U.S. markets closed
  • F S&P 500

    3,849.50
    +1.25 (+0.03%)
     
  • F Dow Jones

    31,020.00
    +7.00 (+0.02%)
     
  • F Nasdaq

    11,891.25
    +11.00 (+0.09%)
     
  • RTY=F

    1,730.00
    +1.40 (+0.08%)
     
  • Petróleo

    98.31
    -0.22 (-0.22%)
     
  • Oro

    1,739.90
    +3.40 (+0.20%)
     
  • Plata

    19.17
    +0.02 (+0.08%)
     
  • dólar/euro

    1.0188
    +0.0004 (+0.04%)
     
  • Bono a 10 años

    2.9130
    +0.1040 (+3.70%)
     
  • Volatilidad

    26.73
    -0.81 (-2.94%)
     
  • dólar/libra

    1.1926
    +0.0004 (+0.03%)
     
  • yen/dólar

    135.8270
    -0.0880 (-0.06%)
     
  • BTC-USD

    20,534.24
    +241.17 (+1.19%)
     
  • CMC Crypto 200

    446.89
    +11.37 (+2.61%)
     
  • FTSE 100

    7,107.77
    +82.30 (+1.17%)
     
  • Nikkei 225

    26,253.65
    +146.00 (+0.56%)
     

Santa Fe: crece el robo de caballos y denuncian venta de carne para consumo en barrios marginales

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Uno de los caballos rescatados, en muy mal estado
Uno de los caballos rescatados, en muy mal estado

SANTA FE.- El robo de caballos en zonas del Gran Santa Fe pone al descubierto una situación compleja de marginalidad y pobreza y a la vez grave para la salud de la población. Si bien la faena clandestina de equinos es, inicialmente, un serio problema para los productores rurales dada la importancia de estos animales en las tareas de campo, no se puede ocultar que detrás de ello existe un negocio con este tipo de carne, cuyo consumo está prohibido en el país.

Según alertaron productores afectados, “la faena clandestina termina generalmente en carne picada, chacinados o embutidos. No vas a encontrar carne de caballo como un corte habitual en una carnicería. Es que hay muchas diferencias entre un corte y su similar de carne vacuna. Pero la gente, lamentablemente por una cuestión de falta de recursos económicos, compra porque hay mucha diferencia de precios”, agregaron.

“Es toda la carne barata que se vende en Santa Fe. En esos barrios que usted va y consigue pulpa, carne picada y chorizo por 600 pesos, eso es carne de caballo. Lo que muchos no saben es lo peligroso que puede resultar comer cualquier carne que se faene clandestinamente y que no tenga los controles sanitarios de faena. La carne de caballo no tiene una enfermedad específica, como la del cerdo que está asociada a la triquinosis, pero da lugar a cualquier enfermedad que sin un control adecuado de faena sanitaria y sin control del estado sanitario puede ser muy peligroso”, continuaron.

Diego Sottini es uno de los productores damnificados por la acción de los ladrones. Hace una semana le robaron cuatro caballos del campo en el cual trabaja junto a su esposa, ubicado en el Km 19 de la Ruta 2, en jurisdicción de Monte Vera, 15 kilómetros al norte de esta capital. Sin embargo, su denuncia, radicada en la comisaría del pueblo, no activó ningún tipo de búsqueda aunque él motivó a personal de la Guardia Rural Los Pumas y anoche juntos salieron a buscar los animales.

Los equinos (tienen un valor promedio de $150.000 por cabeza) estaban a más de 10 kilómetros de donde fueron robados. Dos fueron hallados con vida en un barrio al norte de la ciudad capital, en tanto que, a 150 metros de ese lugar, descubrieron faenados a los dos restantes. “No es que lo mataron porque nosotros le seguíamos el rastro, sino que lo carnearon, le sacaron la carne; todo, costilla, pulpa, todo; no le dejaron nada”, explicó a Aire de Santa Fe.

Para Sottini, “esto no es por necesidad de hambre o porque no tienen parar comer… Es por maldad y porque venden la carne porque estoy seguro que ellos no la comen. A estos dos los faenó una persona con mucha experiencia, que sabía muy bien hacer ese trabajo”, insistió.

Por su parte, Lucía Nechay, referente de “SOS Caballos”, una entidad que protege a esos animales, indicó a medios locales que “robo de caballos siempre hubo pero en el último tiempo crecieron las denuncias. Nos llegan las fotos de los desastres que hacen y de los caballos que son robados por la zona. Hacemos un tipo de seguimiento a esos casos para alertar y tratar de encontrarlos”, sostuvo.

Sobre las motivaciones que existen para que cada vez haya más casos de robos de equinos la proteccionista admitió que “algunos casos son para consumo y otros para la venta. Lo que sí estamos viendo es que han aumentado este tipo de denuncias en el último tiempo. Y nos preocupan estos desastres”, subrayó.

CONSUMO RIESGOSO

Desde la Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria (Assal) se alertó que el consumo de este tipo de carne puede ocasionar problemas de salud.

Según Vanina Marconetti, secretaria de dicha agencia, “el consumo de carne de cualquier tipo de faena clandestina tiene los riesgos sanitarios de contraer cualquier tipo de enfermedad por la falta de higiene y falta de control del animal. Todos los animales, en este caso caballos, que no ingresan a un frigorífico carecen del control veterinario que garantice la salubridad del alimento que después se consume. Se trata de una faena que está hecha a cielo abierto, con todos los contaminantes del suelo, el aire, de la propia manipulación, al contrario del frigorífico donde hay veterinarios que controlan”, explicó.

“Para los animales de consumo como la vaca o el cerdo en la fase de producción primaria en el campo está reglamentada la medicación del animal, ya sea antibióticos, antiparasitarios, etcétera. Están establecidas las dosis, los tiempos de espera para que no aparezca la presencia de esos medicamentos en la carne que luego se consume. En un animal que no está considerado para consumo, los controles son distintos, más en estos casos al tratarse de caballos robados donde no se conoce nada de la historia del animal”.

Se refirió luego a un aspecto lógico de la comercialización y del consumo. “Al hablar de la cadena de la carne uno hace mención a la trazabilidad del animal, donde se plantea que ese animal viene de un campo en donde hay un responsable veterinario que hace el control sanitario de los animales. El problema puntual es la faena clandestina en las condiciones insalubres que se da, porque además de no tener la trazabilidad de ese animal se desconoce su alimentación, medicación, etcétera”, añadió.

DATOS DEL MERCADO

Finalmente, debe indicarse que en Santa Fe no se faena caballos para exportar su carne. El permiso otorgado por el Senasa para la faena de carne equina lo tiene solo un pequeño grupo de frigoríficos distribuidos por las provincias de Córdoba, Buenos Aires y Río Negro.

Según informes oficiales, desde hace décadas, la Argentina es el principal exportador de esta carne, pero no hay cultura de comer equinos entre sus habitantes. A nivel internacional, también hay pocos jugadores en ese mercado. Bélgica compra los mayores volúmenes de carne de caballo en el planeta. Sin embargo, en el caso de Argentina los principales demandantes de carne equina son Rusia y Francia.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.