U.S. markets open in 54 minutes
  • F S&P 500

    4,413.50
    -24.50 (-0.55%)
     
  • F Dow Jones

    34,489.00
    -155.00 (-0.45%)
     
  • F Nasdaq

    15,187.75
    -115.75 (-0.76%)
     
  • RTY=F

    2,240.70
    -14.50 (-0.64%)
     
  • Petróleo

    73.16
    -0.14 (-0.19%)
     
  • Oro

    1,748.20
    -1.60 (-0.09%)
     
  • Plata

    22.45
    -0.22 (-0.99%)
     
  • dólar/euro

    1.1714
    -0.0033 (-0.28%)
     
  • Bono a 10 años

    1.4250
    +0.0150 (+1.06%)
     
  • Volatilidad

    20.30
    -0.57 (-2.73%)
     
  • dólar/libra

    1.3663
    -0.0057 (-0.42%)
     
  • yen/dólar

    110.5700
    +0.2690 (+0.24%)
     
  • BTC-USD

    41,472.26
    -2,199.34 (-5.04%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,030.88
    -78.04 (-7.04%)
     
  • FTSE 100

    7,046.36
    -31.99 (-0.45%)
     
  • Nikkei 225

    30,248.81
    +609.41 (+2.06%)
     

River y el estigma cuando empieza perdiendo: la racha de 17 partidos sin poder dar vuelta el marcador

·5  min de lectura
Nicolás Silva abre el marcador durante el partido que disputan River Plate y Huracán
Mauro Alfieri

Mientras River sigue en proceso de reconstrucción y Marcelo Gallardo trabaja para moldear a su renovado equipo, hay una situación que se sigue exponiendo. Aquella vieja sensación de invencibilidad en la que un golpe no parecía voltearlo ya no está. Hoy hay un equipo más terrenal que sostiene sus pilares de juego y su espectacular espíritu competitivo, pero que todavía busca su mejor versión y los cachetazos los sufre. Ayer, en el Monumental, volvió a ocurrir. Huracán abrió el marcador cuando menos lo buscaba y el Millonario solo pudo alcanzar un agrio empate 1-1 para extender una racha negativa: lleva 17 partidos seguidos sin poder remontar el resultado cuando comienza perdiendo.

En vivo. El medallero de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

La última vez que pudo recuperarse fue el 9 de febrero de 2020 frente a Unión en Santa Fe. En la vieja Superliga, logró ganar 2-1 con los festejos de Nacho Fernández y Robert Rojas luego del gol inicial de Walter Bou para el Tatengue. A partir de ahí, pasaron nueve empates y ocho caídas. Pero, por fuera de los números fríos, los tramos más calientes de los partidos marcan una realidad: a River le resulta difícil reponerse cuando lo lastiman primero y suele tener desacoples defensivos que le cuestan muy caro.

El gol de Nacho Fernández a Unión, en febrero de 2000

Ayer lo aprovechó Huracán, que remató una sola vez al arco con Nicolás Silva en un contragolpe y se llevó un punto de su visita a Núñez. No hubo paridad alguna. A pesar de presentar un mix entre titulares y suplentes porque el miércoles jugará frente a Boca por la Copa Argentina, el equipo de Gallardo dominó todo. La pelota, los tiempos y los espacios. Pero quizás le faltó precisión en los metros finales para romper antes el cero en el arco de Marcos Díaz, la gran figura del partido con apariciones claves para sostener a su equipo.

Con solo seis habituales titulares, River manejó los hilos de la tarde, pero no contó con la suficiente claridad en la primera parte para poder abrir el marcador. A puro vértigo, tuvo un primer cuarto de hora de mucha intensidad y le faltó ser más fino para anotar. Con Gonzalo Montiel y Milton Casco desde los laterales como cartas centrales del ataque, fue más directo que lo habitual, a pesar de que el DT sostuvo el 4-1-3-2 que viene utilizando en este semestre. Esta vez, Enzo Fernández cumplió el papel de Enzo Pérez como dueño del eje, pero no pudo tener una buena actuación. Mientras que Bruno Zuculini se sostuvo delante suyo como nexo y rueda de auxilio y volvió a redondear una positiva tarea.

El gol de Robert Rojas a Unión

De acuerdo a los números de Opta, parte de Stats Perform, River tuvo el 74,4% de la posesión, remató 18 veces (6 al arco), tuvo 15 córners, envió 34 centros al área en jugada y sumó 618 pases totales. Enfrente, Huracán pateó cuatro veces (una al arco), contó con dos córners y acumuló siete centros en jugada y 218 pases totales. Dos posturas totalmente diferentes y dos equipos con búsquedas muy dispares. Pero, en medio de esa realidad, el Globo sacó provecho de su efectividad.

A los 14 minutos del segundo tiempo, Jhonatan Candia, Enrique Triverio y Nicolás Silva construyeron el 1-0 con solo cuatro toques, aprovechando un marcado desacople defensivo de River, que quedó demasiado abierto y expuesto. Tan es así que Silva comenzó la jugada con un pase largo en el área propia tras un débil centro en un ataque millonario y terminó definiendo mano a mano en soledad con Armani. Corrida espectacular y contragolpe perfecto para hacer estallar al grupo de allegados que festejó como nunca el gol desde la platea Centenario media.

Escena del partido que disputan River Plate y Huracán
Mauro Alfieri


Escena del partido que disputan River Plate y Huracán (Mauro Alfieri/)

A falta de 25 minutos para el cierre, Gallardo dispuso tres variantes para buscar el empate. Fabrizio Angileri, Nicolás De La Cruz y Braian Romero entraron por Gonzalo Montiel, Benjamín Rollheiser y Federico Girotti. Luego, entró José Paradela por Enzo Fernández. Con los cambios, el Millonario renovó su ataque y empezó a construir mejores jugadas para lastimar a su rival. A puro coraje, intentando ser lo más lúcido posible en medio de la necesidad y luego de la expulsión de César Ibáñez, llegó al 1-1 a los 41 minutos con un gran pase filtrado de Paradela, un buen centro de Angileri y un cabezazo certero de Romero, quien acumula cuatro goles en sus primeros seis partidos.

Braian Romero convierte el gol del empate durante el partido que disputan River Plate y Huracán
Mauro Alfieri


Braian Romero convierte el gol del empate durante el partido que disputan River Plate y Huracán (Mauro Alfieri/)

El empate le dejó sabor a poco a River y una nueva preocupación de cara al superclásico del miércoles por los octavos de final de la Copa Argentina. Además de la posible baja de Matías Suárez, quien sufre una lesión muscular grado 1 en el aductor de su pierna izquierda, ahora también el cuerpo médico seguirá de cerca a Paulo Díaz, quien sufrió un traumatismo en el muslo derecho y debió ser reemplazado por Jonatan Maidana en la primera mitad. Ahora, llegará el momento de hacer el famoso cambio de chip. Llega Boca y se abre una nueva puerta para escribir historia en el ciclo del Muñeco. A pesar del resultado de este domingo, los niveles individuales y colectivos le permiten envalentonarse para soñar. Eso sí: tendrá que ajustar los detalles porque los golpes le duelen más que antes.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.