El sector eléctrico se debate entre números rojos

Marcelo Mindlin es presidente del holding Pampa Energía, un conglomerado de empresas energéticas que tiene negocios en la generación, el transporte y la distribución de electricidad. "La compra de estas oficinas fue la única buena decisión que tomé en los últimos años", dijo el empresario, en tono jocoso, ante dos interlocutores que lo escuchaban.

El hombre creció en el sector de la mano de la crisis de 2001, que hizo añicos la ecuación económica de los servicios públicos. Varias empresas extranjeras decidieron irse y Mindlin fue uno de los empresarios que compraron esos activos. Cinco centrales generadoras (dos hidroeléctricas y térmicas), la mitad de las acciones de Transener, la principal transportadora de energía del país, y la distribuidora Edenor son la constelación de empresas del grupo. Entró en el negocio en 2004 y en 2011, la cotización de Pampa Holding era la estrella del panel principal de la Bolsa porteña. Hoy, al igual que la mayoría de las empresas eléctricas del país, se debate entre el déficit de caja, el pago de los sueldos, la intervención estatal y la deuda que acumula por no poder pagar ni la energía que compra.

El sector eléctrico está arrasado. Con tarifas congeladas y costos desatados durante años, la actividad se ha tornado inviable. Nadie vende porque no hay compradores genuinos. Las acciones se derrumban y los balances crujen.

"La verdad es que la gente no termina de convencerse de que la energía no se puede regalar. Hace años que no hay una política para el sector. Y lamentablemente, si bien no hay una situación de emergencia en el servicio, cada vez que haya días de calor intenso habrá más cortes. Es decir, hay más sucesos de corte que duran más tiempo", dijo una alta fuente del sector.

Más allá de que en los últimos días el Gobierno autorizó el cobro de un cargo específico para hacer obra pública, el sector no recibirá ni un peso de ese dinero. "Es verdad que si se cumple la promesa, una parte del problema empezará a solucionarse. ¿Cuál? El de la inversión en manutención de la red. Al menos es una buena noticia que no soluciona todo, pero ayuda", dijeron en una de las empresas del sector.

Con los cargos tarifarios empezará un nuevo esquema. Otra fuente del mundo energético dijo que los fideicomisos ya están abiertos. "Hay uno para Edenor y otro para Edesur. Cada una va a tener 500 millones de pesos para hacer las inversiones que estime el Estado", informó un ejecutivo de una compañía del sector.

Este año que termina fue el peor para las distribuidoras. El rojo de sus cuentas llegó a tal punto que dejaron de pagar la electricidad que le compran a Cammesa (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico). Es decir, la plata no les alcanzaba para comprar el insumo que comercializan. Edesur fue la primera en pedir ayuda. En agosto pidió una renegociación de 214 millones de pesos por el año. Durante unos meses, no pagó la energía aunque según pudo saber LA NACION, la situación mejoró estos meses y ya pagó el 100% del consumo de este mes. Edenor optó por otra receta: pidió a Cammesa pagar la mitad de la electricidad hasta tanto no cambie la ecuación económica. Según datos del sector, el sueldo medio de un empleado de una distribuidora es de 12.870 pesos; el del promedio del sector privado, 6149 pesos. "El 80% de los ingresos se va en salario. Y la tarifa sigue congelada", dijo un empresario del sector.

Números negativos

En la distribución hay una sola empresa importante: Transener. Allí los socios son Pampa Energía, la petrolera estatal Enarsa y Electroingeniería. De aquellos años en los que la empresa era la estrella de la Bolsa porteña a esta realidad ha pasado mucho. En julio de 2007, los papeles de la compañía llegaron a cotizar 2,01 pesos por acción. El viernes cerró en 47 centavos de pesos. "¿Qué quiere que le diga? La ecuación es la misma en todo el sector: costos altísimos y tarifas congeladas", comentó un ejecutivo de la empresa.

Central Puerto, una distribuidora de electricidad del grupo español Endesa, ya no puede disimular su mal momento financiero. En diciembre de 2011 el balance de la compañía mostraba 121 millones de pesos de patrimonio neto. Seis meses después, a mitad de año, ese renglón del balance era negativo. "Los números lo dicen todo. Con patrimonio neto negativo, la Bolsa retiró la cotización de la empresa del panel principal.

AQUELLAS ESTRELLAS DE LA BOLSA

Todos los días después de las cinco de la tarde, un lector llamaba a la redacción de LA NACION ¿El propósito? Enterarse de a cuánto había cerrado la cotización de Pampa Energía. Y siempre terminaba la conversación con su ocasional informante de la misma manera: "Amigo, le doy un consejo gratis: compre Pampa Holding [tal como se denominó a la empresa hasta julio de 2008 cuando pasó a llamarse Pampa Energía]".

A pocos años de aquellos días, las acciones de las compañias energéticas se derrumbaron.

En enero del año pasado, los papeles de la compañía llegaron a cotizar a 3,14 pesos. Desde entonces, el tobogán descendente no paró: el viernes esos mismos títulos terminaron la semana en 0,83 pesos.

Con Edenor pasó algo similar. En octubre de 2007, a poco de que asumiera Cristina Kirchner, la acción estaba en casi 4 pesos. El viernes terminó en 0,61 pesos. En los últimos doce meses, la empresa perdió el 60% del valor bursátil.

Central Puerto, cuya cotización fue retirada del panel, perdió 45% de su valor en el último año y Endesa Costanera, la otra generadora que se instaló en el Puerto de Buenos Aires, ya lleva una caída de 53,5% en los últimos 12 meses.

Otras empresas energéticas, por ejemplo, las gasíferas, tampoco están mejor. Camuzzi Gas Pampeana anota una baja de 31,8 por ciento en lo que va del año y Distribuidora Gas Cuyana, un 40 por ciento. Metrogas, la empresa que el Gobierno pasaría a controlar de la mano de YPF, no anda mejor: en 2012 ya tiene un quebranto de 42,3 por ciento.

Cargando...

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribe el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debe activar los cookies de su explorador para ver sus citas más recientes.
 
Inicia sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.