U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,071.70
    -4.87 (-0.12%)
     
  • Dow Jones

    34,429.88
    +34.87 (+0.10%)
     
  • Nasdaq

    11,461.50
    -20.95 (-0.18%)
     
  • Russell 2000

    1,892.84
    +11.16 (+0.59%)
     
  • Petróleo

    80.34
    -0.88 (-1.08%)
     
  • Oro

    1,797.30
    -3.80 (-0.21%)
     
  • Plata

    23.35
    +0.51 (+2.25%)
     
  • dólar/euro

    1.0531
    +0.0002 (+0.02%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5060
    -0.0230 (-0.65%)
     
  • dólar/libra

    1.2296
    +0.0040 (+0.33%)
     
  • yen/dólar

    134.2900
    -1.0160 (-0.75%)
     
  • BTC-USD

    16,940.79
    -74.76 (-0.44%)
     
  • CMC Crypto 200

    404.33
    +2.91 (+0.72%)
     
  • FTSE 100

    7,556.23
    -2.26 (-0.03%)
     
  • Nikkei 225

    27,777.90
    -448.18 (-1.59%)
     

Tiene 70 años y sobrevive gracias a los videos sexuales que hace para OnlyFans

El rojo y el negro son los colores favoritos de la lencería que usa Michelle Hardenbrook en sus videos en OnlyFans. Hardenbrook ahora se encuentra en el 1% de las creadoras que generan más ganancias en la plataforma (Getty Images)
El rojo y el negro son los colores favoritos de la lencería que usa Michelle Hardenbrook en sus videos en OnlyFans. Hardenbrook ahora se encuentra en el 1% de las creadoras que generan más ganancias en la plataforma (Getty Images)

Michelle Hardenbrook es elocuente y segura al hablar. No tiene ningún tapujo en decir que tiene 70 años y ha ganado más dinero en los últimos dos años de lo que había hecho en toda su vida desde que publica videos sexuales en OnlyFans.

Hasta enero de 2020, su historia se asemeja a la de miles de mujeres estadounidenses que pasan su vida trabajando duro para cubrir sus necesidades más básicas. Con tres divorcios a cuestas y dos hijos que mantener, desempeñó cargos de asistente administrativa hasta que a los 55 años se quedó sin empleo y sin nuevas oportunidades laborales.

Cuando ya no tenía para pagar la renta, un amigo le sugirió que podía dedicarse a dar masajes con “finales felices” a domicilio. Desde el principio le pareció buena idea. Comenzó promocionando sus servicios en la conocida publicación de anuncios clasificados Craiglist y en poco tiempo al menos tenía el dinero suficiente para llegar a fin de mes.

Michelle cuenta, en un documental de 25 minutos sobre su vida realizado por la publicación Vice, que algunos clientes le preguntaba si podía ofrecer algo más que masajes y así fue como gradualmente se convirtió en una trabajadora sexual.

Pero la cosa se complicó con la llegada de la pandemia del COVID-19. Con 68 años a cuestas y algunos problemas de salud, a Michelle le pareció demasiado arriesgado continuar con los encuentros presenciales con sus clientes. Así que estudió varias opciones para ofrecer sus servicios sexuales online y decidió abrir su cuenta en OnlyFans, una plataforma digital de suscripción en la que los usuarios venden y compran contenido original.

Abrió su cuenta X en OnlyFans en enero de 2020. En el primer mes recibió llamadas de Austria, Suiza, Australia luego de publicar un video en Twitter en el que solicitaba compañeros sexuales “voluntarios” para realizar sus contenidos. “Ese video lo cambió todo pasé de 239 seguidores a 66.000. Uno de esos seguidores era un rapero conocido que vio el video y lo retuiteó con un comentario desagradable. Estuve a punto de bloquearlo, pero no lo hice porque cualquier publicidad es buena”.

Para su sorpresa, no sólo tenía una larga lista guapos y jóvenes voluntarios para realizar sus videos sino que ganó 33.000 dólares en su primer mes como creadora de contenidos para adultos. Ahora se encuentra en el 1% de las creadoras que generan más ganancias en ONLY Fans.

Piensa que la clave de su éxito es que existe la falsa creencia de que las personas dejan de tener sexo después de cierta edad. La gente joven piensa que las personas mayores deberían estar tejiendo mantas pero la realidad es que “podemos tejer mantas y también podemos disfrutar del sexo”, dice Michelle.

La voz de la experiencia

Nada en su discurso ni en su tono de voz denotan vergüenza. Todo lo contrario. Se siente satisfecha y orgullosa de ser una madre que puede ayudar a su hijo discapacitado con el fruto de su trabajo. También disfruta conducir su coche nuevo, luego de pasar décadas detrás del volante de vehículos destartalados. “No siento vergüenza. Me ha ganado cada centavo de todo lo que tengo”.

Al grabar el documental hace un año, cuando aún no tenía dos años trabajando en la creación de contenidos online, había ganado 205.000 dólares en OnlyFans. Alcanzar la emancipación económica siendo su propia jefa es un logro que la llega de orgullo. Sin embargo, no se duerme en los laureles ni tiene una vida dispendiosa.

Vive ajustada a un presupuesto y ahorra 2.000 dólares mensuales para comprarle una casa a su hijo que sufre una enfermedad cardíaca que no le permite trabajar.

Pero la oportunidad que la ha alejado de la pobreza también tiene su parte oscura. “Lo triste para mí es que no puedo contarles a las personas que conozco y amo sobre mi éxito porque estaría mal visto”, dijo Michelle a la publicación inglesa The Daily Star.

En el documental no menciona a su hija, pero en otras declaraciones a la prensa ha confesado que su hija no le habla desde hace años por su decisión de dedicarse al trabajo sexual.

Si hay algo que lamenta es haber crecido con la idea de que era una chica fea. Pasó su juventud haciendo dietas porque su madre y la sociedad la consideraban una mujer con sobrepeso.

Dice que su autoestimallegó a ser tan baja que guardaba en la billetera unas tarjetas en las que enumeraba todos sus defectos. Cuando alguien le decía gorda, rara o fea, ella sacaba la tarjeta y respondía que agradecía el comentario pero que eso ya se lo habían dicho.

“El sexo me ha ayudado de muchas maneras. Me expandió la mente. Creo firmemente en que todas las personas tienen el derecho de sentir placer sexual en sus vidas”, expresó.

OnlyFans en una plataforma que empodera. Tengo 70 años y finalmente estoy en un lugar en mi vida en el que no tengo que preocuparme por dinero cada segundo de cada día. Estoy muy orgullosa de mí misma. Soy la dueña de mi vida y no le debo nada a nadie”.

Michelle dice en todo reflexivo que en la vida de cada mujer llega el momento en que tiene que aceptar lo que ella es en realidad y aceptarlo. “No hay que dar excusas y si a alguien no le gusta, que se joda”.

Fuentes: Vice, The Daily Star.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

La página porno más vista: las cifras millonarias de Pornhub