U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,070.56
    +10.13 (+0.25%)
     
  • Dow Jones

    33,978.08
    +28.67 (+0.08%)
     
  • Nasdaq

    11,621.71
    +109.30 (+0.95%)
     
  • Russell 2000

    1,911.46
    +8.39 (+0.44%)
     
  • Petróleo

    79.38
    -1.63 (-2.01%)
     
  • Oro

    1,943.90
    -2.80 (-0.14%)
     
  • Plata

    23.73
    -0.30 (-1.23%)
     
  • dólar/euro

    1.0874
    -0.0018 (-0.16%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5180
    +0.0250 (+0.72%)
     
  • dólar/libra

    1.2395
    -0.0012 (-0.10%)
     
  • yen/dólar

    129.8000
    -0.3530 (-0.27%)
     
  • BTC-USD

    23,221.11
    +116.53 (+0.50%)
     
  • CMC Crypto 200

    526.66
    +9.65 (+1.87%)
     
  • FTSE 100

    7,765.15
    +4.04 (+0.05%)
     
  • Nikkei 225

    27,382.56
    +19.81 (+0.07%)
     

Stephanie Frappart llega a lo más alto de su periplo arbitral en el Mundial

Mundial de Qatar - Costa Rica vs. Alemania

Por Noemie Olive Manuel Ausloos

PARÍS, 1 dic (Reuters) - Cuando Stephanie Frappart dio el pitazo inicial el jueves en el césped del estadio Al Bayt, se convirtió en la primera mujer que arbitra un partido del Mundial masculino, completando así una trayectoria que comenzó hace casi 30 años en las afueras de París.

La francesa de 38 años, que llevó las riendas del último partido del Grupo E entre Alemania y Costa Rica, jugó al fútbol entre los 10 y los 13 años en Herblay-sur-Seine antes de cambiar de camino para convertirse en árbitro.

"Vi a Steph correr alrededor del estadio, 12 kilómetros, dos o tres veces a la semana para estar al nivel que tiene ahora en el campo", dijo Philippe Calve, expresidente del FC Herblay-sur-Seine, el jueves a Reuters.

"Si quieres arbitrar partidos masculinos, más vale que estés a tope a nivel físico. Y ella ha hecho lo necesario para estar físicamente en lo más alto", agregó.

Frappart se convirtió en la primera mujer en arbitrar un partido de la Ligue 1 francesa en 2019, y en la primera mujer en oficiar un partido de la Liga de Campeones masculina en 2020.

El año pasado se convirtió en la primera mujer en dirigir un partido de clasificación al Mundial.

"Este era el último punto de la lista de cosas que podía hacer, ha estado batiendo todos los récords desde el principio. Trabaja mucho. Tenía el objetivo de ir al Mundial masculino y lo ha conseguido gracias a sus cualidades y su trabajo", añadió Calve. "Estamos muy orgullosos. Ayer le envié un mensaje, como siempre, para decirle que estaría a la altura".

Frappart ha hecho donaciones periódicas a su antiguo club y lo visita regularmente.

"Ella sigue siendo humilde. Es capaz de charlar con cualquiera, desde la persona que se encuentra en un bar, hasta alguien de la calle o un simple niño", añadió Calve. "Ella no ha cambiado. Todos los que la conocen lo saben".

Frappart es el orgullo del pueblo, y una inspiración.

"Para mí es un orgullo (que una mujer arbitre en el Mundial masculino por primera vez) y es un paso adelante para nuestros derechos, al permitir que (las mujeres) ocupen más puestos que se dan en prioridad a los hombres", dijo a Reuters Dominique Edeyer, propietaria de un café en Herblay.

Calve añadió: "Tengo una joven de unos 15 o 16 años que ha empezado a arbitrar. Tiene un objetivo, hacer lo que hace Steph. Quiere hacer lo mismo".

(Reporte de Julien Pretot en Doha. Editado en español por Javier Leira)