U.S. markets close in 6 hours 24 minutes

Sindicato de trabajadores automotrices de EEUU pide 2 semanas de cierre por coronavirus

Después de una huelga en una planta, United Auto Workers está presionando para el cierre de dos semanas de las plantas automotrices estadounidenses debido al coronavirus. (GETTY IMAGES NORTH AMERICA/AFP/Archivos | BILL PUGLIANO)

El sindicato United Auto Workers está presionando por el cierre por dos semanas de las plantas automotrices de Estados Unidos debido a la pandemia del nuevo coronavirus, dijeron funcionarios el martes, luego de una huelga en una planta.

La unión gremial automotriz, que tiene alrededor de 150.000 miembros en la industria automotriz de Estados Unidos, se reunirá con representantes de los "Big 3" -los "3 grandes" fabricantes- esta noche, como parte de un grupo de trabajo creado por el sindicato que incluye a ejecutivos de General Motors, Ford y Fiat Chrysler (FCA).

En una reunión con funcionarios de las compañías el domingo, el presidente de la UAW, Rory Gamble, y otros líderes sindicales solicitaron un cierre de dos semanas, dijo Gamble en un comunicado publicado el martes en Facebook.

Citando recomendaciones de los funcionarios de salud, los líderes de la UAW "solicitaron un cierre de operaciones de dos semanas para proteger a nuestros miembros, nuestras familias y nuestras comunidades", señaló Gamble.

"El liderazgo de la UAW siente con mucha fuerza, y argumentó muy fuertemente, que este es el curso de acción más responsable", anunció el dirigente a sus agremiados.

Gamble dijo que este plan fue rechazado por los líderes del "Big 3" el domingo, que pidieron dos días para preparar planes destinados a abordar sus preocupaciones.

Un portavoz de General Motors confirmó la reunión de este martes y agregó en un correo electrónico que "los miembros del grupo de trabajo han estado trabajando diligentemente desde el domingo y ese trabajo continúa".

El lunes por la noche, los trabajadores abandonaron el trabajo en una planta de camiones de Warren, Michigan, a las afueras de Detroit, confirmó FCA.

En Estados Unidos como en otros países las aerolíneas han congelado los vuelos, las escuelas y liceos han cerrado, así como muchos comercios, bares y restaurantes.