U.S. Markets close in 1 hr 37 mins

VIDEO | Así se saca un megacrucero del agua: una maravilla de la ingeniería

El BOKA Vanguard logró sacar del mar un crucero de la empresa Carnival en una gran operación de ingeniería. Foto: cortesía de Royal Boskalis Westminster.

Cuando se hunde, el BOKA Vanguard no parece un barco más, ni siquiera uno especial destinado a convertirse en un dique en altamar, sino cinco edificios cuyas plantas más altas sobresalen en medio de océano.

Luego, cuando un crucero de 15 cubiertas, 322 metros de largo y 48 metros de altura total es izado por encima de la superficie para ser reparado, es que nos damos cuenta de la envergadura de esta plataforma flotante, una de las maravillas de la ingeniería en nuestros tiempos. Y eso es justo lo que pasó recientemente, cuando el BOKA Vanguard fue capaz de sacar del mar al Carnival Vista.

El BOKA Vanguard es el barco de carga pesada semisumergible más grande que haya sido concebido por la mente y las manos del ser humano. En el momento de recibir a un barco que necesita reparación o mantenimiento, su cubierta se sumerge a medida que unos compartimentos van llenándose de agua de mar, que funciona a manera de lastre.

Una vez que el otro barco se ha posicionado, un sistema de bombas expulsa esa misma agua hacia el océano, la plataforma empieza a elevarse y el buque averiado queda en el aire, empieza a secarse y puede ser auxiliado por un equipo de técnicos y especialistas.

Se trata, pues, del dique seco móvil más grande que se haya conocido.

Originalmente, el BOKA Vanguard, con sus 275 metros de largo y sus torres de 79 metros de altura, fue ideado para trasladar plataformas petrolíferas hacia sus destinos definitivos, pero desde que en 2012 fue lanzado al agua ha realizado otros tipos de servicios. Foto: cortesía de Royal Boskalis Westminster (Kore Studios).

Con sus 275 metros de largo y sus torres alcanzan los 79 metros sobre el nivel del agua. Este es su aspecto cuando no está semisumergido.

Originalmente, El BOKA Vanguard fue ideado para trasladar plataformas petrolíferas hacia sus destinos definitivos, pero desde que en 2012 fue lanzado al agua ha realizado otros tipos de servicios, ya que posee una capacidad para asumir embarcaciones de hasta 110.000 toneladas.

De acuerdo con el sitio web Vesselfinder, este elevador con bardera de Curazao ha recalado últimamente en puertos y puntos del océanos en Nansha (China), Freeport (Bahamas) y Singapur.

Y claro, siempre hay quien se pregunta: ¿y entonces cómo hacen para sacar de la superficie a este mastodonte de los océanos cuando hay necesidad de repararlo o de darle mantenimiento?

Artículos relacionados que te pueden interesar: