U.S. Markets closed

Se acabaron la maletas en cabina gratis para los clientes de Ryanair

Los clientes de Ryanair que sigan queriendo disfrutar del ‘privilegio’ de viajar con una maleta de cabina con ellos ahorrándose el tiempo de espera en la cinta de equipajes para recogerla tendrán que pasar por caja a partir del 15 de enero. Es una de las medidas de la nueva política de equipajes de la compañía y, sin duda, la más molesta. En general, el resto de cambios benefician económicamente a los pasajeros.

A partir del 15 de enero, las maletas de cabina solo podrán ir en cabina, valga la redundancia, si se paga embarque prioritario. De lo contrario, habrá que entregarlas en la puerta de embarque y se bajarán a la bodega. (Foto: REUTERS/Clodagh Kilcoyne)

Cuando Ryanair anunció que se acabó eso de solo un bulto por persona y que cada pasajero podría viajar en cabina con una maleta de las dimensiones apropiadas y el típico bolso o mochila -como ocurría y sigue ocurriendo en otras compañías-, los pasajeros vieron el cielo abierto. Se acabó el estrés pre-embarque de tener que meter todo apelotonado y a presión casi en la misma puerta del avión. O la estampa de pasajeros escondiendo el bolso entre el abrigo. Aquel fue todo un avance.

Pero después de un tiempo con la medida en marcha, en Ryanair se han dado cuenta de que la medida ha sido perjudicial a la larga. La alta ocupación de sus vuelos, hablan de un 95%, y el hecho de que la mayoría viaje con una maleta de cabina supone un problema de espacio.

No caben y estas terminan bajo los asientos, en puestos no ocupados (que son pocos) o con el personal de tierra teniendo que pedir a equis número de pasajeros (habitualmente los últimos en entrar) que entreguen su equipaje para enviarlo a bodega. Lo cual implica que tendrán que recogerlo después en la cinta y pasar por la tediosa espera y pérdida de tiempo. Algo con lo que no contaban y que suele incomodar bastante a quien lo sufre.

Ahora, todo eso se acabó. Porque Ryanair tiene nueva política de equipajes para sus viajes y esta entrará en vigor a partir del 15 de enero. Es decir, el próximo lunes. Desde ese día, quien viaje con la aerolínea irlandesa deberá pagar el extra del embarque prioritario si quiere que su maleta de cabina lo acompañe dentro del avión. El precio es de cinco euros.

Así, solo los que paguen por ello y cuenten con un billete de las tarifas Plus, Flexi Plus & Family Plus podrán llevar dos bultos consigo. El resto, uno y pequeño. Leáse un bolso normal o mochila, por ejemplo. La maleta de cabina podrán seguir llevándola sin facturarla, es decir, sin pagar, pero tendrán que hacer entrega de ella antes de subir al avión y esta será enviada a la bodega.

Ciertamente, esta es la medida más molesta e incómoda. Sobre todo para quienes están acostumbrados a viajar solo con el equipaje de mano y quieren evitarse el tiempo que se emplea en facturar y recoger las maletas. El resto de novedades, por el contrario, no supondrán desembolso algo. Más bien un ahorro.

A partir de este lunes, aumentará el peso del equipaje facturado de 15 a 20 kilos por maleta. Antes había una tarifaa de facturación según el peso de cada bulto y ahora solo habrá una, para 20 kilos, que baja de 35 a 25 euros por pieza.