U.S. markets close in 5 hours 58 minutes
  • S&P 500

    4,070.03
    -6.57 (-0.16%)
     
  • Dow Jones

    33,901.93
    -184.11 (-0.54%)
     
  • Nasdaq

    11,580.75
    -3.80 (-0.03%)
     
  • Russell 2000

    1,929.24
    -2.71 (-0.14%)
     
  • Petróleo

    78.52
    -0.35 (-0.44%)
     
  • Oro

    1,944.20
    -1.10 (-0.06%)
     
  • Plata

    23.72
    -0.12 (-0.49%)
     
  • dólar/euro

    1.0904
    +0.0038 (+0.35%)
     
  • Bono a 10 años

    3.4830
    -0.0460 (-1.30%)
     
  • dólar/libra

    1.2334
    +0.0017 (+0.14%)
     
  • yen/dólar

    129.5090
    -0.5590 (-0.43%)
     
  • BTC-USD

    23,116.51
    -33.79 (-0.15%)
     
  • CMC Crypto 200

    523.80
    +281.12 (+115.84%)
     
  • FTSE 100

    7,784.33
    +12.63 (+0.16%)
     
  • Nikkei 225

    27,346.88
    +19.77 (+0.07%)
     

Las seis estafas más comunes con criptomonedas y cómo prevenirlas

Las pérdidas de capital a partir a hackeos y estafas alcanzaron un máximo histórico de US$3700 millones en 2022
Las pérdidas de capital a partir a hackeos y estafas alcanzaron un máximo histórico de US$3700 millones en 2022

En 2022, pese a que la adopción de criptomonedas sufrió varios traspiés por el invierno financiero y los colapsos de proyectos que azotaron a la industria, las pérdidas de capital a partir de hackeos y estafas alcanzaron un máximo histórico de US$3700 millones, un aumento del 189% con respecto al récord anterior de 2021, de US$1300 millones, de acuerdo con un informe de CertiK, una plataforma especializada en seguridad en la Web3.

Coindesk, un sitio especializado en difundir información sobre criptomonedas, reunió las estafas más comunes registradas el año pasado y consejos para evitar caer en ellas.

Bitcoin

Bitcoin, al tratarse del token de mayor capitalización de mercado y el más popular en el mundo, suele despertar menos sospechas sobre estafas que las propuestas relacionadas con altcoins no tan conocidas. Coindesk mencionó el phishing como uno de los fraudes más frecuentes. Se trata de una operación a través de la cual un pirata informático se hace pasar por un servicio, empresa o persona que parece legítimo en un correo electrónico o mensaje de texto e intenta engañar a las víctimas para que revelen sus claves privadas o para que envíen sus bitcoins al monedero del estafador.

“Evite ser engañado comprobando la dirección de correo electrónico del remitente y asegurándose de que los sitios a los que enlaza son legítimos”, mencionaron. A menudo, las direcciones de correo electrónico de phishing escriben mal un sitio real -por ejemplo, Gogle.com en lugar de Google.com- o te envían a un sitio que contiene errores similares, como coinbase.co en lugar de coinbase.com.

Las estafas más frecuentes usan Bitcoin como pantalla
Las estafas más frecuentes usan Bitcoin como pantalla

Estafas NFT

Los tokens no fungibles (NFT) cada vez crecen más en popularidad y están siendo implementados por empresas, ligas, artistas y eventos musicales, entre otros usos. Los “coleccionables digitales” son a menudo falsificados y vendidos como auténticos. Es el equivalente a vender como pieza original de un pintor una copia impresa, por ejemplo.

“Cuando un proyecto de NFT, por ejemplo Bored Ape Yacht Club, empieza a revalorizarse, los estafadores se dirigen a personas que quieren ´imitarlo´, a veces robando el arte original y clonando proyectos enteros”, explica el informe de Coindesk.

El problema es que los NFT cambian de valor rápidamente, por lo que un precio bajo (que incluso a veces ocurre por errores o desequilibrios en el mercado) no debería necesariamente implicar que se trata de una imitación. Sin embargo, si se detecta un NFT de un proyecto a la venta a un precio muy inferior al de mercado (que puede comprobar fácilmente en un sitio como NFTpricefloor.com), lo más probable es que sea falsa, explicó el portal especializado.

Los NFT suelen copiarse y venderse como auténticos
Los NFT suelen copiarse y venderse como auténticos

Estafas en redes sociales

Según un informe de junio de 2022 de la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos, casi la mitad de las personas que informaron haber perdido cripto por una estafa desde 2021 dijeron que comenzó con un anuncio, publicación o mensaje en una plataforma de medios sociales. Y las cuentas verificadas con tick azul no son garantía de seguridad.

“Antes de confiar en cualquier consejo o idea de lo que parece ser una cuenta verificada, mira sus otras publicaciones, cuánto tiempo lleva activa y cuántos seguidores tiene. Es poco probable que una cuenta nueva con pocos seguidores que parece estar promocionando proyectos criptográficos sea de fiar”, mencionó Coindesk como primer alerta.

Qué pasó con el poder de compra de los jubilados en 2022 y en los últimos tres años, según el nivel de ingresos

Esquemas Ponzi

Un Ponzi es un fraude financiero que promete rendimientos sobresalientes y lo hace no invirtiendo realmente el dinero que recibe, sino distribuyendo los pagos a los primeros inversores con fondos de inversores más recientes. En criptomonedas, se pusieron de moda. Algunos casos locales fueron Zoe Cash, cuyo líder -Leonardo Cositorto- se encuentra en prisión, o Vayo Business, actualmente investigada.

Usualmente, comienzan con un “experto” que asegura tener un conocimiento superior de una tecnología compleja y nueva. “Los expertos prometen hacer el trabajo duro con tu dinero y quitarte el dolor de cabeza de tener que aprender cómo funciona algo como las finanzas descentralizadas (DeFi)”, explicaron. El mundo cripto, todavía desconocido para gran parte de la población y en constante innovación, es tierra de abono para estos modelos de estafa.

Los altos rendimientos garantizados son una alarma de estafa
Los altos rendimientos garantizados son una alarma de estafa - Créditos: @Shutterstock

Una de las mayores señales de advertencia son los rendimientos “garantizados” de porcentajes de dos dígitos, una promesa que ninguna inversión legítima puede cumplir. Todas las inversiones conllevan un elemento de riesgo y las criptomonedas son más volátiles que los instrumentos financieros tradicionales.

Rug pulls o tirones de alfombra

Los rug pulls son un tipo de estafa de salida a la que las finanzas descentralizadas (DeFi) y los NFT son particularmente susceptibles. DeFi busca, justamente, eliminar a los intermediarios involucrados en las transacciones financieras con la relativa facilidad de crear un nuevo token, por lo que los estafadores pueden crear fácilmente un token criptográfico y conseguir que aparezca en una bolsa descentralizada (DEX) sin pasar por ningún tipo de auditoría de código u otro tipo de comprobación de antecedentes. De enero a diciembre de 2022, se crearon más de 117.000 tokens fraudulentos, que robaron miles de millones de dólares a inversores desprevenidos, puntualizó Coindesk.

Operativo “frenar al dólar”: el Banco Central subió la tasa de pases y repercute sobre algunas inversiones, pero queda un peligro dando vueltas

Las monedas recién listadas a menudo se disparan en precio, y los inversores ansiosos pueden usar filtros como “recientemente agregado” o “top gainers” para filtrar monedas nuevas y calientes sin hacer una investigación sobre los proyectos. Una vez que los fundadores del criptoproyecto fraudulento consideran que el precio ha alcanzado su punto máximo, se llevan el dinero de los inversores y dejan a los titulares con una moneda sin valor.

En el ámbito de las NFT, los estafadores crean colecciones enteras que copian o imitan una colección conocida para atraer a compradores susceptibles. Mutant Ape Planet, una imitación de la colección legítima Mutant Ape Yacht Club NFT, habría estafado a compradores por casi US$3 millones, prometiéndoles recompensas, acceso y otras ventajas antes de quedarse con todo su dinero.

Las estafas románticas significaron pérdidas por US$185 millones de las víctimas, según la FTC, a junio de 2022
Las estafas románticas significaron pérdidas por US$185 millones de las víctimas, según la FTC, a junio de 2022 - Créditos: @Shutterstock

Estafas románticas con criptomonedas

Las estafas románticas significaron pérdidas por US$185 millones de las víctimas, según la FTC, a junio de 2022. El criminal crea perfiles falsos en sitios de citas y/o redes sociales para atraer a sus víctimas y envía un mensaje de texto (DM) en WhatsApp u otras plataformas de mensajería para entablar una conversación. Una vez que la marca ha llegado a conocer a la víctima, el estafador girará la conversación hacia bitcoin u otras criptodivisas y convencerá a la persona para que invierta un poco de dinero en el token.

“Hay que desconfiar de cualquier petición de alguien a quien no se conoce en la vida real, pero una señal de advertencia muy común de que tu ciberamada no está enamorada es que se niegue a quedar cara a cara o a través de Zoom u otra aplicación de videoconferencia”, advirtió Coindesk.