Anuncios
U.S. markets open in 5 hours 20 minutes
  • F S&P 500

    5,292.75
    +7.50 (+0.14%)
     
  • F Dow Jones

    39,200.00
    +47.00 (+0.12%)
     
  • F Nasdaq

    18,705.50
    +9.25 (+0.05%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,060.20
    +6.50 (+0.32%)
     
  • Petróleo

    76.79
    -0.08 (-0.10%)
     
  • Oro

    2,338.50
    +1.30 (+0.06%)
     
  • Plata

    30.58
    +0.12 (+0.39%)
     
  • dólar/euro

    1.0826
    +0.0008 (+0.08%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4750
    +0.0410 (+0.92%)
     
  • Volatilidad

    12.78
    +0.01 (+0.08%)
     
  • dólar/libra

    1.2699
    +0.0001 (+0.01%)
     
  • yen/dólar

    157.0420
    +0.1040 (+0.07%)
     
  • Bitcoin USD

    67,143.55
    -2,603.80 (-3.73%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,445.43
    -22.67 (-1.54%)
     
  • FTSE 100

    8,292.30
    -46.93 (-0.56%)
     
  • Nikkei 225

    38,646.11
    -457.11 (-1.17%)
     

Salió a comprar cigarrillos y nunca volvió: lo encontraron 30 años después, ¿qué dijo?

Un hombre que en febrero de 1993 salió de su casa en la ciudad chubutense de Comodoro Rivadavia a comprar cigarrillos fue encontrado la semana pasada por la policía local en General Conesa, Río Negro. Aseguró que no sabía que era buscado, si bien al irse dejó a su esposa, quien entonces había realizado inmediatamente la denuncia por desaparición ante autoridades.

Hace 30 años, Adolfo Enrique Sandoval Farías, ciudadano chileno, desapareció de su casa en el barrio Máximo Abasolo de Comodoro Rivadavia. La denuncia de su exmujer quedó registrada en los diarios locales, donde con una foto se pedía información sobre Farías, se aclaraba que había salido a comprar cigarrillos, y que por ese momento trabajaba como técnico electrónico en una radio local.

Según informó ADN Sur, el jueves pasado, gracias al trabajo de la División de Búsqueda de Personas y su nueva jefa, Daniela Millatruz, pudieron dar con él. El hombre, que desapareció a los 32 años y hoy tienen 62, vive en la ciudad de General Conesa, Río Negro y nunca más se contactó con ningún conocido ni con su familia chilena.

"Ingresé a mediados del mes de diciembre el año pasado, y aparte de los casos que vamos teniendo diariamente, también me puse a ver los expedientes antiguos. Entre ellos, estaba el de este ciudadano, Sandoval Farías", dijo a ADN la jefa de la División de Búsqueda de Pesonas.

PUBLICIDAD

Millatruz explicó que con el equipo comenzaron a buscar información en el barrio Máximo Abásolo, en la Comisaría Cuarta donde se había radicado la denuncia y hablaron con efectivos ya retirados.

"A través de algunos sistemas que hoy tenemos en la Policía logramos dar con un domicilio en General Conesa, de la misma persona con el mismo nombre", precisó.

s
s

La denuncia de su exmujer quedó registrada en los diarios locales

Si bien solamente tenían el nombre como coincidente, los agentes de la fuerza policial fueron hasta Conesa para entrevistarse con él. Al llegar al domicilio, Farías los atendió y les confirmó que efectivamente era el hombre que había desaparecido en Comodoro Rivadavia en los ´90.

"Le comenté la nota de los medios [donde dan cuenta de la búsqueda], refiere que sí, que era él la persona buscada, el técnico electrónico que había desaparecido en aquellos años", explicó.

La explicación de Farías

Ante la sorpresa de los efectivos y de Millatruz, Farías aseguró que se despidió de su expareja diciéndole que no volvería.

"Me fui porque tenía diferencias con Nelci. Me cansé y me fui", le dijo Farías a los efectivos policiales, explicó Millatruz.

"Él sostuvo que en ese momento le dijo a la expareja que se iba, que directamente se iba, se puso a su campera, tomó su documentación personal y se retiró. Y nunca más volvió a tener contacto, ni con ella ni con sus familiares, que son de República de Chile", dijo la funcionaria.

En cuanto a la expareja de Farías, que realizó la denuncia por la desaparición de su esposo, la funcionaria policial indicó que falleció hace unos años, por lo que ahora intenta "dar con los hijos de la señora y poder terminar con esa historia".

Sobre la imposibilidad de hallarlo en los 90, Millatruz explicó que ahora hay sistemas informáticos de búsqueda que antes no había y que aún hay 22 personas que por esa época desaparecieron y que aún no han sido encontradas.