Anuncios
U.S. markets open in 7 hours 49 minutes
  • F S&P 500

    5,507.00
    +16.00 (+0.29%)
     
  • F Dow Jones

    38,845.00
    -14.00 (-0.04%)
     
  • F Nasdaq

    20,049.25
    +130.00 (+0.65%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,051.30
    +2.00 (+0.10%)
     
  • Petróleo

    81.41
    -0.16 (-0.20%)
     
  • Oro

    2,356.40
    +9.50 (+0.40%)
     
  • Plata

    30.48
    +0.92 (+3.10%)
     
  • dólar/euro

    1.0742
    -0.0006 (-0.05%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2170
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    12.48
    +0.18 (+1.46%)
     
  • dólar/libra

    1.2710
    -0.0011 (-0.09%)
     
  • yen/dólar

    158.1650
    +0.1830 (+0.12%)
     
  • Bitcoin USD

    65,371.63
    -124.15 (-0.19%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,390.19
    +52.44 (+3.92%)
     
  • FTSE 100

    8,205.11
    +13.82 (+0.17%)
     
  • Nikkei 225

    38,582.93
    +12.17 (+0.03%)
     

Las señales de wi-fi podrían ser utilizadas para espionaje

Como todas las ondas de radio, las señales de wi-fi sufren sutiles cambios cada vez que se chocan con un objeto, incluidos los humanos. Pero esas mínimas alteraciones pueden revelar información sobre la forma y los movimientos del objeto en cuestión, igual que el sonar de los murciélagos, que les revela dónde está el obstáculo dónde está la presa.

En base a esa premisa, Jiaqi Geng, Dong Huang y Fernando De La Torre, de la Universidad Carnegie Mellon en Pittsburg, se preguntaron si podían usar las señales de wi-fi para registrar la actividad de las personas dentro de habitaciones o interiores de otro modo inescrutables. Y según lo que informaron en el sitio de prepublicaciones científicas arXiv, es totalmente posible. El artículo en cuestión se llama “DensePose from Wi-Fi”, donde describen que hicieron pasar las señales emitidas por un router en el interior de un cuarto a través de un algoritmo de inteligencia artificial entrenado para identificar las señales de las diversas actividades que puede realizar una persona. Ese algoritmo logró reconstruir retratos digitales en movimiento, llamados “estimaciones de pose”, de los individuos en el interior de la habitación.

La batalla de los buscadores: los chatbots de inteligencia artificial amenazan el reinado de Google

Geng, Huand y De La Torre no son los primeros en probar esa idea, pero parecen haber logrado un avance significativo. Los experimentos anteriores habían conseguido obtener estimaciones de poses bidimensionales (2D) en base a 17 “puntos vectores” del cuerpo, como la cabeza, el pecho, las rodillas, los codos y las manos. El nuevo experimento, por el contrario, obtuvo retratos en “2,5D” que rastrean 24 puntos vectores. Y según el doctor Huang, ahora su equipo ha construido una versión mejorada capaz de generar reconstrucciones completas en 3D del cuerpo humano, que rastrea miles de puntos vectores al mismo tiempo. Además, este estudio utilizó routers con antenas comunes, como los que hay en la mayoría de las casas. Los intentos anteriores habían apelado a routers más potentes y especializados.

PUBLICIDAD

El monitoreo detallado de los movimientos corporales a través de un modesto router doméstico podría tener múltiples usos. Huang, Geng y De La Torre hablan de emplearlo para “monitorear el estado de salud y el bienestar de los ancianos”, y un equipo que está trabajando en el desarrollo de una tecnología similar, liderado por Yili Ren, de la Universidad Estatal de Florida, sugiere que podría usarse para juegos interactivos y para el monitoreo de ejercicio físico. Ya en 2016, Dina Katabi, Mingmin Zhao y Fadel Adib, del Laboratorio de Informática e Inteligencia Artificial del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), demostraron que las señales de radio de wi-fi pueden detectar el latido del corazón de una persona de manera remota y, por lo tanto, conocer su estado de ánimo.

Esas ideas, sin embargo, no son más que distracciones del que seguramente sería el primer uso de un sistema como ese, a saber, la vigilancia y el espionaje. En 2018, por ejemplo, Yanzi Zhu y sus colegas de la Universidad de California en Santa Bárbara mostraron cómo un hacker apostado en el exterior de una casa podía seguir el rastro de los movimientos de las personas en su interior —aunque no visualizar sus posturas—, interceptando las señales de wi-fi que escapaban de la vivienda.

La relación entre la inteligencia artificial y los humanos

Cuesta poco imaginar a quién podría interesarle convertir la red de wi-fi de un edificio en un ojo de Gran Hermano. Huang se niega a revelar quién patrocina las investigaciones de su equipo. Pero otros de sus proyectos, como el desarrollo de técnicas para detectar comportamientos humanos específicos en las imágenes de cámaras de vigilancia, son financiados por IARPA, el brazo de investigaciones de la Oficina Nacional de Inteligencia, que maneja a los espías norteamericanos.

(Traducción de Jaime Arrambide)