U.S. markets closed

San Valentín no es tan bueno para restaurantes como se creería

Kate Krader
Aunque parezca mentira, en San Valentín, los restaurantes no ganan tanto dinero como en otras fechas, por ejemplo el Día de la Madre. (Foto: Getty Images).

(Bloomberg) -- Tiende a ser infamemente imposible reservar un restaurante para el Día de San Valentín, a menos que quiera sentarse en un lugar con mesas cubiertas de fórmica y rasgos cuestionables ante el Departamento de Salud.

Pero en realidad, el 14 de febrero no es un día particularmente bueno para la mayoría de los restaurantes independientes en Estados Unidos.

La fiesta romántica, que cayó un jueves en 2019, ocupó el puesto 94 en el año para el gasto del consumidor en espacios locales en todo el país, según Brad Plothow, vicepresidente de mercadeo y comunicación en Womply, una compañía de software que proporciona gestión de relaciones con los clientes para pequeñas empresas. Incluso la celebración Cinco de Mayo clasificó mejor; llegó de 93, según el reciente estudio de la compañía sobre 36.000 restaurantes de propiedad independiente, con ingresos anuales de menos de US$7,5 millones.

El día de San Valentín no es un día en el que restaurantes pierden dinero. En general, significa un aumento de 30% a 40% de los ingresos de un día típico.

Sin embargo, una noche de sábado normal es invariablemente mejor para restauradores que un día de San Valentín que no cae en fin de semana. Los sábados son los mejores días para los lugares, generando un promedio de 19,9% de los ingresos semanales. Una típica tarde de viernes es el segundo día de mayor recaudación de la semana, con 18,9%.

A primera vista, podría parecer que la celebración generara una gigante recompensa para los restaurantes. Muchos lugares aprovechan la oportunidad para ofrecer un menú de precio fijo demasiado caro que invariablemente incluye puré de papas con aceite de trufa y costillas, con suplementos para extras como caviar y patas de cangrejo. Pero la rotación es más lenta ya que las parejas permanecen más tiempo que en una noche promedio. Además, es difícil organizar una noche entera de mesas para dos, dice Hakan Swahn, dueño de Aquavit, restaurante con dos estrellas Michelin. Agrega que los grupos más grandes tienden a gastar más dinero por persona en vino.

Según el estudio de Womply, los días de mayor recaudación del año son los sábados y domingos del fin de semana del Día de la Madre, primero y segundo lugar respectivamente. En 2019, el tercer día más representativo para cenar fue el sábado del fin de semana del Día del Padre.

De los 50 días principales del año para gastos de clientes en restaurantes locales en 2019, 30 fueron sábados y 19 fueron viernes. La única excepción fue el Día de la Madre.

Entretanto, un sector separado de la industria de la hospitalidad está aquí para recoger cualquier sobra del Día de San Valentín: los bares.

Noticias relacionadas

El amor y la cartera también van de la mano en el San Valentín de los perros

4 formas de celebrar San Valentín al estilo Baja California

La carta de San Valentín que hizo reflexionar a millones de personas


Nota Original:Valentine’s Day Is Not as Good for Restaurants as You’d Think

Para contactar al editor responsable de la traducción de esta nota: Carlos Manuel Rodríguez, carlosmr@bloomberg.net

Reportero en la nota original: Kate Krader en New York, kkrader@bloomberg.net

Editor responsable de la nota original: Justin Ocean, jocean1@bloomberg.net

For more articles like this, please visit us at bloomberg.com

Subscribe now to stay ahead with the most trusted business news source.

©2020 Bloomberg L.P.