kentucky, están participando en el programa piloto de una nueva aplicación llamada Delivery Co-Op, que utiliza un modelo de cooperativa. Delivery Co-Op promete a los restaurantes más control sobre el proceso de entrega al cobrar una tarifa de membresía mensual, en lugar de una comisión por pedido. También cobra cuotas de membresía a los clientes y contrata conductores con esos fondos.Hay alrededor de 25 restaurantes en la lista de espera del grupo.

Sin embargo, esas alternativas enfrentan el problema del dominio del mercado repartidos por las apps de entrega de comida más conocidas.

Melissa Wilson, directora de la firma de investigación de mercado Technomic, considera que al final los clientes tienen la palabra… y la iniciativa.

"El servicio de recogida de comida en la acera ha cambiado las reglas del juego", dijo. "Definitivamente ahora hay más oportunidades para que los restaurantes convenzan a los consumidores de que consideren el autoservicio, el servicio de entrega del restaurante o en la acera, en lugar de recurrir a un proveedor externo", dijo.

También te puede interesar:

VIDEO | Reclama frente a un McDonald’s lleno que la gente pida comida para llevar en los restaurantes locales