U.S. markets closed
  • F S&P 500

    3,967.50
    +5.50 (+0.14%)
     
  • F Dow Jones

    33,898.00
    +41.00 (+0.12%)
     
  • F Nasdaq

    11,540.50
    +15.75 (+0.14%)
     
  • RTY=F

    1,841.20
    +3.40 (+0.18%)
     
  • Petróleo

    78.99
    +0.79 (+1.01%)
     
  • Oro

    1,768.30
    +4.60 (+0.26%)
     
  • Plata

    21.21
    +0.01 (+0.03%)
     
  • dólar/euro

    1.0355
    +0.0020 (+0.20%)
     
  • Bono a 10 años

    3.7480
    +0.0450 (+1.22%)
     
  • Volatilidad

    21.89
    -0.32 (-1.44%)
     
  • dólar/libra

    1.1988
    +0.0038 (+0.32%)
     
  • yen/dólar

    138.6160
    -0.0180 (-0.01%)
     
  • BTC-USD

    16,889.96
    +555.32 (+3.40%)
     
  • CMC Crypto 200

    400.93
    +12.20 (+3.14%)
     
  • FTSE 100

    7,512.00
    +37.98 (+0.51%)
     
  • Nikkei 225

    27,907.86
    -119.98 (-0.43%)
     

Ser representante de los superhéroes del cine está a punto de volverse mucho más complicado

Walter Hamada en Los Ángeles el 7 de septiembre de 2020. (Elizabeth Weinberg/The New York Times)
Walter Hamada en Los Ángeles el 7 de septiembre de 2020. (Elizabeth Weinberg/The New York Times)
Walter Hamada en Los Ángeles el 7 de septiembre de 2020. (Elizabeth Weinberg/The New York Times)
Walter Hamada en Los Ángeles el 7 de septiembre de 2020. (Elizabeth Weinberg/The New York Times)

LOS ÁNGELES — Walter Hamada no es un típico representante de superhéroes.

No tiene una personalidad avasallante, no es el superaficionado que se convirtió en jefe. La modesta oficina de su casa, al menos como luce a través de Zoom, tiene pocos de los típicos coleccionables de superhéroes. Hollywood ni siquiera fue su primera vocación: quería ser ingeniero mecánico.

Sin embargo, como presidente de DC Films, Hamada, de 52 años, maneja las carreras cinematográficas de la Mujer Maravilla, Batman, Cyborg, Flash, Superman y todos los demás superhéroes de DC Comics. Y la nueva ruta que ha trazado para ellos es vertiginosa.

Las películas más costosas de DC (hasta cuatro al año, a partir de 2022) están diseñadas para ser estrenadas en salas de cine, según explicó Hamada. Filmes adicionales de superhéroes (dos al año es la meta, tal vez enfocados en personajes de más riesgo como Batichica y Static Shock) se estrenarán exclusivamente en HBO Max, el recién creado servicio de emisión en continuo propiedad de WarnerMedia.

Adicionalmente, DC Films, que forma parte de Warner Bros., trabajará con cineastas para desarrollar otros productos derivados de las películas, como series para televisión que se transmitirán por HBO Max y que se interconectarán con las producciones destinadas a la gran pantalla.

“Ahora, con cada película que estamos desarrollando, pensamos: ‘¿Cuál sería su posible derivado para HBO Max?’”, dijo Hamada.

Si pensabas que ya había una superabundancia de superhéroes, solo espera.

Para lograr que todas las líneas argumentales funcionen, DC Films les presentará a las audiencias de cine un concepto de las historietas conocido como el multiverso: mundos paralelos donde existen, de manera simultánea, diferentes versiones del mismo personaje. Próximamente, por ejemplo, Warner Bros. tendrá dos sagas cinematográficas que involucran a Batman —interpretado por dos actores— en marcha, al mismo tiempo.

Ese complicado plan implica un fuerte aumento de producción. El año pasado, Warner Bros. hizo dos películas de superhéroes en acción viva, “Guasón” y “Shazam!”. En 2018, solo estuvo “Aquaman”. Las tres películas fueron grandes éxitos, destacando la oportunidad comercial de hacer más.

Por varias razones, incluidos fracasos creativos y la rotación de gerentes en DC Films (Hamada asumió el puesto en 2018), Warner Bros. ha tenido dificultades para igualar a Marvel, que es propiedad de Disney, en la taquilla. En la última década, Warner Bros. ha generado 8000 millones de dólares en todo el mundo con la venta de entradas para películas de superhéroes, incluidos los 36 millones de dólares por “Mujer Maravilla 1984”, recaudados durante el fin de semana; en comparación, Marvel se ha llevado 20.600 millones de dólares.

Resta decir que Warner Bros., que inventó las películas de superhéroes de gran presupuesto en 1978 con “Superman”, ha estado bajo presión para producir mejores resultados.

Disney ha tenido éxito, en parte, porque sus divisiones colaboran de una manera que el aislado Warner Bros. jamás ha logrado. Pero eso está cambiando. AT&T exigió una mayor sinergia entre las empresas cuando absorbió WarnerMedia en 2018.

“En el pasado éramos muy reservados”, explicó Hamada. “Para mí fue impactante observar, por ejemplo, la poca gente en la empresa que podía leer los guiones de las películas que estamos haciendo”.

Ahora más que nunca, los estudios se están apoyando en personajes y marcas preestablecidas, especialmente si sus empresas matrices están creando servicios de emisión en continuo. HBO Max tiene 12.600 millones de suscriptores activos. Netflix tiene 195 millones. ¿Cómo haces para cautivar a Wall Street y cerrar esa brecha? Empiezas poniendo a tus superhéroes a trabajar.

Este mes, Disney anunció 100 nuevas películas y programas de televisión para los próximos años, la mayoría de esos productos irá directamente a su servicio de emisión en continuo, Disney+, que tiene 87 millones de suscriptores. Marvel aportará 11 películas y 11 programas de televisión, entre ellos “WandaVision”, que se estrena el 15 de enero y en el que Elizabeth Olsen vuelve a interpretar al personaje de la Bruja Escarlata de la franquicia de “Los Vengadores”.

Warner Bros. tiene al menos la misma cantidad de películas basadas en cómics en varias etapas de gestación, incluida una continuación de “Escuadrón Suicida”; “The Batman”, en la que Robert Pattinson (“Crepúsculo”) interpreta al justiciero encapotado, y “Black Adam”, protagonizada por Dwayne Johnson como el infame personaje titular.

Las series de televisión derivadas de “The Batman” y “Escuadrón Suicida” están destinadas a lanzarse en HBO Max. La división de televisión tradicional de WarnerMedia tiene aproximadamente 25 programas de superhéroes en acción viva y animados, incluido “Superman & Lois” que llega a la cadena de televisión The CW en febrero.

On Friday, Warner Bros. released “Wonder Woman 1984” in North America, where it collected $16.7 million. Citing the coronavirus pandemic (only 39% of cinemas in the United States are open), the studio simultaneously distributed the film in theaters and on HBO Max. Warner Bros. will release its entire 2021 slate in the same hybrid fashion.

WarnerMedia provided only vague information about the sequel’s performance on HBO Max, saying in a news release that “millions” of subscribers watched it Friday. Andy Forssell, WarnerMedia’s direct-to-consumer general manager, said the movie “exceeded our expectations across all of our key viewing and subscriber metrics.”

So far, “Wonder Woman 1984” has collected $85 million worldwide, with $68.3 million coming from cinemas overseas, where HBO Max does not yet exist. The film, starring Gal Gadot and directed by Patty Jenkins, cost at least $200 million to make and an estimated $100 million to market worldwide. It received much weaker reviews than its series predecessor.

Toby Emmerich, president of the Warner Bros. Pictures Group, said Sunday that he had “fast-tracked” a third Wonder Woman movie. “Our real life Wonder Women — Gal and Patty — will return to conclude the long-planned theatrical trilogy,” Emmerich said.

Hamada rose to power through New Line, a Warner Bros. division that mostly makes midbudget horror films and comedies. Among other achievements, he worked with filmmaker James Wan and others to build “The Conjuring” (2013) into a six-film “world” with $1.8 billion in global ticket sales. (“The Conjuring: The Devil Made Me Do It” arrives in June.)

“A lot of times in studio meetings, executives just repeat buzzwords, and it becomes a joke,” Wan said. “Walt always brings something constructive, useful and important to the table. He talks to me in a language that I understand.”

When Hamada arrived at DC Films in 2018, the division was in urgent need of stability.

Two terrifyingly expensive movies, “Batman v Superman: Dawn of Justice” (2016) and “Justice League” (2017), both directed by Zack Snyder, were deemed almost unwatchable by critics. Ben Affleck, who played Batman in the films, wanted to move on, complicating sequel plans. At the same time, filmmakers were developing other DC movies that had nothing to do with the existing storylines — and, in fact, contradicted some of them.

Hamada and Emmerich had two options: Figure out how to make the various storylines and character incarnations coexist or start over.

The answer is the multiverse. Boiled down, it means that some characters (Wonder Woman as portrayed by Gadot, for instance) will continue their adventures on Earth 1, while new incarnations (Pattinson as “The Batman”) will populate Earth 2.

El concepto del multiverso ha funcionado en la televisión, pero es una estrategia arriesgada para la pantalla grande. Esas películas deben atraer a la mayor audiencia posible para poder justificar sus costos y la posibilidad de incluir demasiada sensibilidad “nerd” de cómics podría ser un obstáculo. Nuevos actores pueden encarnar un personaje; James Bond es el mejor ejemplo. ¿Pero pueden verse múltiples versiones de Ciudad Gótica a la vez en los cines?

“No creo que nadie más haya intentado esto”, dijo Hamada. “Pero el público es lo suficientemente sofisticado como para entenderlo. Si hacemos buenas películas, lo aceptarán”.

This article originally appeared in The New York Times.

© 2020 The New York Times Company