U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,076.60
    +58.83 (+1.46%)
     
  • Dow Jones

    34,086.04
    +368.95 (+1.09%)
     
  • Nasdaq

    11,584.55
    +190.74 (+1.67%)
     
  • Russell 2000

    1,931.94
    +46.22 (+2.45%)
     
  • Petróleo

    79.07
    +0.20 (+0.25%)
     
  • Oro

    1,942.30
    -3.00 (-0.15%)
     
  • Plata

    23.75
    -0.09 (-0.36%)
     
  • dólar/euro

    1.0864
    -0.0002 (-0.02%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5290
    -0.0220 (-0.62%)
     
  • dólar/libra

    1.2308
    -0.0009 (-0.07%)
     
  • yen/dólar

    130.0900
    +0.0220 (+0.02%)
     
  • BTC-USD

    23,096.13
    +273.38 (+1.20%)
     
  • CMC Crypto 200

    519.63
    +0.84 (+0.16%)
     
  • FTSE 100

    7,771.70
    -13.17 (-0.17%)
     
  • Nikkei 225

    27,513.99
    +186.88 (+0.68%)
     

La reválida de Son e Iñaki Williams

Doha, 27 nov (EFE).- Nunca ha ganado Corea del Sur su segundo partido de un Mundial, en ninguna de sus diez participaciones, ni Ghana ha sostenido su portería a cero en ninguno de sus últimos ocho partidos en este torneo, en el que su cruce de este lunes en el estadio Ciudad de la Educación comprueba de qué son capaces Son Heung Min e Iñaki Williams, ante una reválida, como la alternativas a Portugal y Uruguay por las dos primeras posiciones.

El equipo asiático ya se ha postulado para ello. Su empate de la jornada inaugural del grupo H, con un mérito indudable, porque dominó a Uruguay con presión, agresividad, dinamismo y ambición durante todo el primer tiempo, pero también la aplacó en sus ocasiones en el segundo, lo propone para todo; para ser primera, segunda o para nada, dependiendo de su marcador contra Ghana, que acude más apurada a la cita: o vence... O cae eliminada.

No hay términos medios para el conjunto entrenado por Otto Addo, al que su derrota de la primera jornada contra Portugal (3-2), doblegado su planteamiento por los goles en el segundo tiempo de Cristiano Ronaldo, Joao Félix y Rafael Leao, tres figuras globales, lo exige más que a nadie en el cuarteto a estas alturas, consciente de que la derrota es definitiva para él, el empate no lo elimina completamente y la victoria lo hace depender de sí mismo.

En su estreno en el Mundial, Iñaki Williams ni siquiera tiró a portería (su único lanzamiento fue fuera de los tres palos). El trepidante delantero el Athletic Club, goleador cinco veces en 15 partidos disputados, aún no ha batido la portería rival con la selección de Ghana, a lo largo de sus cuatro compromisos. Lo necesita su equipo, cuya plan requiere un paso adelante ofensivo contra Corea del Sur. Y lo necesita él, para remarcar todo su potencial.

El partido del jueves contra Uruguay tampoco fue el mejor de Son Heung Min. Pendiente toda Corea del Sur de él desde que sufrió la fractura orbital el pasado 2 de noviembre con el Tottenham, el mejor futbolista surcoreano (107 partidos, 35 goles y 12 asistencias como internacional), enmascarado para limitar los riesgos en torno al ojo, fue inconstante en su entrada en juego en Qatar 2022, sin alcanzar toda su altura.

Porque su dimensión en la selección y para sus compañeros es enorme, reducida por el contexto en el que entró en acción en la primera cita, sin entrenar apenas con el grupo hasta los últimos días previos, después de estar parado, sin jugar desde principios de noviembre. Lo asume como normal su técnico, Paulo Bento, porque, tras todas esas circunstancias, no es nada fácil reaparecer en la competición, en un entorno tan intenso como el duelo ante Uruguay, y marcar diferencias.

No lo hizo, pero puede hacerlo. Se lo propone este lunes en el estadio Ciudad de la Educación, el mismo escenario del 0-0 frente a Uruguay, cuando disputó los 90 minutos, dejó la impresión de que todo lo que pasa por sus botas hace mejor a Corea, pero apenas asumió la misión determinante que sí completó tantas y tantas veces con el Tottenham: 136 goles, 69 asistencias (es una contribución entre las dos de 205 de tantos) y 334 encuentros.

"No estamos preocupados. Es natural que haya tenido alguna dificultad en el primer partido. Ha tenido un periodo de adaptación a la propia máscara, primero con el contacto con sus compañeros en los entrenamientos y después con los rivales. El partido de este lunes será diferente. Ya jugó 90 minutos contra Uruguay y buscaremos hacer las cosas mejor como equipo para que explote sus mejores cualidades", expresó Paulo Bento, su seleccionador, en la rueda de prensa de este domingo.

El técnico está pendiente de su mejor central (Min-Jae Kim, del incontestable Nápoles, el líder de la Serie A, con el que ha jugado 20 duelos esta campaña, ganador de 13 de sus últimos 14 encuentros), del que decidirá por la mañana del mismo día del encuentro si está o no disponible para el compromiso de este lunes. El delantero Hwang Hee-Chan, que ya ha empezado a entrenarse con el grupo, aún no entrará en competición, según confirmó Bento.

- Alineaciones probables:

Corea del Sur: Kim Seunggyu; Kim Moonhwan, Kim Minjae o Won Kyungwon, Kim Younggwon, Kim Jinsu; Jeong Wooyeong, Jung Wooyoung; Na Shango, Lee Jaesung, Son Heung Min; Hwang Uijo.

Ghana: Zigi; Lamptey, Amartey, Salisu, Mensah; Jordan Ayew, Thomas, Abduel Samed, Kudus; Andre Ayew, Iñaki Williams.

Árbitro: Anthony Taylor (Inglaterra).

Estadio: Ciudad de la Educación.

Hora: 16.00 hora local, 14.00 hora española, 13.00 horas GMT.

Iñaki Dufour

(c) Agencia EFE