Mercados cerrados

Hundredrooms, el 'Google español' que se hunde tras dilapidar 11 millones de euros

Jaime Quirós.- En la oficina de Hundredrooms, el ‘Google’ de pisos turísticos nacido en Palma de Mallorca con financiación de grandes inversores, aún no se creen lo que ven. Los 11 millones de euros (unos 13 millones de dólares) recaudados entre grandes inversores, el boom del sector y una plantilla potente de 60 personas les auguraban un futuro prometedor, pero la empresa da pasos agigantados hacia un triste final. No es la primera ni será la última. ¿Qué falla en los nuevos modelos digitales?

Los problemas comenzaron en junio, cuando el metabuscador decidió despedir a la mitad de su equipo alegando un cambio en la estrategia que -teóricamente -le permitiría seguir operando con la misma calidad de servicio, pero ahorrando en personal. Según contaba estos días El Confidencial, las oficinas de Madrid están siendo desmanteladas y sólo quedan las de Palma de Mallorca como único emplazamiento. Departamentos enteros han desaparecido.

Poco queda de los ambiciosos planes de Hundredrooms, que apenas en febrero pregonaba su proyecto de expansión a Italia, Portugal y previsiblemente a Reino Unido para convertirse en “el metabuscador de referencia de alojamiento vacacional”.

En las últimas semanas los inversores, hasta ahora discretos, han empezado a levantar la voz. Mala señal, porque no se han cortado. Si los gestores no informan, los inversores interpretan los acontecimientos a su modo. Algunos han dejado caer en corros y foros comentarios sobre la escasa liquidez de la compañía y la falta de información. Uno de ellos hablaba de que “han dilapidado” los 11 millones de euros aportados por varios de los mejores fondos de capital riesgo del país, que confiaron en la compañía desde su nacimiento en 2014.

Algunas startup fallan porque llegan al mercado antes de que exista la necesidad de ese servicio, les falta pulmón financiero o simplemente mueren de éxito. Vamos por partes. Hundredrooms estaba en un negocio ya conocido y que a otros les ha funcionado. Quizá ha fallado la ambición porque se han visto como el Google español, cuando era un simple buscador. Pero el caramelo de ponerse a la altura de Google es muy atractivo.

[También de interés: La burbuja de las criptomonedas da otro paso hacia el precipicio]

Web de la empresa española Hundredrooms. Yahoo Finanzas.

La última inyección de capital de Hundredrooms se hizo hace tres años, pero no todo fue cash. Atresmedia hizo su aportación en forma de campañas publicitarias, que han metido la marca en nuestras casas con cierta facilidad, aunque se diría que no tanto en nuestros planes. Y si, como han dicho algunos inversores, nadie medía el retorno de la inversión, las cosas no se estaban haciendo bien.

No saber realmente donde está tu mercado es otro problema. Hundredrooms se ‘vendía’ como un comparador de alquileres vacacionales que aglutinaba las ofertas de webs tan consolidadas como Booking, Airbnb o Homeaway. Es cierto que esto le daba una base de datos de más de siete millones de casas y pisos turísticos. Pero, ¿qué interés tiene para el consumidor utilizar un metabuscador para llegar a otro que es más grande y está más consolidado?

El mundo startup no es un camino de rosas. Según Forbes, el 90% fracasa. En unos casos falta el colchón financiero suficiente para desarrollar la idea; en otros, los promotores son gente con imaginación, pero incapaces de hacer una buena gestión. A veces sobra optimismo y otras, pragmatismo.

En cualquier caso, lo que unos y otros necesitan en España es una dosis de confianza a la americana: esa capacidad tan envidiable para levantarse después de caer, reconocer en público por qué fallaron y recuperar el ánimo para empezar de nuevo.

Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias