U.S. Markets open in 43 mins

Ring estrena nuevos productos en CES 2019 y responde a la polémica sobre la privacidad de sus cámaras

Estefania Oliver
ring ces 2019 door view camera 9 720x720

Ring, la compañía de accesorios inteligentes para el hogar, se ha visto envuelta en una polémica en torno a la posibilidad de que trabajadores de la misma tengan acceso a las grabaciones que captan las cámaras de sus productos.

Y, por si fuera poco, esta polémica ha surgido durante la feria tecnológica CES 2019 que ha tenido lugar en Las Vegas y donde la compañía ha estado presente para anunciar y dar a conocer sus nuevos productos.

Así, tras visitar el stand o booth de Ring en CES 2019, le preguntamos al personal de la compañía por la noticia que había saltado en algunos medios sobre que Ring daba acceso a algunos de sus empleados a las transmisiones en vivo que graban las cámaras de vigilancia de la firma.

Sin embargo, el personal, lejos de comentar lo ocurrido, se acoge únicamente a un statement o comunicado público de la compañía en la que se subraya que “nos tomamos muy en serio la privacidad y la seguridad de la información personal de nuestros clientes. Y para mejorar nuestro servicio, vemos y anotamos ciertas grabaciones de video de Ring. Estas grabaciones provienen exclusivamente de videos compartidos públicamente desde la aplicación Neighbors (de acuerdo con nuestros términos de servicio), y de una pequeña fracción de los usuarios de Ring que han proporcionado su consentimiento explícito por escrito para permitirnos acceder y utilizar sus videos para tales fines”.

No obstante, en el contexto actual en el que vivimos, los términos de privacidad y seguridad son más que importantes que nunca y explicar la situación es casi una obligación para la compañía.

Nuevo Ring Door View

Por otro lado, Ring ha estado en Las Vegas para mostrarnos su nuevo dispositivo Ring Door View Cam que se lanzará este 2019 en diferentes mercados con un precio de $199 dólares y que, a diferencia de los productos anteriores de Ring, no permiten ninguna instalación especial, es decir, se engancha en el mismo lugar en el que tenemos, habitualmente, la mirilla de la puerta.

Además, como extra, permite acortar y detallar el rango que queremos que cubra de seguridad, permite también que obtengamos información en vídeo de quién está frente a nuestra puerta con solo golpear la misma (sin necesidad de apretar el timbre) y viene con una batería recargable.

La idea, según Ring, es hacer más fácil el uso de este tipo de dispositivos y que no suponga su instalación ningún problema para los usuarios que están en apartamento o casas alquiladas que no son de su propiedad.