U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,026.12
    -1.14 (-0.03%)
     
  • Dow Jones

    34,347.03
    +152.97 (+0.45%)
     
  • Nasdaq

    11,226.36
    -58.96 (-0.52%)
     
  • Russell 2000

    1,869.19
    +5.67 (+0.30%)
     
  • Petróleo

    76.28
    -1.66 (-2.13%)
     
  • Oro

    1,754.00
    +8.40 (+0.48%)
     
  • Plata

    21.43
    +0.06 (+0.29%)
     
  • dólar/euro

    1.0405
    -0.0008 (-0.07%)
     
  • Bono a 10 años

    3.6910
    -0.0150 (-0.40%)
     
  • dólar/libra

    1.2091
    -0.0023 (-0.19%)
     
  • yen/dólar

    139.1000
    +0.5100 (+0.37%)
     
  • BTC-USD

    16,497.96
    -150.77 (-0.91%)
     
  • CMC Crypto 200

    386.97
    +4.32 (+1.13%)
     
  • FTSE 100

    7,486.67
    +20.07 (+0.27%)
     
  • Nikkei 225

    28,283.03
    -100.06 (-0.35%)
     

RESUMEN-Precios al productor EEUU caen en julio; pedidos semanales de subsidio desempleo crecen

11 ago (Reuters) - Los precios al productor de Estados Unidos cayeron inesperadamente en julio, en un contexto de un descenso del costo de los productos energéticos, y la inflación subyacente parecía estar en una tendencia a la baja, mientras que las solicitudes de subsidio de desempleo subieron por segunda semana consecutiva.

El índice de precios al productor para la demanda final bajó un 0,5% el mes pasado, la primera lectura mensual negativa desde abril de 2020, según informó el jueves el Departamento de Trabajo. El IPP había subido un 1,0% en junio. En los 12 meses a julio, el aumento fue de un 9,8% tras haber avanzado un 11,3% en junio.

Los economistas encuestados por Reuters habían pronosticado que el IPP subiría un 0,2% en julio y aumentaría un 10,4% en términos interanuales.

Los precios de los bienes bajaron un 1,8%, tras subir el 2,3% en junio. Una caída del 16,7% en los precios de la gasolina explica el 80% de ese descenso. Los precios del gasóleo, el gas licuado de petróleo y el gas natural de uso residencial también cayeron con fuerza.

Sin embargo, los precios de los alimentos subieron un 1,0% tras el descenso del 0,2% del mes anterior, mientras que el costo de los servicios creció un 0,1% tras el avance del 0,3% de junio.

El Gobierno informó el miércoles de que los precios al consumidor no variaron en julio, gracias a la caída de los precios de la gasolina tras el aumento registrado a principios de año, pero las presiones subyacentes sobre los precios siguieron siendo elevadas.

Excluyendo los alimentos, la energía y los servicios comerciales, los precios al productor subieron un 0,2% en julio. El llamado IPP subyacente había crecido un 0,3% en junio. En los 12 meses transcurridos a julio, el IPP subyacente avanzó un 5,8%, después de haber subido un 6,4% en junio.

La Reserva Federal está estudiando la posibilidad de aumentar su tasa de interés de referencia a un día otros 50 o 75 puntos básicos en su próxima reunión de política monetaria, el 20 y 21 de septiembre, en su intento de controlar la inflación, que es más de tres veces superior a su objetivo del 2%.

El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) del banco central de Estados Unidos ha subido su tasa de interés 225 puntos básicos desde marzo, en su lucha por enfriar la demanda sin provocar un fuerte aumento de los despidos.

"Un posible pico en las medidas de inflación anual es una señal positiva para los consumidores, las empresas y el FOMC, pero la dinámica de precios históricamente elevada que se agita en la economía probablemente persistirá hasta finales de año", dijo Mahir Rasheed, economista estadounidense de Oxford Economics

LA DEMANDA DE TRABAJO ES "BASTANTE FUERTE"

El número de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de subsidios de desempleo aumentó por segunda semana consecutiva, informó también el jueves el Departamento de Trabajo, lo que apunta a un mayor debilitamiento del mercado laboral.

Las solicitudes iniciales de subsidios de desempleo estatales aumentaron 14.000, a una cifra desestacionalizada de 262.000, en la semana terminada el 6 de agosto. Los economistas encuestados por Reuters habían previsto 263.000 solicitudes.

La cifra sigue estando por debajo del rango de 270.000-300.000 que, según los economistas, indicaría una desaceleración importante del mercado laboral.

"La demanda por trabajadores sigue siendo bastante fuerte. La relativa estabilidad de las solicitudes continuas... sugiere que los trabajadores que son despedidos siguen teniendo relativamente fácil encontrar un nuevo trabajo", escribieron los economistas de Jefferies tras la publicación de los datos.

El número de personas que reciben prestaciones tras una semana inicial de ayuda aumentó 8.000, a 1,428 millones, durante la semana que terminó el 30 de julio. Las llamadas solicitudes continuas son un indicador de la contratación.

(Reporte de Lindsay Dunsmuir; reporte adicional de Dan Burns; Editado en español por Javier López de Lérida)