U.S. Markets closed

Otro ejemplo de locura en San Francisco: una plaza de estacionamiento por 100,000 dólares

San Francisco, para muchos la ciudad más bella y con más encanto de Estados Unidos, se ha convertido en un lugar prohibitivo para vivir, con unos precios de las viviendas solo aptos para familias de muy altos ingresos. En la imagen, Alamo Square con las Painted Ladies y el barrio financiero de fondo. Foto: Getty Images.

Pensar que un simple espacio para estacionar un auto puede llegar a costar 100.000 dólares —el precio de un apartamento o incluso una casa, según la ciudad—, puede hacernos perder el sueño esta noche.

Pues así ocurre en un edificio construido en el 88 Townsend St, en el vecindario de South Beach, San Francisco, en el que uno de sus espacios para colocar un auto lleva desde mediados de diciembre pasado en un listado de bienes inmuebles en venta.

De acuerdo con lo que le dijo el agente inmobiliario Bill Williams al SFGate, se trata de una plaza en una ubicación más que privilegiada, en un edificio ubicado a una cuadra del estadio Oracle Park, la casa de los San Francisco Giants, el equipo de Grandes Ligas.

Se trata de un nuevo ejemplo de cómo los precios del sector inmobiliario se han desbocado en San Francisco, donde es habitual ver a la venta viviendas ruinosas por un millón de dólares.

Para hacerse una idea de cómo la ciudad se ha convertido en un lugar solo apto para familias de muy altos recursos económicos, basta echar un ojo a las cifras: el precio promedio de venta de inmuebles en San Francisco fue de 787.200 dólares en marzo de 2008, según datos ofrecidos por Zillow. En 2019, alcanzó los 1,3 millones de dólares.

Para todos los que piensan que pagar 100.000 dólares por una plaza de garaje es una locura, Williams argumenta que “podría ser una buena cobertura para protegerse de un descenso en el mercado de valores”.

Al parecer, según apunta un reporte de Business Insider, el precio de venta no resulta necesariamente extravagante, ya que otro espacio dentro del mismo garaje llegó a venderse en noviembre por 90.000 dólares.

Como inversión, esta plaza pudiera funcionar de maravillas, toda vez que su alquiler mensual podría ser de unos 300 dólares; si bien haría falta esperar nada menos que 28 años para amortizar el gasto.

En este mismo complejo de condominios de lujo en el 88 Townsend St. también se ofrecía recientemente un apartamento a un precio (al parecer razonable) de 849,000 dólares.

Según se ha sabido, ya se vendió, aunque se desconocen los detalles de la transacción.

Antes de construir este inmueble de lujo con 112 departamentos, en esa dirección tan cercana a la bahía existía un almacén cuya construcción databa del siglo XIX.

Quién le iba a decir a quienes frecuentaron el barrio en aquella época, que ya en el año 2020 una plaza de garaje en la ciudad más cara de Estados Unidos costaría esa pequeña fortuna.

Artículos relacionados: