Anuncios
U.S. markets open in 6 hours 29 minutes
  • F S&P 500

    5,092.50
    -9.00 (-0.18%)
     
  • F Dow Jones

    39,147.00
    -42.00 (-0.11%)
     
  • F Nasdaq

    17,940.25
    -50.75 (-0.28%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,015.50
    -5.00 (-0.25%)
     
  • Petróleo

    76.17
    -0.32 (-0.42%)
     
  • Oro

    2,044.00
    -5.40 (-0.26%)
     
  • Plata

    22.83
    -0.15 (-0.64%)
     
  • dólar/euro

    1.0833
    +0.0011 (+0.10%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2600
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    13.75
    -0.79 (-5.43%)
     
  • dólar/libra

    1.2676
    +0.0004 (+0.03%)
     
  • yen/dólar

    150.4830
    +0.0430 (+0.03%)
     
  • Bitcoin USD

    51,299.48
    -419.65 (-0.81%)
     
  • CMC Crypto 200

    885.54
    0.00 (0.00%)
     
  • FTSE 100

    7,706.28
    0.00 (0.00%)
     
  • Nikkei 225

    39,233.71
    +135.01 (+0.35%)
     

El Sub 20 recorrió un camino hasta llegar a este fracaso que lo deja sin Sudamericano, sin Mundial, sin Panamericanos y... ¿sin DT?

Ya está, ya se terminó el Sudamericano Sub 20 de Colombia para Argentina, que perdió tres de sus cuatros partidos en el grupo A; el Mundial y los Juegos Panamericanos no contarán con el equipo de AFA.
Ya está, ya se terminó el Sudamericano Sub 20 de Colombia para Argentina, que perdió tres de sus cuatros partidos en el grupo A; el Mundial y los Juegos Panamericanos no contarán con el equipo de AFA. - Créditos: @Fernando Vergara

Se evaporó la esperanza. La ilusión se consumió en 48 horas. El triunfo mínimo contra Perú pertenece al pasado y ahora quema el presente. Y llora el futuro. La noche de Cali confirmó el escenario que nadie deseaba: la eliminación de la Argentina del campeonato Sudamericano Sub 20. La selección perdió por 1-0 contra Colombia y quedó excluida del hexagonal final en la fecha decisiva del grupo A. Cuatro partidos, apenas, y una gigantesca frustración para un plantel que arribó a Cali con cartel de favorito y retornará envuelto por la decepción. La Argentina no irá al Mundial de la categoría en Indonesia, pero tampoco estará en los Juegos Panamericanos de Santiago, Chile... El paso atrás es inocultable, como esas lágrimas que anoche los chicos no podían disimular.

Otra vez los juveniles exponen la ausencia de un proyecto, de una línea de trabajo: desde el Mundial Canadá 2007, cuando en se levantó por última vez el máximo trofeo, los ciclos fueron cambiando de director cada dos años. Imposible en ese revoltijo trazar un plan, diseñar una conexión que globalice las distintas categorías, para que el fútbol nacional ofrezca un sello distintivo en el juego y, en sintonía, enuncie las premisas formativas y de resultado sin importar la edad ni el torneo.

El gol de Colombia... facilitado por Argentina

La Argentina, el país de los últimos campeones del mundo y que con seis coronas se ofrece líder en el planeta Sub 20, faltó a tres de las últimas siete citas (2009, 2013 y ahora, 2023). El éxito de la selección mayor, entonces, no deberá tapar la desilusión. Si los llamados de atención se repiten y las alarmas se encienden con mayor velocidad, los responsables deberán observar, analizar, tomar medidas y corregir el rumbo antes de volver a estrellarse. Mirar de reojo y hacerse los distraídos, porque una movida dio en el blanco no es sinónimo de grandeza y muy poco tiene que ver con la elaboración de un programa: es solo un acierto en un juego que tiene más de azar que una idea que perdure al paso del tiempo.

Si la consagración argentina en Qatar 2022 tuvo al vértigo de los volantes, la firmeza de los zagueros, las puntuales apariciones del arquero y las genialidades de estrellas como Messi, Di María o el juvenil Julián Álvarez como estandartes, lo que mostró el Sub 20 en los partidos en Cali resultó la antítesis: la posesión sin avanzar en el terreno y la falta de explosión para atacar en los metros finales concluyó en que la formación se presente como un equipo previsible para lastimar. Sin sorpresa, los rivales apelando al orden mantuvieron a raya el peligro y aplicando velocidad expusieron los vicios defensivos de la selección, que se enredó entre desajustes colectivos y errores individuales. La primera bofetada la dio Paraguay, ganando 2-1, y luego profundizó Brasil, con el triunfo 3-1.

La desazón de los juveniles albicelestes

Para el juego con Perú, el seleccionador Javier Mascherano pateó el tablero y promovió nueve cambios, respecto al equipo que había caído contra el Scratch: solo el capitán Gino Infantino y el extremo Brian Aguirre se mantuvieron en la formación. Anoche fueron titulares Herrera; Aguilar, Di Lollo, Gómez, Aude; Paz, Infantino, Perrone; Encinas; Aguirre y Maestro Puch. Cuatro modificaciones: salieron Ciccioli, Marco, Vallejo y Véliz. Pero el equipo tampoco encontró circulación ni creatividad en el primer tiempo. Apenas, intentó inquietar con algunos remates de median distancia. Colombia, claro, nunca se sintió apurada; el empate le alcanzaba para avanzar junto con Paraguay y Brasil.

Menos de un año es el tiempo de trabajo de Mascherano al frente de la Sub 20. El mismo entrenador que a inicios de 2021 fue presentado como director del Departamento de Metodología y Desarrollo, un programa amplio e integral para las selecciones masculinas y femeninas. En las diferentes convocatorias que ensayó en los cuatro torneos que la Argentina jugó bajo su mando, hay nombres que se repiten: el zaguero Di Lollo, el único con presencia perfecta; Gomes Gerth, Paz, González, Giay, Génez, Marco, Aguilar y Ciccioli aparecieron en tres; Perrone, Gómez, Infantino y Véliz, todos con rodaje en primera, en cambio fueron liberados por los clubes en una oportunidad. La AFA y los clubes tendrán que llegar a un acuerdo para que los juveniles vuelvan a ser relevantes y no una rueda que gira como puede y que solo toma impulso cada dos años, al momento de los torneos Sudamericanos. La cesión de jugadores cada vez es más compleja, porque los dirigentes y los DT no quieren ser apuntados por los simpatizantes de esmerilar el plantel en detrimento de nutrir a los juveniles en los torneos preparatorios.

Javier Mascherano padeció todo el certamen, que habría sido su último en la conducción del sub 20 argentino; tiene pendiente hablar con Claudio Tapia, el presidente de AFA.
Javier Mascherano padeció todo el certamen, que habría sido su último en la conducción del sub 20 argentino; tiene pendiente hablar con Claudio Tapia, el presidente de AFA. - Créditos: @Fernando Vergara

La inclusión de futbolistas que se destacaron en el último semestre en el torneo argentino fue una de las razones que dinamitaron el equipo que no superó la etapa de grupos en Mendoza 2013. Marcelo Trobbiani, empujado por las actuaciones de nombres como Ricardo Centurión, Lucas Melano, Agustín Allione, Luciano Vietto… desarmó la estructura con la que estuvo trabajando y con la que siempre jugó las finales –ganó dos– de los cuatro torneos preparatorios.

La Argentina había enseñado sus mejores intenciones el miércoles pasado para doblegar a Perú, el peor equipo de los cinco que jugaron en Cali. Apenas se trató de un espejismo. Y otra vez los errores propios, las responsabilidades internas para favorecer al rival. Pateó Juan Fuentes y se le filtró la pelota entre las manos al arquero Franco Herrera (como en otro partido, a Gomes Gerth). Derrota insalvable. Después de tres caídas en cuatro fechas, la despedida es incuestionable. Nada salió bien y se acabó la historia. Precipitadamente. La AFA tendrá que tomar nota. El final de la noche descubrió a todos envueltos en la desilusión.