Anuncios
U.S. markets open in 2 hours 9 minutes
  • F S&P 500

    4,560.00
    -16.50 (-0.36%)
     
  • F Dow Jones

    36,168.00
    -100.00 (-0.28%)
     
  • F Nasdaq

    15,786.50
    -82.50 (-0.52%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    1,882.90
    -2.00 (-0.11%)
     
  • Petróleo

    72.96
    -0.08 (-0.11%)
     
  • Oro

    2,041.30
    -0.90 (-0.04%)
     
  • Plata

    24.65
    -0.26 (-1.03%)
     
  • dólar/euro

    1.0819
    -0.0018 (-0.16%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2880
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    13.33
    +0.25 (+1.91%)
     
  • dólar/libra

    1.2621
    -0.0011 (-0.09%)
     
  • yen/dólar

    147.1510
    -0.0060 (-0.00%)
     
  • Bitcoin USD

    41,813.65
    +175.45 (+0.42%)
     
  • CMC Crypto 200

    857.79
    -0.93 (-0.11%)
     
  • FTSE 100

    7,468.56
    -44.40 (-0.59%)
     
  • Nikkei 225

    32,775.82
    -455.45 (-1.37%)
     

Sorpresivo regreso del expresidente Morales potencia el colapso de la deuda boliviana

(Bloomberg) -- Una publicación en redes sociales del expresidente boliviano Evo Morales, que dirigió la nación durante casi 14 años, ha vuelto a poner al país latinoamericano en la mira de los inversionistas de bonos.

Lo más leído de Bloomberg

Los bonos de Bolivia con vencimiento en 2028 han perdido 10 centavos por dólar desde que el líder indígena de izquierda anunció el 24 de septiembre que planeaba postularse para la presidencia en 2025, uno de los peores resultados en los mercados de deuda soberana mundiales para dicha duración.

El sorpresivo intento de Morales de volver a la presidencia añade un nuevo nivel de riesgo político a un país que ya se debilita por una crisis económica que ha visto cómo se agotan las reservas de dólares del banco central. Esto amenaza la fijación de la tasa de cambio que ha durado más de una década y cuyo fin haría más difícil cumplir con los pagos de deuda por US$2.360 millones.

“Estamos entrando en un período de inestabilidad política en medio del deterioro de la dinámica de la balanza de pagos”, dijo Nathalie Marshik, directora general de renta fija para América Latina de BNP Paribas SA. “No hay apoyo para los bonos”.

Los bonos más líquidos del país, con vencimiento en 2028, recuperaron algunas pérdidas el miércoles y subieron a alrededor de 50 centavos por dólar, pero aún se encuentran cerca del nivel más bajo desde mediados de abril, cuando el banco central impuso estrictos controles de capital para impedir la compra de dólares.

El rendimiento extra que exigen los inversionistas por mantener los bonos del país en sus carteras en lugar de comprar bonos equivalentes del Tesoro de Estados Unidos ha aumentado más de 9 puntos porcentuales este año, a alrededor de 15 puntos, según datos de JPMorgan Chase & Co. Esto corresponde a territorio de riesgo crediticio, lo que indica que muchos esperan que el país caiga en default.

Larga gestación

La crisis de Bolivia lleva años gestándose: la caída de las exportaciones de gas natural ha provocado un pronunciado déficit de cuenta corriente, lo que ha agotado las reservas del banco central durante los últimos ocho años, mientras que el tipo de cambio fijo limita otras exportaciones.

Los últimos datos disponibles en el sitio web de la autoridad monetaria, que datan de abril, muestran que las reservas netas alcanzan los US$3.160 millones, de los cuales US$2.760 millones estaban en oro. Desde entonces, el banco central señaló en un informe trimestral que vendió US$1.000 millones en oro, lo que lo deja con alrededor de 26 toneladas.

Los representantes del banco central no respondieron a los mensajes en busca de comentarios.

Este año, la gente formaba una fila de tres cuadras para comprar dólares en las ventanillas del banco central en medio de crecientes temores de que las menguantes reservas de efectivo del país obligarían a una devaluación de la moneda boliviana. Ahora cualquiera que quiera comprar dólares debe concertar una cita con semanas, o meses, de antelación.

Mientras tanto, El bolívar se cotiza en el mercado negro a 7,5 por dólar, frente a alrededor de 6,9 ​​al tipo de cambio oficial.

Según Marshik, el alza de los precios del petróleo también está aumentando el costo de los subsidios, lo que crea una mayor sangría en los equilibrios fiscales y aumenta la presión sobre las autoridades para que impriman más dinero.

“Es difícil justificar una inversión larga en Bolivia”, afirmó.

Aversión al riesgo

Una liquidación generalizada en los mercados emergentes también está frenando la demanda de deuda boliviana, según Oren Barack, director general de renta fija de Alliance Global Partners, con sede en Nueva York.

“La combinación de las perspectivas de tasas más altas durante más tiempo de EE.UU. y la acritud en el Congreso está creando un entorno de aversión al riesgo”, dijo Barack. “Bolivia tiene una deuda soberana de mercados emergentes con beta más alta y está sintiendo el golpe”.

Pero algunos dicen que la crisis puede haber ido demasiado lejos. Todavía falta mucho para las elecciones y Bolivia no tiene que hacer ningún pago de principal de su deuda en dólares hasta 2026. Antes de eso, el banco central solo necesita encontrar US$108,8 millones para pagos de intereses, tanto en 2024 como en 2025, según datos compilados por Bloomberg.

“Falta mucho para las elecciones de 2025, por lo que puede llegar allí simplemente arreglándoselas con más controles de capital y utilizando las reservas que tengan”, dijo Ricardo Penfold, director general de Seaport Global Holdings LLC. “Su solución sería simplemente acudir al FMI y obtener financiación multilateral, y no necesitarían reestructurar su deuda externa. Es una solución fácil sobre el papel, pero políticamente es costosa”.

Es tan costosa, que puede que no suceda, lo que haría que los bonos que ya no son líquidos caigan aún más.

“Hay algo de valor en estos niveles”, dijo Barack. “Pero es probable que veamos una mayor presión sobre los bonos a medida que los rendimientos estadounidenses suben y espero que los mínimos aún estén un poco más lejos”.

Es una opinión que reiteró EMFI Group Ltd, que recientemente cambió su recomendación de los bonos soberanos del país de “mantener” a “vender”.

“Las crisis no siempre crean oportunidades”, según el informe del EMFI. “Aunque no esperamos un default en el corto plazo, el Gobierno continúa negándose a abordar los desequilibrios macroeconómicos clave o a recurrir a un programa del FMI, lo que significa que hay más vientos en contra que posibles catalizadores positivos en el horizonte”.

Traducido por Paulina Steffens.

Nota Original:Surprise Comeback of Ex-Leader Fuels Meltdown in Bolivian Debt

--Con la colaboración de Sergio Mendoza.

©2023 Bloomberg L.P.