U.S. Markets close in 6 hrs 11 mins

Se valoró en US$ 2,000 millones en solo 14 meses

En sus primeros 14 meses de existencia, la compañía logró introducirse en más de 120 ciudades, desde Arkansas y Los Ángeles, hasta Ciudad de México, Santiago de Chile… y del otro lado del Atlántico: París, Amberes, Tel Aviv y Londres. Y como ha recaudado $415 millones de financiación, tiene capital para llegar muy rápido a muchas más.

Su nombre es Bird y ha tomado vuelo como pocas startups, logrando una valoración de 2000 millones en menos de un año. Para ponerlo en perspectiva: Airbnb tardó casi tres años en alcanzar una valuación de mil millones, y Uber necesitó cuatro. ¿Pero de qué se trata tan lucrativo negocio?

Con sede en Los Ángeles, Birds lanzó su primer programa piloto de scooter eléctrico —o monopatín— en Santa Mónica, California, en septiembre pasado. Alquilados mediante una aplicación, cuesta 1 dólar desbloquearlo y entre 15 y 20 centavos por minuto de uso, según la ciudad.

El scooter tiene instalada una minicomputadora a través de la cual la compañía puede localizarlo, y bloquear y desbloquear las ruedas y el motor de forma remota.

Cuando llega la noche, empleados freelance, también conocidos como ‘cazadores de aves’ salen a la búsqueda de los monopatines para recargar su batería, y devolverlos a su sitio en las primeras horas de la mañana.

Por su audacia, su ambición y su rápido crecimiento, la revista Inc. la ha nombrado “Compañía del año”. Y la verdadera meta de su fundador y CEO, quien aún no ha cumplido 40 años, es reducir la congestión de autos en la carretera; la mejor parte, según él, es que el nombre “Bird” también funciona con los autos voladores. ¿Tendrá otro plan entre manos?